El Correo del Orinoco se reencontró con Bolívar en el Mausoleo: “Nos compromete a defender la Patria”, señaló Santos Amaral (+Discurso)

Foto: @VillegasPoljak

Este lunes, los 133 ejemplares históricos del Correo del Orinoco, periódico creado por el Libertador Simón Bolívar en 1818 y que el próximo 27 de junio cumple 200 años, recorrieron un nuevo punto en su periplo por varios lugares del país, al ser trasladado al Panteón Nacional y el Mausoleo del Libertador, donde tuvo un encuentro simbólico con el Libertador Simón Bolívar. Allí, la presidenta del nuevo Correo del Orinoco, Desireé Santos Amaral, emitió un discurso recordando las razones por las cuales el Padre de la Patria le dio tanta importancia a la “artillería del pensamiento”, como él mismo la denominó. Compartimos el texto y audio completo en esta nota.


Escuche el discurso completo de Desireé Santos Amaral y palabras del ministro de Cultura, Ernesto Villegas

Por su importancia, el discurso de Santos Amaral se publicará en diferentes medios del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, por instrucciones del jefe de la cartera, Ernesto Villegas.

Es importante recordar que los 133 ejemplares históricos de El Correo del Orinoco, impreso que creó el Libertador Simón Bolívar “como herramienta de comunicación, divulgación y propaganda de la causa independentista”, están recorriendo “la ruta de la victoria”: Desde el Campo de Carabobo, donde estuvo el pasado domingo 24 de Junio, hasta la Casa Natal del Libertador, donde llegó el domingo en la noche.

Este lunes, el recorrido se inició a las diez de la mañana desde la Casa Natal del Libertador Simón Bolívar, en la plaza El Venezolano del casco histórico de Caracas.

Foto: @Villegaspoljak

De allí, partió en un desfile cívico-militar hasta la plaza Bolívar, encabezado por el ministro Villegas, el presidente de la Biblioteca Nacional, Sady Loaiza y la periodista Desireé Santos Amaral, quien es también la presidenta del nuevo Correo del Orinoco, diario fundado por el Presidente Hugo Chávez en agosto de 2009.

Foto: @minculturave

Foto: @richardsancheze

Foto: @josegonzalezkd

Luego, continuaron el trayecto por el bulevar Panteón hasta el Foro Libertador, para ingresar en el Panteón Nacional y el Mausoleo del Libertador, donde reposan los restos de Simón Bolívar.

Foto: @josegonzalezkd

Foto: @josegonzalezkd

Foto: @josegonzalezkd

Allí se hizo un emotivo acto de reencuentro simbólico de los 133 ejemplares del Correo del Orinoco con su fundador, el Padre de la Patria.

Este martes y miércoles proseguirá el recorrido del periódico por Cumaná, Maturín y San Félix hasta llegar a sus orígenes en Ciudad Bolívar, entonces Angostura, donde vio la luz el 27 de junio de 1818, hace 200 años.

En su discurso en el Mausoleo del Libertador como oradora de orden, Amaral señaló:

Quería el Libertador disponer de una herramienta que garantizara que la causa emancipadora se conociera. Que se divulgaran los sucesos de la Guerra de Independencia y que, igualmente, se tuviera conocimiento de lo que ocurría en otros países. Fue también un fuente contra la manipulación y la mentira de la Gaceta de Caracas, vocero entonces de los realistas.

Se trataba entonces de informar bien a la gente, al público, con el clarísimo objetivo de defender al gobierno. Que el destino de la Patria, la Causa emancipadora, y con ella la soberanía la paz. Era sembrar de conciencia patriótica y darle a aquel impreso un carácter pedágogico de formación ciudadana, que fuera un catecismo moral y de virtudes cívicas, que recoja la condición del pueblo, como lo hace el número 67 de aquel semanario. Ya, desde su primer editorial, Bolívar señalaba la misión, visión y contenidos de lo que sería el portavoz de la Independencia: una verdadera clase de ética para un periodismo comprometido con la Verdad y la Patria, porque eso fue El Correo del Orinoco: el periódico de la Patria.

“Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”, sentenciaba el Libertador en aquel editorial del 27 de junio de 1818. Pero esque a lo largo de todos estos 133 ejemplares, nos encontramos con una inagotable fuente de conocimientos. Descubrimos a través de decretos, leyes, proclamas; las noticias del Congreso de Angostura, las cartas, los boletines del Ejército, información comercial; toda una valiosa documentación que da cuenta de todos los más resaltantes acontecimientos desde 1818 hasta 1820. Una recopilación que nos da muestra del valor estratégico que compedía EL Libertador al Correo del Orinoco y la carga pedagógica de su contenido, para que cada ciudadano entendiera su compromiso y el de los gobernantes, como lo recoge el númerop 66 que circuló el sábado 17 de julio de 1820, que señala:

“Es necesario que cada ciudadano sepa lo que se le debe y lo que él debe a los otros; el poder que ha delegado y el que retuvo; las ventajas de cumplir con sus obligaciones hacia la sociedad, y los debidos límites de sus deseos para poder arreglar su conquista, conocer su interés y estimar la idoneidad y honradez de aquellos a quienes les otorgó y les dio el destino y la felicidad nacional. Es además necesario someterse a su deber, someterse de buena voluntad y anteponer siempre al bien propio el bien general, para que la República pueda descollar y se formen estos ciudadanos íntegros, consagrados a la dicha comunal, que son los únicos que merecen el honroso e insigne título de patriotas”

Foto: Pedro Mattey, AVN

Sin duda una muestra de cómo se debería trabarse en aquel entonces, y cómo debería ser aquel periódico para sustituir lo que el Libertador pedía: un centinela contra los extremos. Pero hay más, mucho más: la concepción del periodismo basado en la verdad, y la convicción de combatir en el campo de las ideas con el mismo entusiamo. La pasión y la convicción con la que estaban dispuestos nuestros Libertadores a jugarse la vida por la Independencia. Es otra de las enseñanzas que nos brinda el Correo del Orinoco, como lo revela un decreto presidencial que, bajo el título ‘Libertad de prensa’, da cuenta de los altísimos niveles en los que coloca el Libertador el derecho imprescriptible, como él mismo lo define, de comunicar, lo que influyó en su proyecto de Constitución.

Abro comillas: “El derecho de expresar un pensamientos y opiniones de palabra por escrito o de cualquier otro modo, es el primero y más estimable bien del hombre en sociedad. La misma Ley jamás podrá prohibirlo, pero tendrá el poder de señalarle justos límites, haciendo responsable de sus impresos, palbras y escritos a las personas que abusaren de esta libertad y dictando contra este abuso penas proporcionales”.

Esta misma visión de abordar con rigor en el plano de las ideas, de la defensa de la Patria, es la que asume nuestro Comandante Hugo Chávez cuando decide poner en marcha el Correo del Orinoco en agosto de 2009. ¿Cómo no recordar aquí las tantas veces que el Presidente Chávez clamaba para que se enfrentaran las mentiras, la desinforemación y la manipulación dirigida desde las trasnsnacionales de la información contra la Revolución Bolivariana? Fueron cientos de discursos, programas de radio y televisión, líneas escritas las que dedicó para recordarnos que la imprenta es la artillería del pensamiento, y que el Correo del Orinoco fue y debe seguir siendo un cohete libertario, “un periodismo de la verdad y para la verdad, que siempre es y será revolucionaria. ¡Esto es lo que propone nuestro Correo del Orinoco y mucho más en estos tiempos, cuando nuevamente los intereses imperiales pretenden impedir la libertad y la unidad de nuestro pueblo!“. Esto lo dice el editorial del Presidente Chávez el domingo 30 de agosto enla nueva era del Correo del Orinoco.

