Trump prohíbe ingreso a Estados Unidos de viajeros musulmanes de siete países (+Fotos)

Manifestantes en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York contra la prohibición de Trump. Foto: Stephanie Keith/Getty Images

“La Estatua de la Libertad ha sido reducida a las lágrimas”, afirmó un líder islámico estadonidense ante la orden ejecutiva firmada el viernes por el presidente de ese país, Donald Trump, prohibiendo el ingreso de viajeros y refugiados de varios países, mayoritariamente musulmanes, a Estados Unidos. Trump firmó la orden ejecutiva suspendiendo todo el programa de admisión de refugiados durante 120 días e impone una prohibición de ingreso durante 90 días a toda persona (o sea, no sólo refugiados) proveniente de ciertos países con actividad terrorista: Siria, Irak, Irán, Yemen, Sudán, Somalia y Libia. En el caso particular de Siria, frena al flujo de refugiados de manera indefinida.

Texto: Agencias, La Jornada y Alba Ciudad

Después de una supuesta evaluación sobre amenazas potenciales de refugiados de estos países, se propone una más intensa verificación de refugiados potenciales de varios países con poblaciones mayoritariamente musulmanas para excluir a “terroristas islámicos radicales”.

“Queremos asegurarnos que no estamos admitiendo en nuestro país las mismas amenazas contra las cuales luchan nuestros soldados en el extranjero. Sólo deseamos admitir en nuestro país aquellos que apoyarán a nuestro país y que aman profundamente a nuestro pueblo”, declaró Trump al firmar las órdenes en su primera visita al Pentágono como comandante en jefe, con su nuevo secretario de Defensa, el general (retirado) James Mattis a su lado.

Los ciudadanos de los siete países vetados que posean la tarjeta de residente permanente en EEUU (‘green card’) y se encuentren fuera del país necesitarán una exención del consulado estadounidense para regresar. Además, las restricciones afectan también a personas de esos países incluso si cuentan con pasaporte de otra nación, según adelantó The Wall Street Journal.

A la vez, bajo esta orden se reduce el número de refugiados que serán admitidos a la mitad de los anteriormente autorizados por el gobierno de Barack Obama, o sea sólo 50 mil del tope anterior de 117 mil. Pero por ahora, el influjo queda congelado. Aún no había información sobre qué sucede con los que estaban en medio del proceso de ser autorizados para ingresar a este país.

La orden también incluye instrucciones para la elaboración de una lista de países a cuyos ciudadanos se les debe negar el ingreso a Estados Unidos hasta que sus gobiernos puedan ofrecer suficiente información para verificar que no son amenazas a la seguridad. Sin embargo, se ofrecerá consideración especial a refugiados cristianos de esas mismas regiones, informó Trump un poco antes.

El año fiscal pasado, unos 85 mil refugiados fueron admitidos en Estados Unidos, incluyendo poco más de 12 mil 500 provenientes de Siria.

Primeros detenidos

Este sábado, las autoridades estadounidenses impidieron la entrada de algunos refugiados en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York.

Según el diario The New York Times, entre los refugiados rechazados que fueron detenidos hay dos iraquíes. Sus abogados ya habrían solicitado ante un tribunal neoyorquino la puesta en libertad inmediata de los dos hombres. Al parecer, uno de los detenidos, Hamid Jalid Darwish, trabajó en el pasado durante diez años para el Gobierno de Estados Unidos. El otro, Haider Samir Abduljalek Alschawi, habría viajado a Estados Unidos para reunirse con su mujer e hijo. La esposa habría trabajado para una empresa contratista estadounidense. Fue liberado en horas de la tarde.

Inicialmente, los abogados de los dos iraquíes dijeron que no les dieron permiso para encontrarse con sus mandantes. Uno de los agentes de la aduana estadounidense en el auropuerto les habría dicho: “Llamen al señor Trump”.

Aerolíneas no permiten abordaje

Diferentes líneas aéreas comenzaron a rechazar este sábado el embarque de ciudadanos de siete países hacia Estados Unidos, a causa de la prohibición realizada por Trump. La compañía Qatar Airways informó a sus pasajeros que los ciudadanos de los siete países concernidos por la decisión de Washington únicamente podrán embarcar si son residentes permanentes en Estados Unidos.

Responsables de dos agencias de viaje, además, dijeron haber recibido instrucciones de las compañías Emirates, Etihad y Turkish Airlines de rechazar la venta de billetes incluso a ciudadanos iranies que tengan visa estadounidense.

En El Cairo, mientras tanto, se impidió el viaje a Estados Unidos de cinco iraquíes y un yemení, que querían abordar un vuelo de la compañía Egyptair a Nueva York, según informaron a dpa empleados del aeropuerto de la capital egipcia.

“Cuando un funcionario del aeropuerto John F. Kennedy fue informado del estatus de los seis árabes, ordenó que se impidiera su viaje”, a pesar de que estos tenían visados válidos y estaban acompañados de un empleado del Alto Comisionado de Naciones unidas para los Refugiados (Acnur), afirmaron los empleados aeroportuarios egipcios.

Irán reacciona

En la primera reacción enérgica contra la medida de la Casa Blanca, el gobierno iraní la calificó de “insultante” y este sábado anunció medidas de reciprocidad y la prohibición de ingreso de ciudadanos estadounidenses.

En Teherán medios de prensa dieron cuenta de muchos casos de iraníes cuyo embarque hacia Estados Unidos fue rechazado. Una joven iraní que estudia administración en California dijo a la AFP, bajo anonimato que su “billete (de regreso a EU) en Turkish para el 4 de febrero fue anulado”.

Teherán y Washington carecen de relaciones diplomáticas desde hace 37 años, pero según estimaciones iraníes, un millón de jóvenes de este país estudian en Estados Unidos. Además muchos iraníes viajan regularmente para visitar a sus familias que emigraron.

Rechazo

Defensores de derechos humanos, civiles y de refugiados, junto con organizaciones religiosas musulmanas, católicas, judías como también políticos denunciaron las medidas como contrarias a los valores y prácticas de un país fundado y creado por refugiados e inmigrantes.

James Zogby, presidente del Instituto Árabe Americano, declaró que Trump debería de leer las palabras en la Estatua de la Libertad invitando a los pobres y los que desean la libertad del mundo, afirmando que “para decenas de millones de estadounidenses que son inmigrantes o descendientes de inmigrantes, esas palabras definen el significado de nuestro país y su promesa al mundo. En un día, nuestro nuevo presidente ha violado esa promesa, dañado el significado de esta nación y reducido a lágrimas a la Dama en el puerto”.

El senador Charles Schumer, líder de la minoría demócrata, usó la misma imagen de las lágrimas de la Estatua de la Libertad, al declarar que con esta orden, “una gran tradición de Estados Unidos, dar la bienvenida a inmigrantes, que ha existido desde la fundación… fue pisoteada”. Algunos ya están contemplando acción legal contra de estas órdenes, ya que es inconstitucional aplicar políticas basadas en una religión.

Protestas

Un grupo de personas se concentraron este sábado frente a el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York, para protestar contra las medidas aprobadas por el presidente estadounidense Donald Trump que regula la entrada de inmigrantes procedentes de Oriente Medio, a quienes se les hará una “investigación extrema”.

“Déjenles entrar”, “Todos son bienvenidos aquí” o “Esto es ilegal” eran algunas de las pancartas que podían verse en la concentración del aeropuerto neoyorquino, respaldada por varios grupos de derechos civiles y de protección de los inmigrantes.

Más de 300 manifestantes se reunieron frente del área de llegadas internacionales de la Terminal 4 y portaban pancartas con consignas como “No a la prohibición, no al muro” y “Los refugiados son bienvenidos”.

Los miembros de la Alianza de Taxistas de Nueva York (NYTWA) también acudieron a la protesta, para expresarse acerca de la violencia contra los musulmanes.  “Hoy, los taxistas se unen a la protesta en el aeropuerto JFK en apoyo de todos aquellos que actualmente están siendo detenidos #NoBanNoWall”, tuiteó la organización sin fines de lucro con 19 mil miembros, muchos de ellos musulmanes.

La organización añadió que las órdenes ejecutivas ponen a sus miembros en más peligro que después del 11 de septiembre de 2001, cuando los crímenes de odio contra los musulmanes se dispararon.

ONU insta a continuar aceptando refugiados

La ONU exhortó este sábado al presidente Donald Trump a continuar con la larga tradición de acogida de refugiados en Estados Unidos y a no hacer distinciones de raza, nacionalidad o religión.

En una declaración conjunta, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) recordaron que el programa estadunidense de reasentamiento “es uno de los más importantes en el mundo” Los puestos de reubicación ofrecidos por cada país “son vitales. La OIM y Acnur esperan que Estados Unidos siga desempeñando su papel importante de líder y prosiga con su larga tradición de protección de los que huyen de los conflictos y de las persecuciones”, añade la declaración.

Las dos agencias encargadas de los migrantes y los refugiados recuerdan también a Trump un principio básico: “Estamos profundamente convencidos de que los refugiados deben recibir un trato equitativo y oportunidades de reasentamiento, independientemente de su religión, nacionalidad o raza”.

La OIM y Acnur afirman estar dispuestas a “seguir trabajando activamente y de forma constructiva con el gobierno estadunidense, como desde hace décadas, para proteger a los que más lo necesitan”.

Fiesta militar

La segunda acción de Trump este viernes fue girar instrucciones para iniciar el proceso de “reconstruir” las fuerzas armadas del país incluyendo las armas nucleares. Trump afirmó, en el Pentágono, que sus esfuerzos llevarán a “una gran reconstrucción de las fuerzas armadas de Estados Unidos -nuevos aviones, nuevos buques nuevos recursos y nuevas herramientas para nuestros hombres y mujeres en uniforme”.

 

La acción ejecutiva incluye instrucciones para que el Pentágono realice tanto una evaluación de su estrategia general como de lo que se llama “el disuasorio nuclear”.

El memorándum presidencial instruye a Mattis a realizar, dentro de 30 días, una evaluación del estado de las fuerzas armadas, incluyendo las nucleares, con recomendaciones sobre pasos para mejorarlas empezando este mismo año. El documento no fue inmediatamente difundido, y por lo tanto no se saben más detalles por ahora.

Sin embargo, en un borrador del documento obtenido por medios esta semana se indicaba una disposición para invertir en armas nucleares y en ampliar las fuerzas de Operaciones Especiales. Instrucciones que podrían quedar incluidas en la versión final incluyen no solo evaluar el nivel de “preparación” militar para enfrentar los desafíos de la llamada guerra contra el “terrorismo, sino también contra potenciales enemigos como Rusia y China.

Trump se reunió por primera vez con los altos mandos militares a puerta cerrada, donde, según un vocero del Pentágono hubo consenso sobre “acelerar la campaña” contra el Estado Islámico y elevar la preparación para combate “ahora y en el futuro”.

Poco antes este día, durante su reunión en la Casa Blanca con la primera ministra de Gran Bretaña Theresa May, fue preguntado una vez más sobre su posición en torno a la tortura después de haber dicho que cree que “sí funciona”, y respondió que aunque no necesariamente estaba de acuerdo con Mattis, se subordinaría a su decisión. El secretario de Defensa ha dicho que no apoya esas técnicas.

Mientras tanto, después de escalar la lista de los libros más vendidos en Amazon, “1984” de George Orwell llegó al primer lugar y hoy se reportó que está agotado en todas sus versiones. La editorial Penguin se apresura para vender más. Trump ha provocado ―comentaron algunos― que este país por fin se ponga a leer libros.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz