Presidente Maduro denuncia regreso del fascismo para quebrantar la paz del continente

Foto: Prensa Presidencial

El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció este lunes el regreso del fascismo en América Latina con el objetivo de quebrantar la paz y estabilidad del continente.

Texto: AVN

“Hoy podemos comprobar el rebrote peligroso de figuras fascistas, xenófobas, en el marco de la política latinoamericana que amenazan gravemente la paz y la estabilidad de todo el continente latinoamericano y suramericano”, expresó el jefe de Estado en declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión desde el Poliedro de Caracas, durante el acto de clausura del IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En este sentido, advirtió que las nuevas figuras fascistas que han surgido en la región — como es el caso de Brasil con el militar Jair Bolsonaro, quien logró este domingo el 46,33% de los votos en los comicios presidenciales — utilizan a Venezuela como “centro de campaña de odio”.

“No tengo duda que ninguno de esos fascistas podrá hacerle daño a la Revolución Bolivariana, pero tampoco tengo duda del daño que puede provocar a los pueblos hermanos de América Latina”, subrayó el Mandatario Nacional.

Al respecto, exhortó a los movimientos y organizaciones sociales, así como a Gobiernos de la región a la unión y a la defensa de Venezuela frente a los hechos fascistas que pueden atentar con la estabilidad del continente.

“Estamos a tiempos de reaccionar frente al brote fascista de América Latina, y que Venezuela necesita ser defendida como uno de los baluartes antifascistas que ha resistido al golpismo y que está victoriosa ante la intolerancia de esa ideología antiderecha”, enfatizó el mandatario venezolano.

“Una campaña mundial se desata sobre Venezuela. Algo bueno debemos estar haciendo en Venezuela para ser el centro del ataque del fascismo y la derecha internacional”, agregó durante su participación en el Congreso del PSUV.

Indicó que estas acciones fascistas fueron iniciadas por grupos de derecha nacional durante varios años, con el objetivo de frenar y derrotar a la Revolución Bolivariana impulsada hace 19 años por el comandante Hugo Chávez, quien también fue blanco de ataques durante su gestión presidencial.

“Cuando empezamos a denunciar el terrorismo mediático internacional y empezamos a calificar a la derecha venezolana como una derecha neofascista, golpista, algunos compañeros de Suramérica y de Europa nos decían que eso era una exageración. Ha pasado el tiempo. Lo peor de todo, no es que en Venezuela la derecha esté derivando a una derecha antidemocrática, neofascista, intolerante, golpista. Lo peor es que esta derecha, desde Venezuela, está infectando de fascismo a toda la derecha latinoamericana y mundial”, recalcó.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en