Mujeres se alzaron con poesía y música contra violencia machista

Al ritmo de los tambores, diversos movimientos sociales y feministas realizaron una toma cultural en la plaza San Martín para unirse al Paro Mundial Mujeres en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Con consignas, pancartas, poesía y música alzaron diversas demandas, entre ellas contra el feminicidio y la violencia obstétrica.

Texto: Ciudad Caracas

La agrupación “Las fugitivas del ritmo” acompañó con percusión esta jornada que inició a las 2 de la tarde el día de ayer, a la que progresivamente se unieron personas entre militantes y transeúntes, a medida que transcurría la tarde.

“Estamos generando un espacio de reflexión, de problematización de nuestras diversas realidades, y por supuesto de acción. Nos estamos sumando al Paro Mundial convocado a nivel internacional y al que se han sumado más de 40 países”, relató Arcay Orozco, integrante de Urdimbre Colectiva.

Sobre el feminicidio, las mujeres presentes realizaron una serie de reflexiones sobre la situación en el país. “Antes estaba soterrado, eran llamados crímenes pasionales, pero ahora estamos tomando conciencia de qué es feminicidio, se está llamando por su nombre”, aseguró Ariadna Alzuru, integrante también de Urdimbre Colectiva.

En otro sentido, las integrantes de la Red de Colectivos por el Cuidado de la Vida Tetas en Revolución expresaron su preocupación ante la violencia obstétrica.

“Estamos manifestando ante una situación de angustia y preocupación como lo es la mortalidad materna (…) Más alla de todos los esfuerzos que hace el Estado creemos que falta mucho por hacer”, subrayó María Rodríguez, de Tetas en Revolución. Al mismo tiempo, la activista instó a redoblar los esfuerzos para masificar el acompañamiento aportuno a las mujeres gestantes, en trabajo de parto y postparto.

A la toma se unieron diversos colectivos que luchan por el reconocimiento a la sexo género diversidad, quienes reconocieron que la lucha contra el patriarcado une toda la lucha feminista.

“Por supuesto que la violencia obstétrica es algo que nos preocupa y nos ocupa, seguir derrumbando precisamente a un monstruo que desde la biología viene patologizando también a la comunidad transexual”, aseveró Rummie Quintero, vocera de la organización Divas de Venezuela, que viene trabajando por los derechos humanos de la comunidad transexual y transgénera.

Durante la jornada cultural se realizó la lectura pública de un manifiesto colectivo, además se presentó el grupo de danza Aguacero de colores.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600