Familiares de las víctimas de violencia opositora exigen justicia

Las manifestaciones violentas promovidas por la oposición venezolana han dejado más de 80 muertos en el país. Sin importar la posición política, muchas familias han sido enlutadas por los hechos terroristas que se han generado desde el mes de abril. Compartimos un trabajo de CiudadCCS en el que entrevistan a familiares de Anderson Dugarte, Luis Enrique Márquez, fallecidos en Mérida en los hechos violentos de este año, así como de Elvis Durán, motorizado degollado durante las “guarimbas” o protestas violentas de 2014.


Texto: CiudadCCS

El estado Mérida fue uno de los muchos escenarios afectados por los actos violentos de las convocatorias derechistas donde causaron víctimas mortales.

En la entidad andina, Anderson Dugarte, mototaxista y militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fue asesinado por la violencia de la derecha en medio de las manifestaciones realizadas en la capital del estado, el pasado lunes 8 de mayo.

Sobeida Dugarte, hermana de Anderson Dugarte, considera que para levantar las banderas hay que reflexionar y llevar un mensaje de paz a la población. “En Mérida las manifestaciones no son pacíficas porque, si lo fueran, mi hermano no hubiese caído. El llamado es a la paz y a la reflexión, porque los niños no pueden asistir a sus actividades escolares por las constantes guarimbas”, expresó.

Dugarte, de 32 años, recibió un impacto de bala en la cabeza mientras circulaba por la calle 26, entre avenidas dos y tres del centro de la ciudad de Mérida, durante las manifestaciones que se dieron por el llamado que hiciera la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a una marcha que partió desde la Plaza de Sucre de la parroquia Milla con punto de llegada en el parque Glorias Patrias.

El mototaxista fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario de Mérida, donde permaneció en estado crítico hasta el pasado miércoles, cuando finalmente falleció. En el mismo hecho también resultaron lesionados Fredylan Álvarez Jáuregui, de 21 años, estudiante de la Universidad de los Andes; y Hugo Guillén, de 27 años, funcionario de la policía estadal.

Durante el sepelio, el día 13 de mayo, varios de los asistentes expresaron no solo su dolor por la irreparable pérdida, sino su indignación ante la reiterada actitud de la oposición radical venezolana de apelar a la violencia y al odio como única salida.

El gobernador del estado, Alexis Ramírez, quien asistió al sepelio, señaló a través de la señal de Venezolana de Televisión que los autores intelectuales de estas acciones violentas en la entidad andina son dirigentes de Primero Justicia y Voluntad Popular, bajo las órdenes impartidas desde Caracas por Julio Borges. “Responsabilizo a Julio Borges de los hechos de violencia que se han desatado en los últimos días en nuestro estado”, dijo Ramírez.

Por su parte, Germán Dugarte, tío del fallecido, manifestó que el pueblo venezolano lo que quiere es paz y no situaciones que sigan generando destrucción, heridos y fallecidos, como fue el caso de su sobrino Anderson.

Trabajador de la ULA

En los hechos de terrorismo por parte de la derecha venezolana el 25 de abril también falleció Luis Enrique Márquez, trabajador de la Universidad de Los Andes y dirigente del Sindicato de Obreros de la ULA (Soula).

Horas antes, el ciudadano resultó gravemente herido de bala durante la arremetida de grupos armados en moto contra de los merideños que participaron en el “Plantón Nacional” en las inmediaciones del Centro Comercial Yuan Lin. Márquez, dirigente sindical revolucionario, recibió el disparo en la cabeza en las inmediaciones de las residencias El Viaducto, donde los sujetos armados ingresaron al estacionamiento quemando un carro, una moto y causaron daños a otros tres automóviles de los residentes de la zona.

Rosa Márquez, hermana de Luis Alberto Márquez, a dos meses del fallecimiento de su familiar indicó que es hora de actuar, ya que no es posible que sigan provocando más muertes por parte de la oposición que al pueblo venezolano como blanco de sus ataques terroristas. “Luis Alberto Márquez dejó tres niños. Mi hermano no fue un ladrón, ni un matón, y me lo pusieron de lo peor y era un padre de familia trabajador”, manifestó rechazando lo publicado en medios de comunicación privados.

“Nosotros no hablamos con los medios de comunicación para recuperarnos o hacer de nuestro familiar una bandera política. Nosotros queremos enviar un mensaje de paz y pedir que ya dejen la violencia en la calle, recuperar nuestras vidas, que nos dejen ir a trabajar, a los niños ir al colegio”, dijo la hermana de la víctima. Informó que familiares de las víctimas de la violencia de Caracas, Valencia, Valles del Tuy, Barquisimeto y Mérida se reunieron con el ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, para evaluar los avances de las investigaciones.

“Esperamos que se haga justicia, pedimos que la Fiscalía General de la República actúe. Seguimos organizándonos para que no se olvide que existen víctimas en toda Venezuela, no nos vamos a quedar callados mientras exista la impunidad”, afirmó Márquez.

Fiscal asignado retrasa investigaciones

Luis Durán, padre de Elvis Rafael Durán De La Rosa, de 29 años, quien murió degollado cuando, al ir en su motocicleta, intentó pasar una barricada colocada por opositores en las guarimbas de 2014, denunció irregularidades en la investigación del caso en la Fiscalía. “El caso está paralizado desde noviembre del año pasado, me asignaron un nuevo fiscal que dice que hará algo y no hace nada”, comentó.

Durán indicó que las tres personas que se presumen sean los culpables fueron liberados días después del crimen y se encuentran en libertad plena, y uno de ellos está fuera del país. “Los implicados quedaron libres en pocos días y yo me tarde más en recuperar la moto de mi hijo”, afirmó.El padre de Elvis Rafael hizo un llamado al Ministerio Público para que se aplique al caso y se haga justicia.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz