Lo que la derecha no te dirá de Gina Haspel, nueva directora de la CIA

Lo que la derecha no te dirá de Gina Haspel

Foto: Archivo

El congreso de Estados Unidos confirmó el nombramiento de la agente internacional Gina Haspel como directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) y aunque medios de la derecha a nivel mundial y nacional desean elogiarla por ser la primera mujer en dirigir la CIA, lo cierto es que la funcionaria tiene bajo su tenor diferentes acusaciones de violación de los derechos humanos.

Texto: Alba ciudad (Jhon Rubio)

Gina Haspel a sus 61 años, sustituirá a Mike Pompeo, actual Secretario de Estado de Donald Trump, es una espía experimentada en operaciones clandestinas, forma parte de la CIA desde 1985 y fue jefe de puestos de varios sitios del mundo.

¿Pero qué conocemos de estos “puestos” que dirigió Haspel, de los cuales muy poco se mencionan? más allá del elogio inédito feminista que se ha hecho al respecto por el nombramiento de su cargo, es importante señalar:

Los llamados “sitios negros”

Según un informe publicado por Open Society Foundation (OSF) estos sitios en su mayoría clandestinos, están destinados para interrogar y torturar posibles terroristas con el fin de obtener información para sus operaciones. Entre los países denunciados por la OSF que permitieron la instalación de estas cárceles están Tailandia, Portugal y Polonia, precisamente países donde Gina Haspel liderada sus operaciones como agente, según el mencionado informe.

Cabe destacar, estas cárceles secretas permiten la utilización de espacios aéreos a Estados Unidos, y han sido denunciadas por diferentes organizaciones en el mundo por las constantes violaciones a  los derechos humanos a los recluidos en estos recintos.

Esto coloca a Gina Haspel como implicada en las torturas realizadas en las cárceles dirigidas y controladas por el gobierno de los estados unidos. En un artículo publicado por RT mencionan que la misma Haspel ordenó en 2005 la destrucción de un centenar de cintas de video de torturas practicadas por la agencia.

Cárcel de Tailandia dirigida por Gina Haspel

El caso más vinculante, se trata de una de las cárceles secretas dirigida por Haspel y creada tras los hechos del 11 de septiembre donde se practicaron torturas durante los interrogatorios de supuestos terroristas de Al Qaeda, denunciado por medios estadounidenses como The Washington Post en el año 2005 por implicar técnicas de ahogamiento y otros malos tratos.

Casos como el de Abu Zubaydah, durante la mayor parte de 2002, fue el único prisionero recluido y fue torturado 83 veces en un mes, era el conejillo de Indias para los experimentos con técnicas de “interrogatorio mejorado”, que la administración de Obama describió posteriormente como tortura. El Waterboarding implica contener a un detenido y verter agua sobre un paño en su cara para simular que se está ahogando.

En la actualidad

Los demócratas están evitando por todos los medios que los republicanos, (quienes buscan obtener todas las copias del informe) tengan acceso a los archivos clasificados, se trata de un informe de más de 6 mil páginas, del cual fue publicado un resumen de 528 páginas en el año 2014. Barack Obama archivó bajo su gestión la versión completa del mismo, la cual permanecerá clasificada hasta el año 2029 en la biblioteca presidencial de Chicago.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en