El arte fue la pasión menos conocida en Yolanda Leal, la eterna reina del pueblo

Posiblemente el nombre de Yolanda Leal no tenga mayor resonancia entre quienes conforman a las nuevas generaciones de venezolanas y venezolanos. Tal vez, entre quienes sobreviven a largas décadas transcurridas haya uno que otro que no recuerde o nunca supo que se trató de quien ganó la primera elección universal en nuestro país, por allá en 1944 a raíz de su madrinazgo de la VII Serie Mundial de Beisbol Amateur celebrada en territorio patrio. Pero, lo más seguro es que unos y otros no alberguen en su memoria que la llamada eterna reina del pueblo (sembrada hace cuatro años, el 20 de enero de 2013) también se adentró en el mundo del arte a través de la actuación, la música y la pintura.

Texto: Prensa MPPC

Aquella humilde maestra de Monte Piedad (sector de la caraqueña parroquia 23 de Enero), apodada “la Mami” por los estudiantes que de ella recibían su carácter maternal y protector, fue contactada (en el mismo año 1944) para participar como actriz en la película Barlovento luego del revuelo generado por su triunfo en los comicios. La producción cinematográfica, dirigida por el venezolano Fraíz Grijalba, estuvo basada en la pieza musical homónima del compositor Eduardo Serrano, que resalta el espíritu alegre del pueblo de la costa mirandina.

En dicho proyecto, estrenado el 15 de mayo de 1945, compartió escena con reconocidos actores y actrices de la época, como Lala Gil Bustamante, Elisa Soteldo, Enrique Benshimol, Manuel Martínez y Andrés Gallardo.

“A mi mamá no le gustó mucho ese mundo. A pesar de que trabajaron todas las personas importantes de los medios, no quiso seguir en él, porque lo de ella era la enseñanza de sus muchachos, educar y formar”, explicó Manuel Reina, su hijo mayor.

Manuel Reina recuerda que su madre se decidió por la enseñanza y la formación antes que por la actuación

Desde temprana edad, también se interesó por la música. Incluso, llegó a recibir clases de la mano del insigne compositor venezolano, Vicente Emilio Sojo. “Mi madre siempre se lamentó de haber dejado sus estudios de música por el voleibol. Ella decía que con la edad ya no podía hacer deporte, pero sí hubiese podido seguir haciendo música”, precisó el descendiente.

La pintura también fue parte de su vida. Estudió arte en la Escuela de Caracas, donde explotó su vena creativa y se codeó con reconocidos pintores de nuestro país.

No en vano, una de las materias que impartió en las instituciones educativas donde trabajó fue Historia del Arte, con la que enseñó a sus alumnos los conocimientos y herramientas básicas para adentrarlos en el mundo creativo.

Aún, cada rincón de su casa (en la parroquia San Juan) se mantiene adornado con las innumerables piezas artísticas que surgieron de sus manos: cuadros, bandejas y cofres, cada uno de ellos elaborado en las distintas técnicas artesanales que aprendió con los años.

Explosión popular

Sin duda alguna, el reinado de la VII Serie Mundial de Beisbol Amateur convirtió a Yolanda Leal en una figura representativa de la lucha de clases populares, pues se enfrentó en una dura competencia a Oly Clemente, hija de un alto funcionario del Gobierno del Isaías Medina Angarita.

Debido a esto, su triunfo trascendió el ámbito deportivo y sembró en el pueblo, que por primera tuvo un rostro, el anhelo por una Patria justa y democrática, donde todos los sectores fuesen reconocidos por igual.

“Ella fue una explosión popular. (…) el pueblo nunca había tenido la oportunidad de participar en una elección universal, y aparece mi madre, una muchacha humilde de un barrio popular, a competir contra Oly Clemente, una joven que vivía en el Country Club y había nacido en La Haya, Europa”, recordó el hijo mayor.

“Oly Clemente para la gente decente, Yolanda Leal para la gente vulgar”, fue el lema utilizado por el comando de campaña de la hija del funcionario. Sin saberlo, fue precisamente esa frase la que consolidó el triunfo de Leal, pues como ella misma lo afirmaría en aquel momento, “el vulgo es pueblo y el pueblo gana”. Y no se equivocó, arrasó en todo el país.

Juan Reina: “He ido a pueblos en el interior del país y he conocido gente que tiene fotos de mi mamá como en un altar”

Luego de esta victoria su vida dio un cambio significativo, pues, desde ese momento creció el círculo de personas que la admiraron hasta sus últimos días. “He ido a pueblos en el interior del país y he conocido gente que tiene fotos de mi mamá como en un altar. Es una cuestión impresionante, porque mi mamá nunca tuvo aires de grandeza, era la persona más sencilla del mundo”, explicó su hijo menor, Juan.

Para su hermana, María Leal, aquellos años posteriores al certamen fueron apoteósicos, pues no dejaron de recibir en su casa a quienes querían conocer y compartir con la soberana.

María Leal destaca que su hermana Yolanda fue fundamental en su crianza

En palabras de la misma Yolanda, relata su hijo mayor, “ese sentimiento popular, ese espíritu y esa pasión, fue la misma que vivió el Comandante Hugo Chávez Frías”, razón por la cual Leal se identificó con el líder de la Revolución Bolivariana. Siempre votó por él.

En la inmortalidad

Su figura ha sido inmortalizada por creadores nacionales que han intentado retratar, en sus obras, la trascendencia histórica y social de esta noble mujer. Uno de ellos ha sido el director Juan Andrés Bello, creador del documental La Reina del Pueblo, un filme estrenado en 2010, cuya trama ofrece un recorrido por los momentos más relevantes de aquel sufragio del 1° de octubre de 1944 que cambió la vida, no sólo de Yolanda, sino de todo un pueblo que exigía ser reconocido y tomado en cuenta.

Esta producción audiovisual triunfó en las pantallas nacionales e internacionales, siendo merecedora del Lasa Award of Merit on Film en el Festival de Cine de Toronto 2010 en Canadá, por su aporte al rescate de la cultura de los pueblos latinoamericanos.

Asimismo, la productora y directora Mónica Henríquez realizó en 1992 el documental Crónicas Ginecológicas, basado en el libro homónimo de la escritora Elisa Lerner, que rinde homenaje a las mujeres que lucharon por la emancipación femenina durante los años post-gomecistas, entre ellas, Yolanda.

Ejemplo de humildad y humanidad

A cuatro años de su partida física, es recordada por quienes la conocieron como una mujer bondadosa y humilde, que nunca dudó en dar atención a quienes más la requerían. “Nosotros conocíamos cerca de nuestra casa a una señora mayor que tenía una nieta con discapacidad en sus piernas. Yolanda iba hasta allá, bañaba a la niña y le hacía vestidos con retazos de tela que conseguía en la casa. Así era ella de solidaria”, contó su hermana María, quien recordó que Yolanda fue uno de los pilares fundamentales en su crianza, pues ayudó a su madre en las distintas labores del hogar, entre ellas: cuidar al resto de sus hermanos.

En 1944 se coronó como soberana de la selección de beisbol amateur, siendo la primera elección universal de cualquier tipo en Venezuela

Fiel a sus principios, fue intransigente en sus enseñanzas, porque para ella los valores siempre constituyeron la base para la construcción de una buena sociedad. “Como toda madre se preocupaba porque uno saliera adelante y estudiara. Siempre nos inculcaba valores de humanidad y me decía que trabajara, que hiciera lo que me gustara pero que lo hiciera bien”, manifestó Juan Riera.

Pese a esta conducta intachable, “la Mami” nunca dejó de irradiar alegría ni de regalar una sonrisa a quienes la rodearon. Todos sus cumpleaños, los 10 de diciembre, abría las puertas de su casa para recibir a sus amigos y alumnos. Destaca el hecho de que desde la población de El Callao se desplazaba un grupo de calipso a tocar para ella.

“Mi abuela tenía una frase muy particular que a ella le gustaba mucho: el término ‘guapachoso’, y así era ella, precisamente, guapachosa. Siempre contenta y feliz”, destacó Alejandra Reina al rememorar a quien vivió con mucha chispa y un envidiable carisma de quien será recordada como ejemplo de humanidad, optimismo y lucha social.

Dejar un comentario

1 Comentario en "El arte fue la pasión menos conocida en Yolanda Leal, la eterna reina del pueblo"

Notificar en
avatar
600
trackback

[…] Los partidos políticos también apoyaban a las candidatas, Acción Democrática a Leal; ¿a quién apoyaría Copei? Tres años después se realizaban elecciones universales para la presidencia de Venezuela. Antes, ocurrirían muchas cosas más… Después, mucho después, Yolanda se haría chavista. […]

wpDiscuz