Esas dos visiones -las de Bolívar y las de Chávez- son las que reivindica el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando convoca a decir la verdad de Venezuela. Cuando pide que se haga uso responsable -y él nmismo lo practica- de todas las formas de comunicar en medios, redes y paredes, para defender la soberanía, la paz y, en consecuencia, la Patria.

Cuando nos alerta sobre los peligros que se ciernen sobre nuestra tranquilidad y nuestra independencia, como lo hizo de nuevo ayer en el Desfile con motivo del 197 aniversario de la Batalla de Carabobo y Día del Ejército, al pedir una mayor uinión cívico-militar y enfrentar la mentira, la manipulación y las calumnias de quienes quieren devolvernos a los tiempos de la Colonia. A quienes parecen no darse cuenta de que, por derecho divino y humano, somos una nación emancipada y constituida en un espacio independiente y soberano, como lo sentenia la declaración que recoge el número 16 del Correo del Orinoco del sábado 30 de enero de 1819, que muchos historiadores juzgan como la segunda Declaración de Independencia.

Quiero recordar aquí que el Día del Periodista, se celebra el 27 de junio. No es por azar que se hace. Por eso, ¡tiene un origen bolivariano y nos recuerda el compromiso de defender la Patria! A todos los periodistas y las periodistas, a los comunicadores sociales, a los comunicadores populares, a quienes hacen uso de las redes sociales, a quienes tienen acceso a los medios de comunicación, les pido, les recuerdo que ante todo, ¡primero está la Patria! Ante cualquier decisión política de cualquier preferencia partidista, ¡está la Patria! Nosotros no podemos entregar la Patria. La Patria nos pertenece. Por eso, ¡debemos defenderla!

A quienes hoy me acompañan aquí, a las autoridades, a Ernesto (Villegas), Carolina (Cestari), general Rodríguez Cabello, a todos: este es un momento que tiene mucho significado para nosotros, para quienes hemos transitado el camino del periodismo y quienes creemos que debe ser un instrumento para la defensa de la verdad y la Patria. Sobre todo, ¡muchas gracias al pueblo, a esas expresiones culturales, por darme esa oportunidad de vivir tan especial momento! ¡Venceremos!”

Tras finalizar su discurso, el ministro Villegas agradeció a los músicos de la Orquesta Filarmónica Nacional, al Coro Hugo Chávez, a las y los niños que rinden culto a San Juan Bautista, festividad que que celebró el 24 de Junio.

“No fue en un momento cualquiera de la vida de la Patria; se desarrollaban las batallas para lograr nuestraindependencia en el campo material, dondelos soldados se enfrentaban unos con otros pero también se enfrentaban las ideas. Y,  para que triunfara la causa independentista no bastaba con las batallas en el terrenod e la guerra; hacía falta ganar la batalla en el terreno de la conciencia,  ¡y por eso surge El Correo del Orinoco!”.

Señaló Villegas que, desde La Gaceta de Caracas, el medio de comunicación que defendía la causa de los realistas españoles, se emitían terribles descalificativos contra El Libertador, Simón Bolívar: “El primer malvado de América, bárbaro, azote de Dios, el Déspota, el Tirano, el Inhumano, sedicioso, malvado, miserable, perverso y pare usted de contar”.

“Cualquier parecido con nuestra realidad de los útimos años en la revolución bolivariana no es producto de la casualidad. ¡Se le atacó con fiereza a Bolívar, y no sólo lo hacían los españoles, sino sus lacayos que aquí, arrodillados a la corona española, pretendían cerrarle el paso a Bolívar, a la Patria y al camino a la Independencia y a la máxima felicidad posible! ¡Por eso surgió El Correo el Orinoco!”

Foto: Pedro Mattey, AVN

“Hay que decirle a los niños y las niñas de la Patria que, gracias a esos 133 números, hubo victoria en Carabobo! ¡Triunfó la Independencia, la Patria y el Futuro!”, exclamó Villegas.

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: Pedro Mattey, AVN

Foto: MPPC

Foto: MPPC

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en