Ernesto Villegas en el 185° aniversario de la Biblioteca Nacional: “Es una de las columnas de nuestra memoria” (+Fotos)

Una mañana plena de júbilo y alegría se vivió en el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas este 13 de julio, al conmemorar 185 años de la creación de la primera primera biblioteca pública del país, donde sus trabajadores y trabajadoras participaron de una apretada agenda histórica, cultural y social. La programación inició cuando con verdadero orgullo bibliotecario y sentido de pertenencia, el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas Poljak, en compañía del director de la Biblioteca Nacional, Sady Loaiza Escalona, recibieron de vuelta los 133 ejemplares originales del Correo del Orinoco, de manos del general de división Raúl Antonio Spallone Márquez y su comitiva, encargados de custodiar el Semanario de Angostura durante la Ruta de la Victoria, que se inició el pasado 22 de junio.


Texto y fotos: Prensa IABNSB

Satisfechos por la importante misión cumplida, los representantes de las FANB colocaron la joya documental en manos del ministro Villegas, quien expresó: “Para nosotros es verdaderamente emocionante haberlos visto llegar con los 133 ejemplares en sus manos, regresando a casa… Primero por el contenido mismo, que ha despertado pasiones inimaginables a su paso…Y segundo, las y los trabajadores bibliotecarios están felices de haber compartido ese tesoro, del que han sido celosos custodios por largos años, pero de nada sirve atesorarlos si nuestro pueblo no se apodera de ellos”.

Luego de detallar el significativo recorrido realizado por el Correo del Orinoco, para conmemorar su bicentenario, el ministro afirmó: “Hoy estamos cumpliendo uno de los cometidos de la Biblioteca Nacional, ella se debe a la patria venezolana y se está reafirmando también la seriedad del gobierno que encabeza el presidente Nicolás Maduro Moros y de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas”.

Villegas hizo alusión a que cuando los 133 ejemplares salieron, no faltó quien dudara de que regresarían a su casa, debido a una campaña que pretende mal poner a la FANB con su pueblo, y que podrían tener efecto en algunos sectores. “Esa campaña recibe hoy una derrota, gracias al celo, la seriedad y responsabilidad con la que ustedes han manejado este material, lo cual merece nuestro reconocimiento, y a partir de este momento pueden considerarse miembros honorarios de la Biblioteca Nacional de Venezuela, le expresó al general Spallone.

Seguidamente, y dando continuidad a una campaña dirigida a los escritores, creadores, fotógrafos y cineastas, para que consignen en la Biblioteca Nacional sus manuscritos y documentos originales, a fin de que esta no sólo sea custodia y recipiente de documentos de larga data, sino que también se mantenga viva y vaya al paso del presente Siglo XXI, el ministro Ernesto Villegas, haciendo honor al adagio de que “la ley entra por casa”, con la mayor generosidad y desprendimiento, entregó sus archivos originales al director de la Biblioteca Nacional, profesor Sady Loaiza.

“Hoy hago entrega de seis cajas contentivas de libros, documentos oficiales, Cds, recortes de prensa, artículos de opinión, fotografías y manuscritos con la primera versión de “Abril Golpe adentro”, cuyo título inicial era “La Delación”, originales del Informe de los fiscales que investigaron los sucesos del Puente Llaguno el 11 de abril del 2002, varios libros que devoré para extraer los fragmentos que resultaron de interés para mi investigación, y adicionalmente estoy entregando un cúmulo de documentos sobre la voladura del avión de Cubana de Aviación el 06 de octubre de 1976, sobre el cual junto con mi colega y amigo Alexis Rosas, publicamos el libro “El terrorista de los Bush”, enumeró el ministro.

De igual forma, aseguró que mucha de la información y documentos que consignaba eran originales, que posiblemente no existían en ningún otro lugar del mundo y que como periodistas pudieron acceder a ellos, copias de los cuales se entregaron en su momento ante la Fiscalía General de la República, para solicitar la extradición de Luis Posada Carriles, tales como sus pasaportes originales.

“Ojalá estos documentos sirvan para que los investigadores de hoy y de mañana continúen indagando sobre esta parte de nuestra historia, todos estos materiales salen del archivo particular de un periodista, para ponerlos a disposición de todas y todos los que deseen revisarlos, sin ningún distingo, ni condición política ni social, porque las puertas de la Biblioteca Nacional están abiertas para todas y todos, aquí tenemos una de las columnas de nuestra memoria, de una parte indispensable de la integridad de las y los venezolanos de la identidad de nuestro país”, dijo.

A continuación los presentes se dirigieron al Mausoleo del Libertador Simón Bolívar, a objeto de realizar una ofrenda floral, ante los restos mortales del Padre de la Patria, junto a los representantes de los gremios de la Biblioteca Nacional: Martha Betancourt, presidenta de la Asociación de Jubilados y Pensionados, Ajupebina y Julio Frias, Secretario General del Sindicato de Empleados. Allí les esperaban diversos integrantes de las legaciones diplomáticas acreditadas en Venezuela, quienes presentaron su salutación y buenos deseos a las y los trabajadores bibliotecarios.

Para finalizar, el ministro Villegas transmitió las felicitaciones y buenos deseos del presidente Nicolás Maduro Moros para la Biblioteca Nacional; mientras que sus trabajadores y trabajadoras participaron de una celebración eucarística, presidida por el Padre Omar José Gómez, Capellán del Cuartel de la Montaña, quien bendijo a la institución y oró de manera particular por todas y todos los compañeros difuntos, los 24 años de AJUPEBINA y los distintos grupos y programas que hacen vida en la institución cultural más antigua del país.

1
Dejar un comentario

avatar
600
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
  Subscribe  
Notificar en
Antonio Rodero
Invitado
Antonio Rodero

¿Ernesto Villegas en su 185° aniversario? Quién lo diría… La verdad es que no parece tan viejo.