El Toro de Colores engalanó octavita de carnaval en el poblado aragüeño de Santa Cruz (+Fotos)

La tradicional  manifestación patrimonial, El Toro de Colores,  que  desde hace más de 90 años engalana el domingo de octavita de Carnaval en la acogedora población de Santa Cruz, municipio Lamas del estado Aragua, nuevamente derrochó vistosidad y colorido, con la  representación de la faena taurina.

Texto: Prensa MPPC
Organizado por el Concejo Municipal bolivariano de Lamas, a través de su dirección de cultura, la celebración contó  con la entusiasta participación de niños y jóvenes de las instituciones educativas de la localidad que promueven la preservación de esta manifestación como patrimonio cultural, así como las comunidades y familias  portadoras de la tradición.

Después del recorrido por las calles, en el simulacro en el cual  participaron más de 12 personas, entre toreros, cargadores, un doctor y un enfermero, se representó la faena en la parte de la cuadrilla, con quiebres y movimientos propios de la  tauromaquia. El torero, herido por el toro, es atendido  por  el doctor que se acerca de forma jocosa a brindar cuidados.

El Toro de Colores, expresión cultural que tiene sus remotos antecedentes en la época colonial, es una imitación del astado, que se elabora con madera, cabilla, papeles de colores cortados en flequillos, agarraderos para quien lleva el toro, además de la imitación de los testículos del animal. Un par de cachos  y la  cola real, la cual es buscada en los mataderos de la zona.

Declarado Patrimonio Cultural del estado Aragua, el  Toro de Colores es un ícono representativo  del municipio Lamas,  que  pobladores y visitantes  esperan para  disfrutar los domingos de Octavita  de Carnaval,  en que las calles semejan  una policromía.

Al principio era un solo toro,  pero cada año  se van multiplicando los animales con  la incorporación  de jóvenes y  de escolares,  gracias a cultores como José de  Jesús Velásquez, integrante del Sistema Nacional de Culturas Populares (SNCP),  quien desde hace 52 años ha impulsado esta manifestación cultural, organizando y dictando talleres en escuelas para preservar la tradición  en la que al principio sólo participaban  unas cuatro o cinco familias.

Con esta  tradición, que contribuye a exaltar  los valores culturales y la  identidad del poblado, los lugares, autoridades y visitantes,  despidieron con alegría, en Santa Cruz,   los carnavales  del 2017.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600