Presidente del TSJ califica de “intento de golpe judicial” la supuesta instalación de un tribunal paralelo en Washington

El magistrado Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, emitió un comunicado este viernes en la tarde rechazando el acto realizado en Washington, Estados Unidos, donde un grupo de ciudadanos, con el apoyo del secretario general de la OEA, instalaron un supuesto “TSJ en el exilio”. En el comunicado, Moreno especifica que “este grupo de ciudadanos venezolanos, que no vacilamos en calificar de apátridas y mercenarios de la justicia, deben ser perseguidos no sólo por los organismos del país, sino por las instituciones del mundo”.

Texto: Alba Ciudad

Este grupo de 33 personas afirman haber sido nombrados el pasado mes de julio por la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora pero declarada en desacato desde mediados de 2016 por el Tribunal Supremo de Justicia. Su intención era reemplazar a los 33 miembros legítimos del TSJ.

La instalación se realizó en el Salón de las Américas de la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en la capital estadounidense. Afirman que celebrarán sus sesiones en la sede de la OEA en Colombia y en una oficina privada en Washington, según indicó Miguel Ángel Martín, persona que se identifica como “presidente” del TSJ ilegítimo.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, estuvo presente y se dirigió a los presentes. Es de destacar que en el acto no estuvieron las banderas de los 35 estados miembros de la OEA, ni el cartel con el logotipo de la organización. La OEA no envió ninguna convocatoria para el evento, sino que han sido los supuestos “magistrados” quienes han invitado por su cuenta tanto a los asistentes como a la prensa.

Moreno rechaza apoyo de algunos países al TSJ usurpador

El magistrado Moreno, presidente legítimo del TSJ, fue enfático en calificar esta acción como un “intento de Golpe Judicial”, y afirmar, a través de un comunicado, que cualquier pretensión de atentar contra la institucionalidad del Sistema de Justicia, será castigada severamente por los organismos competentes y no servirán para ello excusas ni justificaciones de ningún carácter.

“Los únicos Magistrados y Magistradas legítimos de este país se encuentran cumpliendo cabalmente sus funciones en la sede del TSJ en Caracas”.

Moreno también indicó que Venezuela revisará las relaciones con las naciones que intenten legitimar este intento de usurpar sus funciones.

A continuación, el comunicado emitido por el magistrado Moreno:

Revisaremos con profundidad las relaciones y el principio de reciprocidad con las naciones que intenten legitimar la acción criminal e ilegal de un grupo de usurpadores que pretenden promover acciones golpistas e intervencionistas en contra de la justicia venezolana.

Es importante conocer que a la luz de lo que dispone el artículo 138 de nuestra Constitución, ‘Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos’.

Asimismo, el artículo 152 de nuestra Constitución, nos obliga a mantener la más firme y decidida defensa de los principios de independencia, igualdad entre los Estados, libre determinación y no intervención en nuestros asuntos internos, así como la práctica democrática en todos los organismos e instituciones internacionales.

Es así, como las distintas Salas que conforman el Tribunal Supremo de Justicia, mantienen una relación de respeto y reciprocidad en materia judicial con la mayoría de los países del mundo, todo lo cual, cualquier tipo de legitimación por alguna nación en reconocimiento de ese grupo usurpador, sólo traerá consecuencias negativas a los procedimientos en materia penal, tratados internacionales, acuerdos mutuos en materia judicial, convenios multilaterales y otros que por la dinámica jurídica se presentan a diario en todos y cada uno de los tribunales del país.

Es importante que los países del mundo rechacen estas acciones conspirativas, que dan pie a la anarquía en la delicada práctica del derecho internacional, y que no sólo amenaza a Venezuela sino a cualquier país, a sabiendas que las decisiones judiciales tienen el carácter de afectar en ocasiones la dinámica jurídica de otro país.

Este grupo de ciudadanos venezolanos, que no vacilamos en calificar de apátridas y mercenarios de la justicia, deben ser perseguidos no sólo por los organismos del país, sino por las instituciones del mundo, ya que ésta inmoral pretensión afectaría el buen desenvolvimiento de los procedimientos internacionales.

Quienes ilegalmente designaron a estos sujetos, saben que lo hicieron con un procedimiento inconstitucional e ilegal, por eso, carecen de cualquier facultad, y su único objetivo es cometer delitos de lesa patria.

Condenamos firmemente este intento de Golpe Judicial y nos mantendremos firmes en la defensa de la Soberanía y de nuestras instituciones”.


También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz