Recitaron y analizaron la poesía mulata de Nicolás Guillén

La Afrovenezolanidad fue el tema que la mañana de este martes tomó los espacios de la Biblioteca Pública Simón Rodríguez, lugar en el que, como cada semana, se realizó la actividad denominada “Martes de lectura y poesía”. En el marco del Día de la Afrovenezolanidad, festejado el pasado 10 de mayo, se llevó a cabo este encuentro que estuvo centrado en la obra del poeta, periodista y activista político fallecido cubano, Nicolás Guillén.

Texto: Ciudad Caracas 

Alexis Rodríguez, secretario de Cultura del Sindicato de los empleados de la Biblioteca Nacional, guió el compartir que inició con una breve reseña biográfica de Guillén, quien nació en Camagüey el 10 de junio de 1902 y se inició en la escritura a muy corta edad, logrando publicar textos desde sus tempranos 15 años y en lo sucesivo reivindicar a la cultura mulata, a través de sus escritos, dedicados a temas de la negritud, denuncia social y política, y más adelante a la lingüística y fonética propia del mestizaje.

“En Guillén el canto de la negritud es un son que pasa a lo social y luego incorpora lo nacional”, expresó.

En un ambiente de camaradería y confianza se realizó el encuentro, en el que los asistentes recitaron sus poemas favoritos de este autor conocido como “el poeta del son, ritmo y baile típico de Cuba”, pues muchas de sus obras fueron convertidas en canciones de intérpretes de la talla de Celia Cruz y Bola de Nieve, entre otros.

La trata, la explotación humana de mano de las trasnacionales y la discriminación, son algunos de los temas frecuentes en la obra de Guillén, de la que también forman parte los aportes culturales, en su más amplio sentido, que han realizado los afrodescendientes.

“La intención es que el que no ha leído la obra de Guillén se acerque”, puntualizó el ponente.
_____________

Burgueses (Nicolás guillén)

No me dan pena los burgueses vencidos.
Y cuando pienso que van a darme pena,
aprieto bien los dientes,
[y cierro bien los ojos.

Pienso en mis largos días
[sin zapatos ni rosas,
pienso en mis largos días
[sin sombrero ni nubes,
pienso en mis largos días
[sin camisa ni sueños,
pienso en mis largos días
[con mi piel prohibida,
pienso en mis largos días y
No pase, por favor, esto es un club.
La nómina está llena.
No hay pieza en el hotel.
El señor ha salido.
Se busca una muchacha.
Fraude en las elecciones.
Gran baile para ciegos.
Cayó el premio mayor en Santa Clara.
Tómbola para huérfanos.
El caballero está en París.
La señora marquesa no recibe.
En fin y
Que todo lo recuerdo
[y como todo lo recuerdo,
¿qué carajo me pide usted que haga?
Además, pregúnteles,
estoy seguro de que también
recuerdan ellos.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz