Farruco Sesto: La realidad hay que transformarla desde el amor

Farruco Sesto. Foto: Zurimar Campos, AVN

El Ministerio del Poder Popular del Despacho y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, a través del Centro Nacional de Historia (CNH), y el Archivo General de la Nación (AGN), concluyeron la tercera temporada de la Cátedra de Historia Insurgente “Federico Brito Figueroa”, con la conferencia magistral “Chávez y la razón amorosa” del arquitecto, escritor y político Francisco Farruco Sesto.

Texto: Prensa CNH

Durante el encuentro, Sesto contextualizó la realidad política actual y enfatizó en cómo el pueblo ha logrado superar las adversidades a través de la solidaridad, entrega, fe, compromiso y amor que promocionó el Comandante Hugo Chávez en su trayectoria como líder nacional y mundial.
El exministro de Cultura de la Revolución Bolivariana inició su ponencia con la afirmación de Chávez “Todo comienza con el dolor”, entendiendo este planteamiento como un proceso de transformación individual y colectivo ocasionado por el reconocimiento de las desigualdades sociales. Las inquietudes que surgen tras las pugnas por el petróleo, el agua y el territorio tienen asidero en el amor y se convierten en esa causa humana por entender el mundo y transformarlo.

Foto: Zurimar Campos, AVN

“Más allá de lo reflexionado, existe una vivencia que todos tuvimos”, afirmó el arquitecto para resaltar la personalidad amable, cercana y emotiva del Comandante Chávez. “Tenía la espiritualidad de lo humano, del que cree y crea, que promueve solidaridades y construye desde el arte”, aseguró.

La espiritualidad es la base del amor, esa conformación intrínseca del ser que le permite aproximarse desde la más genuina sensibilidad con el entorno. “Ojos que no ven, corazón que no siente” reza el refrán popular, sin embargo, Farruco Sesto narra a modo de anécdota la capacidad de observación y otredad de Chávez al transformar dicha oración en “Corazón que no siente, ojos que no ven”.

Farruco Sesto. Foto: Zurimar Campos, AVN

La disposición al amor consta de tres condiciones: el conocimiento de la realidad, el desarrollo de la sensibilidad y la voluntad para dar y recibir afecto. De igual modo, es necesario su carácter universal, donde exista una entrega sin discriminación, desde la identificación con el otro, desde el reconocimiento de las diferencias. El escritor y político también recalcó lo necesario de transformar la realidad desde el amor. La subversión, la seducción y la acción son fundamentales en esta lucha revolucionaria: “Chávez, con toda esa carga amorosa va a batalla para cambiar el mundo”, dijo.

Con el donativo al Centro Nacional de Historia de un díptico sobre la imagen de El Libertador, expresión de creatividad y afecto del ponente Farruco Sesto, concluyó el encuentro que cerró la tercera temporada de la Cátedra de Historia Insurgente “Federico Brito Figueroa”.

El llamado es a continuar el legado amoroso de Chávez y a continuar participando en el cuarto ciclo de conferencias previsto para el mes de septiembre.

Foto: Prensa CNH

Foto: Zurimar Campos, AVN

Foto: Zurimar Campos, AVN

Foto: Zurimar Campos, AVN



También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz