Ovalles: La academia venezolana de cine tiene que consolidarse con trabajo colectivo

La Academia de las Ciencias y Artes Cinematográficas de Venezuela (Acacv) “tiene que ser el resultado del trabajo, no de asociaciones gremiales, sino de todos los individuos de todas las áreas vinculadas con el cine. Es fundamental que estos individuos, juntos, la llevan adelante, no puede ser una obra de pocas personas, tiene que ser el trabajo de todo un equipo, de todo un colectivo que son los cineastas venezolanos”.

Texto: Correo del Orinoco

Así lo comentó al Correo del Orinoco el realizador Caoupolicán Ovalles, presidente de la junta directiva transitoria de la incipiente Acacv, entidad que apenas a finales del año pasado configuró sus estatutos y su estructura legal, para luego, específicamente desde el 11 de enero, comenzar un proceso de convocatoria para los posibles miembros, por medio del cual se han postulado, hasta el momento redactar este texto, unas 130 personas aproximadamente.

El origen

La inquietud de fundar una academia de ciencias y artes cinematográficas en nuestro país tiene orígenes muy remotos. Sin embargo, no fue sino hasta hace unos tres o cuatro años cuando esta propuesta comenzó a cuajar definitivamente para asomarse hoy en una palpable realidad aún por aprehender definitivamente.

Según Ovalles, hace cerca de cuatro años, cuando le tocó presidir la Cámara Venezolana de Productores de Largometrajes (Caveprol), fue invitado por la Academia de las Ciencias y Artes Cinematográficas de Colombia, que en ese entonces organizó un encuentro con otras academias iberoamericanas.

Desde entonces se estableció un vínculo con diferentes academias, algunas muy consolidadas como la española, la argentina y la mexicana, entre muchas otras, tanto recientes como longevas, de diferentes países Latinoamérica y Europa, instituciones que han asesorado a nuestro país en la configuración de los estatutos y las posibles estructuras legales.

Los objetivos

Como es el caso de las academias del mundo entero, la función primordial de este tipo de entidades es fortalecer y promover la cinematografía de cada país, tanto puertas adentro como hacia el exterior, además de propiciar el intercambio de experiencias entre realizadores y hacer aportes a la formación y actualización profesional en los diferentes oficios vinculados con el hecho cinematográfico.

Igualmente, es tarea de las academias reconocer por medio de premiaciones la labor de quienes se dedican a las múltiples labores cinematográficas, así como seleccionar y postular las obras nacionales a premios y certámenes organizados por otras academias, tal es el caso de los Oscar de Estados Unidos, los Goya de España, los César de Francia, los Ariel de México y los Macondo de Colombia, entre muchos otros.

Igualmente, sostuvo Ovalles, cuando se consolide la academia venezolana corresponderá hacer reuniones y asambleas para recibir, analizar y responder a las propuestas que tengan a bien hacer los miembros.

Independiente

La intención es que la Acacv, como el resto de las instituciones similares de todo el mundo, sea una institución libre, que no dependa, ni tenga vínculos directos e influyentes, con asociaciones gremiales, instituciones estatales o entidades privadas.

“Las academias deben ser formadas por individuos que hacen cine, en su mayoría realizadores, productores, directores de arte, músicos, vestuaristas, iluminadores, etcétera”. Por supuesto, también se admiten bajo diferentes figuras de membresías, individuos vinculados de manera indirecta con el cine, como críticos, formadores, etcétera, aclaró el director de Memorias de un soldado.

Como institución independiente, la Acacv podría recibir aportes financieros de cualquier otra entidad, siempre y cuando esto no influya en su independencia, en sus actividades y en su filosofía. Igualmente, uno de los principales sostenes financieros es el aporte de cada uno de sus miembros. En el caso venezolano, una vez que se realicen los pasos administrativos preliminares como un censo, estudio y admisión de los postulantes a formar parte de esta iniciativa y calendario de elecciones para una junta directiva estable por un período a definir, se establecerá en colectivo cuánto deberá ser el aporte mensual anual o como se decida.

Juntos es mejor

Lejos de asumir tareas de otras instituciones, el deber de la Acacv, de acuerdo a Ovalles, es contribuir con otras entidades gremiales, estatales y privadas para fortalecer la cinematografía nacional.

“Los vínculos con empresas, gremios e instituciones públicas vinculados al cine son algo natural. Siempre habrá vínculos, relaciones y motivaciones para que la academia se vincule, trabaje desarrolle iniciativas y comparta labores con todos los entes mencionados. Cada uno tiene sus tareas y áreas de competencia bien definidas, pero siempre habrá puntos de encuentro en los que existirá el intercambio y la interacción”, añadió.

Las primeras tareas

En la medida que se dan los pasos para la consolidación definitiva de la Acacv, la junta directiva transitoria ya está asumiendo una de las labores naturales, la selección de las películas que representarán a Venezuela en los próximos Premios Platino.

Esta es una primera labor que hace la academia conjuntamente con Caveprol y Avepca (Asociación Venezolana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales) que son los entes encargados de organizar la selección de las películas venezolanas que nominan a los Premios Platino. Esperamos que en lo sucesivo sea la academia la encargada de hacer esta selección así como en el caso de otros premios”, puntualizó Ovalles.

En este sentido, el realizador apuntó que Venezuela tendrá ahora la oportunidad de participar en otros certámenes a los que no había podido asistir, precisamente por la inexistencia de una academia de cine.

En adelante, los objetivos inmediatos de la junta transitoria son realizar la inscripción de miembros, facilitar la incorporación y el reconocimiento a los cineastas que ya cumplen con los requisitos debido a su larga experiencia y obra, así como el nombramiento de los miembros honorarios. Igualmente, la realización de un censo de los miembros inscritos y su organización por categorías (disciplinas) con la intención de realizar a la brevedad la elección de la primera junta directiva.

En los próximos días se abrirá una página web, para facilitar el flujo y la precisión de la información, así como para publicar cada una de la acciones y actividades de la Acacv.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz