Autores recibieron premio Stefania Mosca

Cuatro noveles cultores de la palabra recibieron los premios correspondientes a la VIII edición del Concurso Nacional de Literatura Stefania Mosca. La ceremonia se realizó en el Parque Los Caobos, a propósito de la 8va. Feria del Libro de Caracas.

Texto: Ciudad Caracas 

Nathan Ramírez fue el ganador en la categoría crónica con su obra Crónicas en cuentos breves de El Silencio, CCS 70, 80 y 90; en la mención ensayo fue premiada la obra Maracaibo literaria y sentimental. Un paso por Las Ciudades Nativas de Hesnor Rivera y la narrativa de César Chirinos, de  Ana Núñez; Ernesto Román se alzó con la mención poesía con La paz de los oficios; y en la categoría de narrativa resultó vencedor el autor Carmelo Urso, con la compilación de relatos La bendición de Simurgh.

El acto de premiación estuvo encabezado por el presidente de Fundarte, Freddy Ñáñez, quien resaltó la importancia de alcanzar ya la octava edición de este certamen que engalana a las letras nacionales.

En su intervención, Ñáñez resaltó la calidad literaria de los cuatro ganadores de esta edición del premio Stefania Mosca.

“No podría haber una ciudad si no hay palabra, si no hay quien haga de esa ciudad un pretexto y también un papel, un papel en blanco para seguir construyendo el ethos de la ciudad, la estética de la ciudad y también el ritmo de la ciudad”, indicó Ñáñez, resaltando que este año el premio estuvo dedicado a los 450 años de Caracas.

Este año optaron al premio más de 100 manuscritos, dijo Ñáñez. Un jurado de literatos e intelectuales seleccionó a los premiados en cada categoría.

Oasis del espíritu

En la ceremonia, realizada en la Sala Hugo Chávez, participó como invitado especial el poeta Gustavo Pereira, quien valoró el esfuerzo de realizar la Feria del Libro de Caracas.

El poeta felicitó a los ganadores y resaltó la importancia de la publicación de sus obras por parte del Fondo Editorial Fundarte.

“Son unas ediciones impecables, llenas de dignidad y de una gran belleza”, enfatizó el autor de los versos Somaris.

Cuatro obras que resumen el nuevo discurso de las letras nacionales

Es heterogéneo el panorama que dibujan estas cuatro obras ganadoras de la octava edición del Premio Stefania Mosca sobre las nuevas formas y discursos de las letras nacionales.

Poesía con raíces filosóficas, relatos fantásticos y posmodernos sobre autores imaginarios, recuerdos de la Caracas de fin de siglo y reflexiones sobre autores de culto, son los tópicos por los que se pasea este año el Stefania Mosca, que año a año marca pauta al dar cuenta de las obsesiones de las letras contemporáneas venezolanas.

Ernesto Román Orozco, ganador de la mención poesía con su obra La paz de los oficios, manifestó su orgullo por haber logrado el galardón y su agradecimiento al jurado, conformado por Karibay Velásquez, Antonio Trujillo y Douglas Bohórquez.

Sobre su obra, el autor señaló: “Es un libro en el que recojo mis experiencias espirituales y filosóficas. Soy un lector de budismo Zen y en esa experiencia he centrado siempre mi obra poética”, relató.

Por su parte, Nathan Ramírez, quien se alzó con la mención de crónica con Crónicas en cuentos breves de El Silencio, CCS 70, 80 y 90, explicó que su trabajo se basa en experiencias personales.

“Esta distinción lo que hace es llenarme de orgullo, de mantenerme en mi constancia durante muchos años escribiendo. Los invito a disfrutar de esas crónicas, que son una mezcla entre cuento y crónica de vivencias personales. Es una propuesta que reúne treinta años de mi historia como testigo presencial en la convulsionada Caracas de los años 70, 80 y 90”, apuntó.

Ramírez agradeció al jurado calificador que le adjudicó el premio, integrado por Earle Herrera, José Roberto Duque y Pedro Ruiz.

Finalmente, Carmelo Ursa, ganador del Stefania Mosca en la categoría narrativa con La bendición de Simurgh, detalló que su trabajo es una colección de 140 relatos de fantasía y ciencia ficción.

“Valiéndome de estos dos géneros, le doy un tono de fábulas para hacer relatos que pueden ser leídos por cualquier persona”, comentó Ursa.

“El libro tiene una estructura un poco peculiar, porque es como una antología de escritores imaginarios. Yo me desdoblo en ocho autores imaginarios, y entonces hay un autor que escribe fábulas de animales, otro escribe ciencia ficción y el fin del mundo, otro escribe biografías, y así. De tal manera que es un libro que tiene diversos discursos”, apuntó.

El jurado que premió a esta obra estuvo conformado por Luis Laya, Laura Antillano y Carlos Yusti.

Ana Núñez, quien no pudo asistir a la ceremonia de premiación, fue la galardonada en la categoría de ensayo por su obra Maracaibo literaria y sentimental. Un paso por Las Ciudades Nativas de Hesnor Rivera y la narrativa de César Chirinos.

Su obra está centrada en la capital del estado Zulia, a través de una mirada crítica hacia los autores de ese estado, Hesnor Rivera y César Chirinos.

Jorge Dávila, Celso Medina y Gabriel Jiménez integraron el jurado en esta categoría.

Las obras ganadoras serán editadas por el Fondo Editorial Fundarte, y los volúmenes serán bautizados el próximo año en la novena edición de la fiesta literaria capitalina.

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz