La Biblioteca y su gente: ¡Gloria al bravo pueblo!

Foto: José Chacón

Nuestro hermoso y revolucionario Himno Nacional tuvo su génesis en una canción popular patriótica, y aunque existían otras canciones patrióticas, cuyas partituras originales se preservan en el Archivo Audiovisual del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas (Iabnsb), el “Gloria al bravo pueblo” se impuso, convirtiendo su historia en un tema interesante y motivo de estudio para muchos investigadores, no solo del área de historia, sino también de la música y de la lengua. Si bien sus orígenes se remontan a la época de la Independencia, fue el 25 de mayo de 1881 cuando se decreta oficialmente como Himno Nacional, por parte del entonces presidente de la República, Antonio Guzmán Blanco, publicado en la Gaceta Oficial N° 2.383 del 30 de mayo de 1881, que también se conserva en la división de Publicaciones Oficiales de la mencionada Institución.

Texto: Ciudad Caracas (Jufany Toledo)

Un grave error de omisión, ha generado la duda histórica sobre la autoría de la música y la letra del Gloria al bravo pueblo, las cuales no fueron colocadas en dicho decreto, por considerarse un canto emocional y de inspiración patriótica; de manera que si bien hemos repetido hasta el cansancio, -y así es considerado oficialmente- letra de Vicente Salias y música de Juan José Landaeta, no han faltado las controversias y aclaratorias sobre sus autores, que adjudican la letra a don Andrés Bello y la música a Lino Gallardo, tal y como años antes de tal decreto se publicara en la Opinión Nacional (febrero de 1874), periódico que puede ser consultado en la Hemeroteca Nacional de la Biblioteca Nacional.

El hecho es que a partir del 19 de abril de 1810, esta “Canción Nacional” considerada como la “Marsellesa venezolana” y muchas otras canciones patrióticas, fueron entonadas con fervor y entusiasmo por un pueblo que aspiraba su independencia y que ya estaba decidido a ser libre, así como también por los soldados y tropas, quienes tomaban fuerza de esas significativas canciones antes de iniciar una batalla. A partir del decreto del “Ilustre Americano”, la Canción Nacional o Canción de Caracas, pasó a llamarse Himno Nacional de Venezuela Gloria al bravo pueblo. Setenta y tres años más tarde, paradójicamente el dictador Marcos Pérez Jiménez lo declara símbolo fundamental de la Patria, junto al escudo y la bandera nacional, a través de una ley que data del 17 de febrero de 1954.

A lo largo de su historia, nuestro Himno Nacional ha sufrido diversas modificaciones oficiales. La última de ellas, que es la utilizada actualmente, estuvo a cargo de Juan Bautista Plaza, en el año 1947. Sin embargo, ninguna ha mermado ni modificado su espíritu de libertad e independencia, ni mucho menos la visión de una América nuestra. Las y los venezolanos sentimos verdadero orgullo patrio cuando escuchamos “las gloriosas notas del Himno Nacional”, porque su historia, su música y su letra, están impregnadas de la sangre de los libertadores que corre por nuestras venas.

También puede leer:

Dejar un comentario

1 Comentario en "La Biblioteca y su gente: ¡Gloria al bravo pueblo!"

Notificar en
avatar
600
Molest
Invitado

Entonces aqui no colocan ni los creditos del periodista ni del o de la fotografa?

wpDiscuz