El Masparro será exhibido sobre un espejo de agua

El buque de vapor Masparro fue construido en 1891. Medía 70 pies (21 metros) de eslora, 16 pies (4,87 metros) de manga y 4 pies (1,21 metros) de profundidad. Foto: Hagley Digital Archives

El 11 de junio 1914 el rebelde llanero Pedro Pérez Delgado, mejor conocido como Maisanta —bisabuelo del Comandante Hugo Chávez Frías— invadió el puerto de la ciudad de Nutrias, ubicado en la zona limítrofe entre Barinas y Apure, a bordo del vapor Masparro, en un intento de sublevación contra la dictadura de Juan Vicente Gómez. A más de 100 años de esta hazaña histórica, este legendario barco, símbolo de lucha y de resistencia social, será exhibido en el Museo de las Culturas del Llano, en la entidad barinesa, como lo anunció el ministro del Poder Popular para la Cultura, Adán Chávez el 21 de enero pasado, cuando presentó el libro digital Una Página para Fidel.

Texto: Prensa MPPC

Como lo dijo, la idea es que el pueblo venezolano pueda conocer los acontecimientos que encierran su estructura y descubra en su historia parte de las raíces de la Revolución Bolivariana.

“Era un barco comercial y de pasajeros que se convirtió en un elemento de lucha para la toma de Puerto Nutrias, por parte del bisabuelo del Comandante. (…) Es un elemento simbólico de lo que significa toda la lucha de Maisanta y de las raíces de Hugo Chávez, pues Chávez no es un fenómeno político casual, sino que tiene raigambre, tiene casta, viene de un abuelo revolucionario insurgente, como Pedro Pérez Delgado”, explicó el presidente del Instituto del Patrimonio Cultural. IPC, Omar Vielma.

Omar Vielma, presidente del Instituto del Patrimonio Cultural, informó que la reconstrucción del vapor cumplirá un sueño del Comandante Chávez

Sostuvo que la exposición museográfica permitirá visualizar los restos originales de la embarcación, que estuvo, desde su naufragio —el 16 de julio de 1914— hundida bajo las aguas del Río de Apure, hasta que fue descubierta en medio de la intensa sequía que sufrió Venezuela en el año 2010, cuando el caudal se redujo y dejó al descubierto una porción de hierro de la planta inferior del barco.

Señaló que a partir de ese momento, por instrucciones del Comandante Hugo Chávez, se habilitó a PDVSA La Estancia, para que junto al IPC desplegara un equipo de arqueólogos, encabezado por el especialista Aníbal Carballo, que se encargaron de extraer las piezas del vapor e iniciar el laborioso proceso de restauración y recuperación. “Se escogió realizar la exposición en el Museo de las Culturas del Llano, porque Pérez Delgado fue barinés y nuestro Comandante también lo fue. La intención es reconstruir todo el barco allí, con las piezas que se pudieron rescatar”, comentó.

Precisó que dicha embarcación estará ubicada dentro de un salón hexagonal que ha sido construido en el ala derecha del recinto, donde se le podrá ver sobre un espejo de agua, como si estuviese navegando, además de toda una serie de colecciones fotográficas e información referente a la vida y obra del rebelde llanero.

“Es uno de esos símbolos que es tangible, que podremos visibilizar en una exposición que no será una vitrina más, sino que será el encuentro del ciudadano común con la historia a través de ese elemento que es el buque Masparro, que va más allá del buque porque nos conecta con todo lo que significó Pedro Pérez Delgado en la historia contemporánea de Venezuela”, señaló.

Recordó que este barco también es un importante reflejo del contexto económico y social que existía durante principios del Siglo XX en nuestro país, en donde la actividad comercial dependía, en gran medida del transporte fluvial, pues, los productos y mercancías entraban y salían del llano en estos vapores a través de lo que el Comandante Chávez denominó como el eje carretero fluvial “Apure-Orinoco”.

Resaltó que esta exposición constituye una iniciativa que ejecuta el Gobierno Bolivariano, a través del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, con el objetivo de visibilizar y reivindicar a los íconos políticos, culturales y sociales que marcaron el devenir de nuestro país.

“El perfil de la Revolución es que la historia se convierta en una herramienta de insurgencia, una herramienta para reivindicarnos, para avanzar y progresar, que los íconos culturales y políticos sean visibilizados”, añadió.
Informó que la inauguración de esta exposición museográfica está prevista para el 28 de julio de este año, en honor al natalicio del líder de la Revolución Bolivariana. “Aspiramos que sea inaugurada en el aniversario del Comandante, porque la reconstrucción del Masparro fue una de sus instrucciones, uno de sus sueños y se lo debemos. Este barco es uno de los símbolos del chavismo, de las raíces del Comandante Chávez y de la lucha por el socialismo”, subrayó.

Inicio de la leyenda

Un reportaje reseñado en la página web de Alba Ciudad destaca que el Masparro había comenzado a navegar por el Orinoco y sus afluentes en la última década del siglo XIX bajo la responsabilidad de la Compañía de Vapores del Orinoco y otras empresas encargadas de las actividades fluviales y costeras del país. Pero fue Pérez Delgado quien le dio su carácter legendario.

En abril de 1914, el rebelde llanero se había unido a la Fuerza Armada Nacional y en junio de ese mismo año fue enviado a El Yagual para enfrentar una eventual invasión desde Colombia por parte del general cojedeño Alfredo Franco, quien para ese entonces se había alzado contra Juan Vicente Gómez. No obstante, Maisanta también decidió sublevarse y luchar contra la dictadura, apoderándose del vapor el 4 de junio con la firme intención de tomar la localidad de San Fernando de Apure, objetivo que lamentablemente no pudo alcanzar.

El buque Masparro. Álbum de la Compañía Anónima Fluvial y Costanera. Fotografía: Manrrique. Sin Fecha. Fuente: Biblioteca Nacional de Venezuela, Archivo Audiovisual

El 10 de junio de ese mismo año, el ejército gomecista ordena su captura. Al enterarse de la persecución que existía en su contra, Maisanta invade y toma el Puerto de Ciudad de Nutrias por unos días, periodo en el cual el llanero ordenó cubrir el barco con cuero de ganado para protegerse de las balas, refiere el artículo.
Después de una intensa lucha por mantenerse en el sitio, finalmente abandona la embarcación y huye en dirección a Elorza. El Masparro termina siendo remolcado el 14 de junio hasta San Fernando de Apure, lugar donde fue reparado.

El naufragio

Un mes después de la hazaña de Pérez Delgado, el 15 de julio de 1914, la embarcación zarpó rumbo hacia Periquera, hoy Guasdualito. Al llegar al sur del Río Apure cerca de la medianoche, cuando los pasajeros decidieron descansar en el bote, se desató una fuerte tempestad que hizo que el barco perdiera el balance y se volcara, sin dar mayor tiempo a sus tripulantes de salvarse. Tan sólo unos pocos alcanzaron a nadar hasta la orilla.

En el blog Laranaloca’s la periodista Carolina García (también periodista del diario De Frente), afirmó que nunca se pudo saber con exactitud cuántos pasajeros iban en el vapor. “Algunos autores dicen que eran 40 personas, mientras otros aseguran que eran 72 los que salieron de San Fernando de Apure en el Masparro, entre ellos los 30 soldados de tropa, la tripulación y algunos pasajeros civiles”, señaló.

Aunque para muchos (entre ellos García) la cifra más creíble es de 26 personas fallecidas en la tragedia, oficialmente sólo fueron hallados seis cadáveres y 11 sobrevivientes.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz