Alejandrina Reyes: “Nuestro Himno se debe aplaudir”

Es la primera mujer que ocupa el máximo cargo en el Ministerio de Cultura de nuestro país. No en vano, parte de su currículo muestran su dedicación en las áreas de sociología, investigación y docencia universitaria, sin contar que también es escritora, poeta, músico, cantora y madre.

Texto: Últimas Noticias (Rocío Cazal)

Para la ministra Alejandrina Reyes lo importante no son los roles sino el hecho de no perder la condición de ser gente. Y así lo demuestra con la dulzura que la caracteriza sin egos ni falsas posturas.

¿Qué proyectos hay para la cultura entre el Ejecutivo y la Asamblea Nacional Constituyente?

Es muy importante que nuestros constituyentistas puedan incorporar la figura de trabajadores y trabajadoras culturales porque esa es la denominación para cultores, artesanos, intelectuales, escritores, cineastas, poetas… Y una de las cosas que vengo planteando desde hace muchos años es el tema de la seguridad social de todos ellos. Por otro lado, la importancia de cómo fomentar, a través de la cultura, el desarrollo de este país potencia.

Aunque ha habido avances, la inversión para la cultura ha estado por debajo del 3% del Producto Interno Bruto (PIB)

Eso fluctúa. El presupuesto ha tenido un aumento a través de créditos adicionales y no solamente al asignado al Ministerio. Tenemos que tomar en consideración los aportes del Estado a alcaldías, gobernaciones, al Sistema de Orquestas. Nunca se le había apoyado tanto a la lectura, el teatro, a la música como en estos años de Revolución. La sociedad capitalista se caracteriza porque en una circunstancia de crisis económica acostumbran a quitarle el presupuesto a la cultura. Nosotros tenemos que cambiar eso porque como decía César Rengifo: “La revolución es cultural”. El presidente Nicolás Maduro ha hecho esfuerzos importantísimos pero desde las alcaldías y gobernaciones pueden ayudar a una política nacional para desarrollar un presupuesto participativo desde el punto de vista cultural.

¿Cómo está funcionando el Estado Mayor de la Cultura?

Inicialmente había 27 personas, pero ahora planteé hacer el Estado Mayor Ampliado de la Cultura. Hay un vocero de los palabreros wayú, de los diablos danzantes y de San Juan Bautista, un niño exponente de las salas de lectura y ludotecas, miembros del Consejo Cultural de la Patria, del Consejo Presidencial de la Cultura, de la Red de Intelectuales, del movimiento popular a través de artesanos, titiriteros, del teatro de calle y un sinfín de cultores que nos reunimos una vez a la semana para pensar. La idea es ayudar a construir la política cultural para todo el país.

¿Cuál es el próximo avance?

Una de las tareas está relacionado con el inicio de las actividades escolares. Haremos una gran fiesta cultural con el interés de fortalecer los símbolos patrios; que nuestros niños y niñas a las 7 de la mañana, en las 30 mil escuelas, estemos cantando el Himno Nacional completo y aplaudirlo, porque nuestro Himno se aplaude.
Siempre se ha dicho que es un irrespeto aplaudir el Himno…

Era una imposición. Queremos decirles a todos los venezolanos y venezolanas: nuestro Himno Nacional hay que aplaudirlo ¿Por qué? Porque levanta la voz, levanta ese ser patriótico, ese recuerdo de nuestro Libertador, de nuestras mujeres y hombres que dieron su vida por lo que hoy tenemos. Es un himno hermoso, además que nos recuerda al arrullo de la madre. Es un canto heroico, una gesta heroica que se expresa a través de las metáforas en verso. Entonces, ¿cómo no aplaudirlo?

¿Viene la reforma de la Ley de Cultura? ¿Con cuáles nuevas leyes contaremos?

Yo prefiero no hablar de reforma sino de transformación porque en el proceso constituyente el llamado es a transformar el Estado en beneficio de la población. Pero solo con la Constitución no basta porque debe estar con rango constitucional y con la aplicación de una ley, en este caso la Ley de la Cultura que debería ser “de las Culturas” porque son diversas: no es igual la cultura afrovenezolana a la llanera, a la citadina, a la indígena… Sería la transformación cultural en la Constitución, la transformación hacia la Ley de las Culturas y tendríamos los reglamentos que nos van a permitir operacionalizar esas leyes.

Después de ser ministra de Cultura, ¿qué vendrá?

Seguir siendo Alejandrina. Uno es un ser integral. El tema no es el rol que te toca porque puedes desenvolverte en cualquier papel. Lo importante es que no pierdas tu ser, no perder la condición de ser gente.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz