Las plantas alzaron su voz en protesta por un mejor ambiente

A través de una colorida historia la agrupación teatral Caudal Encantado llevó este domingo un mensaje de concienciación por nuestro medio ambiente a las niñas y a los niños que junto a sus familiares disfrutaron de la presentación de la obra Cuando las hojas hablan, en el Teatro Nacional, ubicado en Santa Teresa.

Texto: Ciudad Caracas

Alrededor de 45 minutos duró la puesta en escena escrita y dirigida por Régulo Poyer, la cual se inició en un pequeño apartamento donde habitan cómodamente la gata Marilia y el perro Feliciano, quienes por ser criados en cautiverio no tienen idea de todas las cosas que suceden fuera de su entorno.

Un día, en su espacio, las mascotas comienzan a escuchar el susurro de las plantas como el pimentón, la sábila y el cocotero, las cuales les cuentan a los animales una historia acerca de la guerra y la destrucción de la Madre Tierra a causa de la contaminación y ciertos acontecimientos sociales y políticos.

En consecuencia, las mascotas recurren a una egocéntrica paloma china que posee muchos conocimientos y les hace entender a las mascotas la realidad de la situación como los desastres naturales y las guerras entre países.

Así es como entre diálogos divertidos que permitieron la interacción del público con los personajes del cuento, llegaron a la casa de una sabia y mística gallina que les indicó que las guerras las fomenta la gente y los desastres naturales tan solo son las mismas plantas expresando su descontento por los daños ecológicos que han causado los seres humanos, especialmente la tala de árboles.

En consecuencia, al son del cuatro interpretado por el personaje de un llanero junto a una doña que le dieron un toque elocuente a la puesta en escena, los personajes comprendieron que la solución es que los humanos entiendan que no son los únicos seres vivos que habitan la tierra, siendo necesario tomar conciencia para protegerla y por ende comenzar a sembrar árboles para mitigar tales problemas.

De esta manera, con muchas sonrisas los presentes aplaudieron la obra que les brindó un mensaje de concienciación y sensibilización hacia el entorno que los rodea.

La tierra despierta y nos habla

La pieza teatral tiene dos años de haber sido escrita, tiempo en el cual se ha llevado a diferentes espacios de la ciudad como teatros recuperados, comunidades rurales y plazas.

El director de la obra e interprete del llanero con el cuatro, Regulo Poyer, explicó a Ciudad CCS qué lo llevó a la necesidad de escribir una obra de temática ambiental dirigida a los más pequeños de los hogares venezolanos.

“Las inspiraciones vienen solas pero las circunstancias que estamos viviendo actualmente son bastante difíciles y tenebrosas. La contaminación es terrible a tal punto que nos está trayendo muchos problemas y entonces cómo le podemos decir a las niñas y niños que nosotros mismos somos los responsables de todo lo que sucede y que nosotros somos quienes tenemos que tomar una actitud más consciente ante eso, por lo que tomamos la idea y con creatividad fluyó la pieza”, dijo.

El actor resaltó que Cuando las hojas hablan ha tenido gran aceptación por parte del público.

“A todos les ha gustado el mensaje ecologista porque aclara la circunstancia que estamos viviendo actualmente. Tenemos que tomar conciencia de eso y actuar porque aquí simplemente no es escuchar y ya, hay que actuar y tomar decisiones inmediatas”, dijo.

Por su parte, Natalia Serna, quien llevó a sus dos hijos a ver la función, comentó a Ciudad CCS que la presentación no está solo dirigida a las niñas y niños, ya que también sirve para los adultos. “Por mi parte quedé encantada con la función, es entretenida para los niños pero dejó un gran mensaje que me hizo entender que debemos criar a nuestros hijos de una manera en la que sean más sensibles con su entorno y somos nosotros los adultos que debemos dar el ejemplo”.

Cuando las hojas hablan es una de las piezas teatrales que ofrece el Circuito Teatral de Caracas, impulsado por la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte).

Se trata de una programación permanente de piezas teatrales y actividades formativas que se llevan a cabo en los teatros recuperados del municipio Libertador de Caracas.

 

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600