La Dimensión Latina celebró la recuperación de su marca tras recibir declaratoria como Patrimonio Cultural (+Audio)

Fundadores e integrantes del grupo La Dimensión Latina, Patrimonio Cultural de la Nación, fueron los invitados de lujo este lunes 21 de agosto en el programa “Soy lo que somos” de Alba Ciudad, conducido por la ministra de Cultura, Alejandrina Reyes. Elio Pacheco, Joseíto Rodríguez, César Monge, y José Rojas estuvieron presentes. La semana pasada, el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (Sapi) resolvió un problema legal con su marca, que llevaba 18 años secuestrada por personas que usurpaban su nombre, dando fin a una larga batalla legal.

Texto: Alba Ciudad (Luigino Bracci Roa) / Fotos: Prensa MPPC

Escuche el programa completo:

 

También los acompañaron Angel Prieto, del Frente de Creadores del Pueblo Aquiles Nazoa; la doctora Graciela Angarita, quien conoce desde niños a los integrantes de la banda, y Omar Vielma, presidente del Instituto de Patrimonio Cultural, junto al director de comunicaciones del ministerio, Iván Padilla.

El pasado 22 de enero, el Presidente Nicolás Maduro ordenó entregarle a La Dimensión Latina su certificado como Patrimonio Cultural, “por todo el aporte que ha dado la Dimensión Latina a la música popular, la salsa y a la alegría de la familia venezolana”. Sus integrantes recibieron el pasado 19 de marzo la distinción como Patrimonio Cultural de Venezuela por parte del gobienro bolivariano.

Elio Pacheco, uno de los fundadores de la agrupación, destacó que llevan 45 años recorriendo el país y el mundo entero. “Nunca ha dejado de sonar en Latinoamérica, los grandes salseros nos reconocen como la oquesta matriz de Nuestra América”. Se mostró muy agradecido con el Presidente Nicolás Maduro por haberlos reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación, una iniciativa que tuvo el Presidente Chávez en 2005, pero que tardó 11 años en concretarse.

Recordaron que Elio Pacheco, Joseíto Rodríguez, César Monge y José Rojas fueron los fundadores de La Dimensión Latina, junto a Oscar D’León y Jesús Figueroa Galoe -ya fallecido-. Wladimir Lozano, quien no pudo asistir al programa por vivir en Higuerote, se incorporó en 1974. Luego se incluyó a Rodrigo Mendoza en 1977, a la salida de Oscar D’León.

El Sapi hizo justicia

Joseíto Rojas explicó que el pasado viernes, el Sapi (Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual, ente del gobierno bolivariano adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas) les dio su registro de marca como “Asociación Musical La Dimensión Latina”, que pertenece a su compañía “Asociación Musical La Dimensión Latina S.R.L.”, pues la marca estuvo secuestrada por 18 años. “Nos queda para celebrar todo lo que nos queda de vida”, expresó.

La ministra Reyes se mostró honrada de que el Estado haya reivindicado a La Dimensión Latina y haya solucionado ese delicado problema legal. “Esas cosas terribles que hizo alguien, usurpando el nombre e incluso la imagen de ustedes, y después se presentaban ellos. No permitían honrarlos, ¡ustedes son trabajadores de la Cultura!”.

Hizo un llamado a alcaldes, gobernadores, directores de cultura en universidades, empresas públicas, empresarios y constituyentes, a respetar a la verdadera Dimensión Latina, contactarlos y vincularse directamente con ellos, apartando a quienes intentaron usurparlos. “Ya dimos la instrucción a todos nuestros gabinetes culturales, a toda nuestra gente, de que la única Dimensión Latina con la cual nos relacionamos como Ministerio del Poder Popular para la Cultura, es la auténtica que tenemos acá”.

“Ha sido una gran batalla la de la Dimensión Latina”, expresó Reyes. “Las cosas, cuando son auténticas, cuando prevalece esa fortaleza de creer en un ideal, en las cosas justas, siempre se consolida. Es una gran oportunidad para todos los que nos gusta la salsa y crecimos con ustedes, escuchar que se hizo justicia”, dijo agradeciendo al gobierno bolivariano el lograr que se les respetara.

IPC: Todos apoyamos a La Dimensión Latina porque está en nuestro corazón

Omar Vielma, presidente del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), también presente en el programa, señaló que “todo el mundo” salió a apoyar a La Dimensión Latina como patrimonio del país debido a la problemática que tenían. Él también bailó al son de la orquesta en sus días como bachiller. “Se activaron una serie de procesos emotivos y de amor de nosotros, porque La Dimensión Latina ha estado en nuestro corazón, en nuestra vida, en nuestra manera de crecer dentro de la ciudad. Todos estos elementos afectivos y de pertenencia, ¿no son lo que significa una declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación?”, se preguntó.

Omar Vielma

Resaltó que el Comandante Hugo Chávez pidió ayuda para levantar las piedras de la Historia. “Debajo de las piedras estaba un país entero, que sale, asume la responsabilidad y ahora somos dueños de nuestros espacios”.

Lo ocurrido con La Dimensión Latina demuestra la importancia de la declaratoria como Patrimonio Cultural de la Nación, como forma de lograr reivindicaciones en temas legales y de marca. “El mejor ejemplo es lo que acaba de pasar con (ellos): ¡Cómo el estado garantiza la justicia desde nuestros imaginarios y desde la pertenencia! La Dimensión Latina es patrimonio cultural, no porque le provocó al Presidente de la República, sino porque la Dimensión Latina pertenece a la historia de Caracas y de este país”.

En su honor

  • La ministra Reyes propuso que la Dimensión Latina puedan tener un programa en la emisora Alba Ciudad.
  • Tambien señaló que se realizará un gran homenaje a La Dimensión Latina en el Teatro Teresa Carreño próximamente.
  • Angel Prieto, del Frente Popular Constituyente La Avanzadora y del Frente de los Poderes Creadores del Pueblo Aquiles Nazoa, ofreció el auditorio Kleber Ramírez Rojas, ubicado en La Candelaria, como sala de ensayo para La Dimensión Latina.

Anécdotas

Rojas inició en gaitas en 1961 con Los Caracuchos, y el 15 de marzo de 1972 arrancaron la banda en un local llamado La Distinción, en El Rosal, en Caracas. También tocaban en El Junquito Park, que era del mismo dueño de La Distinción. Dos días antes, el 13 de marzo, hicieron un ensayo en el que conoció a los demás compañeros, pues sólo conocía a Oscar. Se reunieron en el cuartel de Los Bomberos, donde trabajaba él y Jesús “Chuito” Narváez. César Monge, quien era director de la orquesta, venía de la escuela de músicos militares de La Victoria, pues era músico de profesión.

Monge recordó que él había conocido a Oscar D’León y formó parte de grupos como “Oscar y sus Estrellas”. Antes de eso, estuvo con Los Satélites. “Era el momento de las fiestas psicodélicas en Venezuela, estaba La Quinta Dimensión”. Cuando comenzaron a tocar en La Distinción, el único que tenía carro era Oscar D’León. Tenían que meterse los seis en el carro y montar el piano en la parte de arriba. En otros viajes, tenían que alquilar el piano a personas en el interior.

Joseíto Rojas tuvo problemas con su padre porque estudiaba administración en la universidad, pero dejó de hacerlo para dedicarse a la carrera musical. Trabajaba como motorizado en una empresa de seguros. Sin embargo, luego ya no se pelaba los bailes de La Dimensión. Contó Rojas que en 1975, cuando salió a la palestra el disco de oro de la Dimensión Latina, las regalías le permitieron pagar su apartamento en Ruíz Pineda.

Recordó que él tocaba gaita en el liceo. Se iban a la dirección, donde estaba el micrófono que se escuchaba en todas las aulas, y tocaban desde allí. La ministra resaltó la importancia de estas experiencias para fomentar la música en las y los niños. “Debemos fortalecer, a través de las diferentes expresiones culturales, en especial la música, ese encuentro de la gente”.

Graciela Angarita, quien es médica, recordó que en 1962 estaba comenzando el bachillerato en el liceo Rafael Urdaneta, que en aquel momento quedaba adyacente al liceo Andrés Bello. Tenía 11 años y conoció a Joseíto, aunque él no salía a los recesos porque estaba fajado dándole al pupitre y al mesón de madera con los lápices y creyones. Se graduaron de bachilleres, de allí no se vieron más hasta que lo vio tocando timbales en La Dimensión con Oscar D’León, más de 10 años después.

Resaltó que vio a La Dimensión Latina tocando en Edimburgo (Escocia, Reino Unido), cuando estudió allá, donde causó gran sensación entre los numerosos latinos que viven allí.

Derechos culturales no pueden ser “difusos”

La ministra Reyes opinó que es importante cambiar la forma de denominación que se da a los derechos culturales, que son considerados “difusos” por la legislación vigente. “La música, el arte y la cultura es expresa, concreta; no es nada difusa”. Pidió a la Asamblea Nacional Constituyente tocar este tema.

Angel Prieto señaló la importancia de hacer este cambio. Indicó que “todas las manifestaciones culturales que forman parte de la identidad nacional y de nuestras costumbres y tradiciones, deben ser el elemento central de los derechos fundamentales que están en el Título I de la Constitución. Es parte de la semblanza vernácula de lo que somos como pueblo, patrimonio y parte de la soberanía”.

Angel Prieto

En su opinión, “el hecho de que bailemos, que sintamos alegría y la necesidad de expresar nuestro sentimiento, y que no debamos pedir permiso para hacerlo” son la causa de que la Dimensión Latina sea Patrimonio Cultural de Venezuela.

Jornada de limpieza

La ministra agradeció a 103 trabajadores del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, que colaboraron en una jornada de limpieza en el Centro Simón Bolívar el sábado pasado, en el nivel mezzanina y en el sótano, en la que también participaron trabajadores del gobierno del Distrito Capital gracias al apoyo del general Antonio Benavides. “Y terminamos bailando, escuchando a La Dimensión”.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz