Exdirector de la OFV creó fundación para apoyar a los artistas venezolanos

Por iniciativa del experimentado violinista y exdirector titular de la Orquesta Filarmónica Venezuela, Luis Miguel González, ya está dando sus pininos la Fundación para el Impulso y el Desarrollo del Artista Venezolano (Fidav), una propuesta que busca brindar apoyo, principalmente a los músicos del país, para sortear algunas vicisitudes que se han agudizado a causa del complejo contexto económico del país.

Texto: Correo del Orinoco 

En un primer momento la Fidav concentra su trabajo en encontrar la manera de proveer a músicos que tengan méritos artísticos y manifiesten la necesidad de insumos como por ejemplo cuerdas, lengüetas de instrumentos de viento, perrubias, partituras y cerdas de arcos, entre otros.

Insumos y educación

Según explicó González, ese trabajo se ha podido cumplir hasta ahora gracias al contacto con alumnos que ha tenido a lo largo de 40 años de trayectoria como maestro, muchos de los cuales están cursando estudios superiores en el exterior y han establecido alianzas con sus respectivas instituciones educativas donde les permiten recolectar este tipo de insumos musicales para donarlos a nuestro país.

Igualmente gracias a las relaciones establecidas a lo largo de su carrera musical, Luis Miguel González consiguió una dotación de cuerdas que está por llegar al país, donadas por una fábrica canadiense.

El exdirector titular de la OFV aclaró que la Fidav no es simplemente una institución a la que pueda acudir cualquier persona a pedir cuerdas. “Son muchas personas las que tienen esas necesidades. La donación de estos insumos es a discreción de la Fidav a las personas que se les vea su entrega, su tesón y, por supuesto, la necesidad”, advirtió.

Otra de las lineas de acción de la recién nacida fundación es ofrecer seminarios, talleres y clases magistrales, principalmente a niñas, niños y jóvenes, principalmente del interior del país donde la carencia de docentes es más crítica.

Tecnología para ayudar

En este particular Luis Miguel González ya tiene varios años trabajando, en la medida que sus compromisos laborales y artísticos se lo permiten. Ahora, ya dedicado enteramente a la fundación, por los momentos ya tiene previsto asistir a San Juan de Los Morros, San Cristóbal y Barinas.

“Por ejemplo, voy a San Juan de Los Morros por unas personas que hicieron contacto conmigo y entre un grupo van a hacer posible el alojamiento y la alimentación durante tres días. Como podemos van saliendo las cosas, pero es necesario sistematizar eso. Lo ideal es que la fundación pueda conseguir recursos para poder enviar a un maestro, que asuma eso como un compromiso, con las condiciones adecuadas y además, poder darle honorarios”, proyectó el violinista.

De momento solo están Luis Miguel González y el también violinista Abimael Meléndez. La propuesta es poder sumar a otros maestros, no para engrosar la nómina de la incipiente fundación sino para solicitar su apoyo de manera independiente.

Por otra parte, el presidente de la Fidav también tiene entre sus planes utilizar la tecnología y las redes sociales para poder ofrecer clínicas, talleres y seminarios a distancia, vía red social Skype. No obstante, para poder concretar este proyecto necesita equipos que de momento no posee.

“Yo no soy muy ducho en la tecnología, pero gracias al apoyo del ingeniero de sonido y gran amigo Tomás Cardona, ya sabemos lo mínimo que necesitamos para hacer esto de manera adecuada. Ahora estamos buscando apoyo para poder cumplir con estos requerimientos”, declaró González.

Mucho por hacer

Otro tipo de atención que pretende prestar Fidav es atender casos como el ocurrido recientemente al joven José Viera, discípulo del maestro Del Castillo, del estado Lara, quien llegó a Caracas para viajar a una competencia internacional en Colombia.

“Hubo que hacer magia para conseguirle alojamiento y comida en Caracas, amén del milagro que se hizo para conseguirle un boleto a Colombia. Lo mejor fue que ganó la competencia con su talento extraordinario”, contó González.

El principio

Luis Miguel González cumplió hace poco más de 40 años dentro de la administración pública, por lo cual se jubiló luego de ejercer, en los últimos dos o tres años, la dirección titular de la OFV. Una vez fuera de estos compromisos que incluyen también la parte administrativa decidió combinar su experiencia como músico y docente para convertirse en parte de la solución de los problemas que aquejan a parte del sector artístico en la actual situación que atraviesa el país. No obstante, reconoce que necesita ayuda para seguir ayudando.

Para establecer contacto con la Fidav, bien para apoyar o solicitar apoyo pueden escribir al correo electrónico fidavene@gmail.com conectarse con las cuentas en redes sociales @fidavenezuela en Instagram y fundación FIDA Venezuela en Facebook.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en