Celebraron 15 años del Centro Nacional de Fotografía con conversatorio “Febrero Rebelde”

Foto: Rosalia Barreto, AVN

El ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, lideró este viernes la celebración de los quince años del Centro Nacional de la Fotografía (Cenaf), en Caracas, en el conversatorio “Febrero Rebelde” en compañía de los reporteros gráficos Francisco Solórzano “Frasso” y Ernesto Morgado. Desde allí se reconoció la trayectoria de los trabajadores y trabajadoras de la institución con cinco y diez años de servicio.


Texto: Prensa MPPC / Fotos: Rosalia Barreto, AVN

Desde la sede de la institución, ubicada en el Foro Libertador, el ministro Villegas dijo que la idea es que todas las instituciones converjan en un mismo espacio en beneficio de la comunidad. “Este es un lugar hermoso de la ciudad, donde podemos invitar a todos los compañeros de todas las instituciones para hacer una programación compartida y llenar esto de gente todos los viernes”, propuso.

El titular de la cartera de Cultura instó a las y los fotógrafos del país a acompañar en las calles al pueblo venezolano en cada una de sus conquistas sociales.

Subrayó que ante el llamado a golpe de Estado que ha promovido la derecha nacional e internacional, los venezolanos deben estar en la calle “y junto y dentro de su pueblo van a estar sus fotógrafos y sus fotógrafas, para sumar sus clics a las batallas victoriosas que nos esperan este año 2018”.

Resaltó el cariño que siente por la institución, que lo acompañó en 2014 y 2015 en la Operación Zamora, cuando era ministro para la Transformación de la Gran Caracas, que involucró el traslado de cientos de familias que habitaban el Centro Financiero Confinanzas, también conocido como Torre de David, a viviendas propias. En esa ocasión, fotógrafos del Cenaf lo acompañaron e hicieron un registro de la operación.

Insistió en la labor social que debe realizar el Cenaf acompañando la formación de la generación de relevo. “Yo sé que hay cada vez más hombres y mujeres que se han ido apasionando por la fotografía. Ya para ser fotógrafo no hace falta tener cámaras de marca. Ahora con un teléfono se puede ser fotógrafo”, explicó tras denominar este movimiento como fotografía popular.

“Y ese hombre y esa mujer tiene que sentir el acompañamiento del Centro Nacional de la Fotografía, que no es solo para los fotógrafos profesionales o artísticos y periodísticos, es también para la gente común y corriente”.

Enfatizó Villegas que con la gestión de su nuevo presidente, Orlando Ugueto, el Cenaf debe socializar las herramientas técnicas con todas las comunidades.

“El objetivo es que nos podamos encontrar con esas manifestaciones espontáneas y artesanales de la fotografía. Enseñar a la gente, multiplicar y socializar las herramientas técnicas en favor del arte popular, de la espontaneidad con que brota la cultura en Venezuela, porque la cultura es más grande que la gestión cultural, porque la cultura es más grande de los que se reconocen como cultores o cultoras, porque la cultura es el pueblo, la cultura es la gente”, subrayó.

Febrero Insurgente

El Cenaf fue fundado el 4 de febrero de 2003, once años después del alzamiento cívico militar que lideró el Comandante Chávez en rebelión al sistema opresor y capitalista de la Cuarta República.

A propósito de esto, y para celebrar ambas fechas, durante la jornada se realizó el conversatorio “Febrero Insurgente” con los reporteros gráficos Ernesto Morgado y Francisco Solórzano “Frasso”, quienes capturaron a través de sus lentes los hecho del aquel histórico día.

Después de narrar cómo vivió esa fecha en la que se desempeñaba como fotógrafo del diario El Nacional, Morgado aseveró que es “un soldado más de Chávez porque estuve en el frente, en la batalla con él en varios sitios de Caracas”.

Ernesto Morgado. Foto: Rosalia Barreto

“Chávez ha sido y será para nosotros, después de Bolívar, el mejor presidente que ha tenido este país”, dijo muy seguro de su afirmación.

Señaló que aunque fue un momento de mucho peligro, eligió continuar con sus labor porque es lo único que sabe hacer. “En esas situaciones de enfrentamiento uno tiene que cuidarse mucho. Uno siente miedo porque uno es un ser humano, pero yo lo comprimo y sigo para adelante porque me gusta mi trabajo. Expongo mi vida pero lo hago por mi trabajo”, expresó.

“Hacer mis fotos es lo más maravilloso que yo hago en mi vida porque lo siento y lo hago con amor y cariño, y la pasión que siento por la fotografía lo sentimos todos porque este es un trabajo digno que nos hace sentir de lo mejor”, expuso.

Por su parte, Frasso, fotógrafo personal del Comandante Chávez, recordó cuando visitaron Estados Unidos. “Me dijo cuando salíamos del Fondo Monetario Internacional: ‘me trajeron aquí a quererme convencer que hay que entregar el país’, y me recuerdo porque ese mismo Chávez tiene algo que históricamente en este país se conoce muy poco, que es la permanencia de la palabra y del compromiso. Así como es de estática, dinámica y fuerte la fotografía, es la palabra de Chávez”, reflexionó.

Insistió en que todos esos hechos no pueden ser olvidados porque cada imagen resguarda un pedazo de nuestra historia. “No podemos olvidar de presentar las imágenes del ‘por ahora’, de presentar la imagen del hombre y de la permanencia de la palabra”, dijo.

“Si agarramos la imagen de la fotografía como un hecho construido, como lo fugaz, lo instantáneo, lo que pasa desprevenido, lo que está detrás del obturador de la cámara, es así como tenemos que mirar estos hechos para la historia porque ¡está prohibido olvidar!”, finalizó.




También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en