La Banda va a mi Escuela llegó a la Parroquia San Pedro

Foto: Pedro Mattey, AVN

Un centenar de niñas, niños y jóvenes, estudiantes de la Escuela Ramón Pompilio Oropeza, ubicada en la Parroquia San Pedro de Caracas, disfrutaron la mañana del lunes de una clase de música didáctica, dictada por la Banda Marcial Caracas.

Texto: AVN

La actividad, denominada La banda va a mi escuela, es una iniciativa que persigue incentivar a los más pequeños que se sientan identificados con el quehacer musical, para incorporarlos a las nuevas generaciones musicales por venir.

Así lo informó Alí Alejandro Primera, presidente de la agrupación que con 135 años de creación, se alza como la más antigua del país.

“Sentimos la sensibilidad de desarrollar un plan como para ir fomentando la posibilidad de que la generación del semillero, en un futuro cercano, pueda constituirse como la generación de relevo de estas agrupaciones orquestales”, dijo.

El concierto, dirigido por el maestro Miguel Pineda, permite a grandes y pequeños participar como director y pasearse por algunos de los instrumentos.

Asimismo, entre tema y tema, Pineda presentó cada uno de los instrumentos que utiliza esta agrupación, conformada por más de 70 músicos para que los jóvenes conocieran su sonido y características.

Foto: Pedro Mattey, AVN

Esta iniciativa, busca también ofrecer a las nuevas generaciones herramientas que los mantengan alejados de los vicios y la delincuencia. “Esto va a lineado a la política de prevención de consumo de drogas, a la prevencioin del delito”, agregó Primera.

El repertorio estuvo conformado por una serie de obras que permitieron que, como público, los niños y niñas, se identificaran. En ese sentido, se interpretaron piezas como Stars Wars Medley, de Jhon Williams, pieza clásica que forma parte de la banda sonora de la película homónima, Sinfonía de Comiquitas con arreglos de Larry Clark, tema que compendia ritmos de caricaturas conocidas como La Pantera Rosa y Los Simpsons, entre otros clásicos  de los dibujos animados.

Asimismo, se interpretaron piezas que forman parte del repertorio popular caraqueño, como Reloj de la Catedral, de Federico Vollmer, Dama Antañona de Francisco de Paula Aguirre, así como merengues rucaneaos y retretas.

La Banda Marcial Caracas lleva adelante esta iniciativa desde hace dos años, sin embargo, la misma es realizada desde mucho antes por la agrupación orquestal del Gobierno del Distrito Capital, Salvador Bosque, que lleva la experiencia a las escuelas distritales de forma sistémica y regular.

Foto: Pedro Mattey, AVN

Los recitales, que se realizan dos veces por semana, tiene previsto visitar próximamente la Unidad Educativa Distrital. Bolívar, de la parroquia Catedral, y la Unidad Educativa Distrital Artesanal “José Gregorio Hernández”, del 23 de enero.

Primera indicó que esperan que esta experiencia se extienda a las escuelas nacionales, liceos y otros centros educativos, y mostrar en ellos los diversos formatos que maneja la Banda como el big band, salsa y otras propuestas.

La alegría y emoción caracterizaron la jornada musical e interactiva, Diego Macabeo de 11 años, disfrutó de la actividad y de los diversos géneros ofrecidos por la Banda Marcial, “La música que sonó en el auditorio me pareció muy buena porque era perteneciente a nuestra cultura llanera, cómica. Me pareció muy chévere que viniera la orquesta a mi escuela, uno se relaja escuchando esa música”, refirió el niño.

Por su parte Hillary Jiménez de 1º año, quien practica clases de piano, dijo sentirse encantada de disfrutar de la cultura en vivo, “Es como muy emocionante, porque uno la ve así y la escucha, no me imaginaba que lo hacían así. A mi me fascina la música en todos sus géneros y fue algo impresionante porque lo vi en vivo”, expresó.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en