Falleció la elefanta Ruperta del Zoológico de Caricuao

Foto: Ministerio de Ecosocialismo y Aguas (Minea)

Tras haber cumplido 48 años, este martes 12 de junio falleció la famosa elefante Ruperta, ícono del Zoológico de Caricuao de Caracas. La información fue confirmada en horas de la mañana del martes por el ministro para el Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez, a través de la red social Twitter, donde lamentó la muerte de la elefante africana. Así mismo, el ministro señaló que gracias al minucioso trato de sus cuidadores pudo tener una vida longeva y duplicar el promedio de vida de un animal de su especie en situación de cautiverio.

Texto: Alba Ciudad y AVN

‏”Lamentamos el fallecimiento de Ruperta, elefante africano ícono del zoológico de Caricuao. Recordemos que estos animales en cautiverio tienen un promedio de vida de 17 años; sin embargo, Ruperta vivió 48 años. Quiere decir que recibió todos los cuidados para prolongar su existencia”, acotó el ministro.

Según un estudio publicado en la revista Science en 2008, referenciado en BBC Mundo en diciembre de ese año, la esperanza de vida media de un elefante africano en cautiverio es de apenas 17 años, un número que contrasta con los 56 años de media de vida que puede llegar a alcanzar cualquier paquidermo del parque nacional de Kenia, en Africa, de donde son originarios.

La investigación se centró en elefantes hembras (fueron estudiadas más de 4.500 ejemplares) que viven en libertad en el Parque Nacional Amboseli, de Kenia; otras que trabajan en la industria maderera de Birmania y ejemplares de zoológicos en Europa.

Foto: Minea

Los expertos citados por la revista Science advirtieron en 2008 que la obesidad es la principal causa de muerte entre los elefantes adultos que viven enjaulados. Afirman también que el estrés es un factor clave en la muerte de los ejemplares más jóvenes cuando son trasladados de un zoológico a otro.

El 25 de marzo de 2017, Ruperta sufrió un grave cuadro de diarrea y deshidratación, padecimiento que fue utilizado por medios nacionales e internacionales para afirmar que el animal padecía una supuesta desnutrición por falta de alimentos. Este tipo de informaciones tergiversadas y falsas, creadas para causar emociones y sentimientos de aversión con un fin político, fueron difundidas de manera reiterada para desprestigiar al Gobierno Nacional y las políticas que ejecuta en defensa de la población.

Este mismo proceder fue aplicado en 2017 en El Salvador, tras el fallecimiento de un hipopótamo por vejez y que los medios reseñaron que murió a causa de golpes, para generar una campaña mediática contra el gobierno sandinista salvadoreño en un intento de solapar los logros que habían alcanzado en la reducción de la tasa de criminalidad.

Foto: Minea

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en