Historiador Néstor Rivero analizó vigencia del pensamiento zamorano en el siglo XXI

La sala Hugo Chávez ubicada en el nivel AP0 del cuerpo de servicios del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas (IABNySB), fue escenario de la conferencia ”Pensamiento zamorano en la Venezuela del siglo XXI”, ofrecida por el historiador, escritor y profesor Nestor Rivero, autor de la obra Bolívar y las leyes de la guerra, estudioso de la vida y obra del General del Pueblo Soberano. Rivero impartió cátedra sobre las luchas emprendidas por Zamora, a quien no dudó en calificar como el segundo Bolívar.

Texto: Prensa MPPC

La conferencia giró en torno al programa de lucha de Zamora, quien 30 años después de la muerte del Libertador (1830) enarboló la ideología Bolivariana de reivindicación social de las masas oprimidas, principalmente, de los campesinos pobres, para quienes reclamó el derecho a la tenencia de tierras propias frente al despotismo de la oligarquía conservadora, representada por José Antonio Páez y los hacendados cafetaleros. Asimismo, ofreció una detallada biografía del prócer, que en 1859 recibiera el título de Valiente Ciudadano por su destacada labor en la guerra federal.

”Zamora fue seguido por campesinos de distintos caseríos del llano, que afectados por la crisis agraria causada por el partido conservador se dieron a la insurrección, viendo en Zamora a su líder, un pulpero de Villa de Cura, que rescató el espíritu de aquel decreto de repartición de tierras, que en 1817 Bolívar proclamara a favor de los soldados patriotas, sus viudas y huérfanos, expropiadas a  los realistas y sus cómplices enemigos de la causa independentista”, recalcó.

A Zamora debemos estudiarlo como parte fundamental de nuestra gesta patriota, junto a hombres como Bolívar, Sucre y Simón Rodríguez. Su contexto social le llevó a la lucha contra el latifundio que oprimía al campesinado, comentó el ponente.

Tres hombres, tres tiempos

”La figura de Zamora haya paralelismos y grandes diferencias frente a la de otros dos grandes caudillos de nuestra historia: Páez y Boves. El primero pasó de ser un llanero descalzo que luchó lanza en mano, a convertirse en gran hacendado cediendo a los intereses y ambiciones oligárquicas, aunque en el tomo II de su autobiografía, defendió fervientemente el orden oligárquico que le hizo dueño de gran cantidad de tierras, entre ellas, la Hacienda La Trinidad en Maracay, una de las tierras más fértiles del país. Por su parte, Boves fue la venganza y el odio desatado contra los opresores, pero cedió ante el poder realista, demostrando que no tenía un programa real de dignificación de las masas. Zamora de origen humilde, igual que los otros dos, no sólo fue seguido por el campesinado, sino que luchó por sus reivindicaciones. Tierra y hombres libres, voto universal fueron sus consignas”, reflexionó el historiador.

El verdadero Zamora

Dscribió el perfil de líder de tropas de Ezequiel Zamora: ”Lo caracterizaba una férrea disciplina que imponía a sus tropas, exigiendo de ellos respeto hacia el pueblo, tanto así, que  juzgó e hizo fusilar a Martín Espinoza y a otro soldado, conocido como El Brujo, por cometer excesos contra campesinos. Por ello, esa imagen desfigurada de un Zamora asaltador de caminos y saqueador, forma parte de  una corriente de la historia conservadora, dedicada a magnificar y distorsionar las tácticas coyunturales propias de una guerra.

En cuanto a la falaz acusación de violador que en días recientes un vocero de la oligarquía  lanzó contra Zamora en la Asamblea Nacional, Rivero refiere un interesante dato con el que desmonta la barbarie discursiva de dicho personaje; ”En el capítulo quinto a pie de página, Federico Brito Figueroa en el libro titulado Tiempos de Zamora, refiere que el juez que dictara la pena de muerte contra Zamora enterado de su liberación temeroso de la venganza, cometió el aborrecible acto de presentar a su esposa e hija para que este saciara con ellas sus necesidades de hombre. El hecho fue aborrecido por el general Zamora, quien no tocó a las mujeres. De ese hecho histórico manipulado y distorsionado, surgen ese tipo de campañas sucias con que  la oligarquía siempre ha  pretendido desfigurar la imagen del General del Pueblo Soberano, que 200 años después les sigue haciendo temblar”

General victorioso

En cuanto a las victorias militares del aguerrido Zamora, el ponente destacó los esfuerzos realizados por Zamora para enfrentar junto a sus campesinos, a un ejército regular de Páez, pertrechado con un parque de armas capaz de derrotarle en el primer combate. Sin embargo, la determinación de Zamora, lo llevó a resistir valientemente, debiéndose su derrota al abandono de la estrategia de la guerra de guerrillas, la determinada “Pica y huye”. La falta de armas y la capacidad numérica en la Batalla de Paguito, 900 hombres de Zamora se enfrentaron a 2000. También su enfermedad, el tifus fue causante de su derrota y captura el 6 de marzo de 1847.

Respecto a las circunstancias de la muerte de Zamora, así como la polémica sobre sus restos, intercambió opiniones con el público. Estos temas, seguirán generando suspicacias y serán causa de futuros estudios, aseguró.

Vigencia zamorana

A la luz de la Revolución Bolivariana que se vive en Venezuela, es importante enarbolar el pensamiento de Zamora, como un referente moral y de amor a la  Patria, de defensa de los desposeídos y de lucha contra las clases dominantes. Chávez, al idear la vertiente del Árbol de las Tres Raíces, hizo bien en incluir a Zamora. “La grandeza consiste en ponerse al servicio del pueblo”. También declaró el ponente que “el espíritu de Zamora está presente en las luchas que actualmente desarrollan nuestros campesinos, y en las leyes que el Poder Popular ha conquistado desde el llamado a la Constituyente hecho por el Comandante Chávez”.

Nestor Rivero ha publicado numerosos ensayos y artículos de contenido histórico en el semanario Todos Adentro, Ciudad Caracas y Correo del Orinoco. Actualmente prepara un compendio sobre Zamora, recomienda acercarse al estudio de este insigne patriota a través de los libros Ezequiel Zamora, General del Pueblo Soberano, compilación de varios autores con prólogo del Comandante Chávez y Biografía  del ilustre ciudadano Ezequiel Zamora de Laureano Villanueva. Cabe destacar, que este último forma parte del libro Vida del valiente ciudadano General Ezequiel Zamora de l. Villanueva, impreso en 1898, que reposa en la Colección de Libros Raros y Manuscritos del IABNySB.

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz