Artistas venezolanos celebraron con música 39 años de la Revolución Sandinista (+Fotos y audio)

Con música y poemas artistas venezolanos celebraron este jueves los 39 años que cumplió la Revolución Sandinista de Nicaragua. El acto de solidaridad con el país centroamericano se desarrolló en los espacios abiertos del Teatro Teresa Carreño con la presencia del ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, y la embajadora nicaragüense en Caracas, Yaoska Calderón Martínez. Allí, el Grupo Ahora es Ahora, la rectora de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte), Alejandra Reyes, y el cantante Alejandro Primera entonaron cantos relacionados con la lucha revolucionaria y de fraternidad con el pueblo nicaragüense.


Texto: AVN y Alba Ciudad

Escuche el audio

El acto se realizó a propósito de la conmemoración del Día de la Revolución Popular Sandinista, en alusión a la derrota por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el 19 de julio de 1979, de la dictadura de Anastasio Somoza, el último de esa familia que ocupó el poder que imperó en la nación por casi medio siglo.

También asistió el grupo cultural Nuestra América y la cantautora y poetisa Yadira Pirela, quien cantó un poema del escritor y político nicaragüense Tomás Borge.

La embajadora Yaoska Calderón Martínez recordó que los acontecimientos que se viven en Nicaragua en la actualidad son muy similares a los que vivió el año pasado el pueblo venezolano. “Es el mismo guión, el golpe suave; las protestas sociales comenzaron en Nicaragua con la aprobación del decreto de la reforma para la Seguridad Social, que fue inmediatamente derogada por el presidente Daniel Ortega”, recordó. Señaló, sin embargo, que los medios de comunicación publicaron noticias falsas sobre la muerte de un estudante universitario, el cual nunca existió; “esta información sirvió como detonante de los hechos acaecidos a partir del 18 y 19 de abril”, explicó la diplomática.

Señaló que grupos interesados en la ruptura del orden constitucional, ajenos a la movilización social por la que supuestamente iniciaron las manifestaciones, “dieron paso a una asonada que trajo secuestros, torturas y muertes de hermanos nicaragüenses, además de saqueos, incendio de instituciones públicas y privadas, unidades de policía, viviendas de simpatizantes y dirigentes del FSLN, de funcionarios públicos, de centros y equipos de salud, educación y alcaldías”.

Indicó que este patrón delictivo se replicó en algunas de las principales ciudades del país, lo que reveló una planificación y organización financiada, con la participación de grupos armados. También señaló un sinfín de noticias falsas y manipuladas en medios de comunicación y redes sociales. Indicó que las recientes elecciones le dieron la victoria a Daniel Ortega, que las reglas las pone la Constitución a través del pueblo, no pueden cambiarse de la noche a la mañana, y que, si los golpistas quieren llegar al gobierno, que busquen los votos del pueblo.

En estos 39 años de la Revolución Sandinista -indicó la embajadora- el pueblo nicaragüense continuará luchando “por la paz, el trabajo, el progreso, el ser libres y el dejar de ser esclavos”.

El ministro de Cultura, Ernesto Villegas, señaló que atrás quedó el tiempo en el que “una dinastía dictatorial y tiránica asolaba Nicaragua como parte de aquella internacional de las espadas, en el que florecieron gobiernos militares de derecha”, como el de Anastasio Somoza, alentada y propiciada por el gobierno de Estados Unidos. “Eso se tradujo en muerte y sojuzgamiento tiránico de este pueblo aguerrido y batallador”, con una gran historia de agresiones e invasiones. “Fue la revolución popular sandinista la que marcó un antes y un después; por primera vez Nicaragua fue una república verdaderamente libre e independiente con la entrada de los sandinistas en Managua”, señaló.

Evocó la campaña de alfabetización nicaragüense, en la que participaron también numerosos venezolanos. “Al lado de esa hermosa iniciativa, la maquinaria imperial sembró el germen de la violencia contra esa hermosa revolución, y establecieron bases armadas tanto en Honduras como en Costa Rica. Y minaron los puertos de Nicaragua, para evitar que entraran o salieran barcos con medicinas y alimentos” para los habitantes del país.

El ministro de Cultura recordó que el terrorista Luis Posada Carriles participó en el mecanismo conocido como Irán-Contras, que incluyó un sistema de financiamiento por tráfico de drogas para armar a la contrarrevolución. “Pero a nadie se le ocurrió proponer sanciones a Honduras o Costa Rica porque en sus territorios funcionaran bases militares contra Nicaragua. A nadie se le ocurría establecer un cerco sanitario contra la Nicaragua de Somoza”.

En la Nicaragua sandinista de los años ochenta también la derecha apeló al establecimiento de un mecanismo terrible de hiperinflación. “El pueblo nicaragüense, desesperado, cayó lamentablemente en el chantaje al que lamentablemente se le implantó por la vía electoral”. Recordó que Daniel Ortega reconoció el triunfo de Violeta Chamorro, y hubo 15 años de gobierno de la derecha en el país, hasta que el FSLN vuelve a ganar democráticamente y Ortega vuelve al poder, en un momento histórico distinto.

“Hoy asistimos preocupados, sensibilizados, ante las informaciones que nos llegan de Nicaragua”, país que hoy es escenario de nuevas agresiones. “No queremos interferir en los asuntos internos de los nicaragüenses; sólo queremos apostar con ustedes al triunfo del diálogo como mecanismo político. Que puedan abrirse en medio de las dificultades, sin ceder la soberanía y manteniendo las conquistas que el pueblo sandino tanto luchó por obtener”.

“Todo podemos discutirlo, pero no renunciamos a la venezolanidad, a nuestra vocación Nuestro Americana y a nuestra identidad latinoamericana. ¡Todo lo demás podemos discutirlo”, exclamó. “No podemos arriar las banderas, ¡y a la revolución jamás entregarla, porque es entregar a la Patria!”, indicó el ministro.

 

 

 

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en