Dominga Salazar, muñequera de oficio y artista de vocación

Cariaco es una ciudad ubicada en el estado Sucre, es conocida por su gastronomía y paisajes, pero también es la cuna de Dominga Salazar, muñequera de oficio y artista de vocación.

Texto: Ciudad Caracas

Se crió en el pueblo Quebrada Honda, lugar donde vivió los mejores momentos de su infancia junto a sus hermanos. Su primera muñeca se la cosió su abuela, que con su carácter bondadoso se ocupaba de regalarle espacios de juego a Dominga.

Sin embargo, ella recuerda que su abuelo era un hombre de campo muy estricto, que profesaba el trabajo por encima de la diversión.

“Mi abuelo, bravo, nos quemó las muñecas y entonces yo sentí mucha nostalgia”, comentó para Ciudad CCS. Este acontecimiento, lejos de desanimarla, la motivó, y a los 9 años comenzó a fabricar sus primeras muñecas, actividad que se convirtió en su oficio pues las vendía entre sus amigas.

En 1963, luego de haber culminado sus estudios básicos, Dominga viaja al estado Nueva Esparta para estudiar manualidades en la Academia Margarita, lugar donde aprendió técnicas que le permitieron mejorar las ropas de sus muñecas.

La música también corre por las venas de esta muñequera. Desde pequeña le gustó el canto, pero mientras fue creciendo también desarrolló el talento para la composición.

“La primera canción que yo canté fue una para Marcos Pérez Jiménez en el 58. Me subí al mostrador de la bodega y me dieron caramelos, cuando llegué a la casa y me preguntaron por los caramelos, yo dije que había cantado esa canción y me dieron una paliza” dijo entre risas.

Es fundadora de la Escuela de Galerón de Cariaco y dedicó parte de su vida a enseñar a los niños la composición de décimas y canciones de música tradicional venezolana.

Por su dedicación artística se convirtió en patrimonio cultural de la nación en el año 2000, mención que lleva con modestia pero que deja en evidencia sus creaciones. Sus muñecos honran personajes históricos del país y pueden encontrarse en las tiendas de la Red de Arte de la ciudad.

Dominga Salazar lleva en su trayectoria el orgullo de un estado y las voces un gremio forjador de cultura.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz