El rescate de la memoria histórica se dio en cine-foro sobre El Arte de la Fuga

La reflexión y el debate sobre los movimientos insurgentes y las luchas populares del siglo XX continúa en los espacios del Cuartel San Carlos. En esta oportunidad, se dio a través de la proyección del documental El Arte de la Fuga, del escritor y cineasta Edmundo Aray. El audiovisual presenta los testimonios de 23 presos políticos revolucionarios que se escaparon del Cuartel San Carlos en 1975, a través de un túnel subterráneo construido desde el interior del recinto.


Texto: Prensa CNH (Kenyer Velásquez / Cibeles Herrera)

El cine-foro fue organizado por la Fundación Contraalmirante Manuel Ponte Rodríguez en conjunto con el Centro Nacional de Historia, con el propósito de fortalecer el rescate de la memoria histórica vivida por el pueblo venezolano entre los años 1958 y 199. En ese tiempo se cometieron múltiples violaciones a los derechos humanos y delitos de lesa humanidad, como consecuencia de la aplicación de políticas de terrorismo de Estado contra aquellos que pensaban distinto al gobierno de turno.

En la actividad estuvieron presentes el escritor Carlos Lanz y el arquitecto Héctor Vivas, quienes participaron en la fuga; también acudió el revolucionario y combatiente socialista Humberto Vargas Medina.

La insurgencia continúa

Humberto Vargas, integrante de la Fundación Contraalmirante Manuel Ponte Rodríguez, indicó las acciones que se desarrollan en la actualidad para combatir el olvido al que ha sido sometida la memoria histórica guerrillera de nuestro pueblo.

Señaló los logros que han obtenido en cuanto a la lucha insurgente aún en nuestra época. Explicó que la fundación a la cual pertenece insurgió en contra de dos situaciones adversas en el Cuartel, “insurgimos contra el memoricidio que estaban haciendo aquí”, manifestó.

Relató que el 26 de julio de 2006 se opusieron a que fuese borrada toda la memoria histórica que se resguardaba en el cuartel. “Borraron La Pajarera, borraron la cueva El Humo, borraron La Nevera, destruyeron parte de donde ocurrió la primera fuga, y eso ocasionó que nosotros tomaramos esto”, describió refiriéndose a algunos sectores del antiguo reclusorio.

“Nosotros queremos que esto no sea un museo contemplativo, sino un museo vivo, de participación, que sirva para la iluminación de la conciencia en relación al socialismo, a la liberación nacional, al planteamiento bolivariano de Hugo Chávez y su participación en las luchas populares venezolanas”, expresó.

En este sentido, Hector Vivas, quien participó en el diseño del túnel para la fuga, apuntó que todo lo que está pasando actualmente es la construcción de los ideales y las luchas que ellos desarrollaron en su momento, y que el mayor impulsor de esto es el Comandante Hugo Chávez, dijo que los venezolanos ahora “somos la continuidad de la memoria histórica”.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en