Títeres enseñaron sobre igualdad y conservación en La Estancia

El colorido del teatro de títeres se apoderó este fin de semana de las instalaciones de La Estancia, en Altamira, donde fue presentada la obra Miguel, el sapo valiente, que estuvo a cargo de la agrupación Tanteo, Teatro y Títeres, provenientes de los Valles del Tuy en el estado Miranda.

Texto: Ciudad Caracas 

Durante la presentación, grandes y chicos disfrutaron de las disparatadas locuras de Miguel, un príncipe que era diferente, debido a que era un humano que provenía de una familia de sapos, por lo que su padre, el rey sapo, sentía vergüenza de mostrarlo ante los otros animales.

La historia cambiaría cuando un humano malvado llega a donde habitan todos los animales y pretende destruir ese hogar, por lo que Miguel, con ayuda de los niños y las niñas presentes, logra salvar su hábitat.

Magdalena Bernal, quien integra la agrupación teatral, explicó que la obra fue escrita por Rodney Pérez, director de Tanteo, quien se inspiró en varios cuentos de escritores venezolanos.

“La idea de esta pieza, explicó, es que las personas aprendan a que nadie debe ser excluido, sino que todos somos iguales, con el lunar, sin el lunar, como somos, y esta obra lo que quiere es transmitir eso”.

Otro de los mensajes que transmite la obra teatral tiene que ver con el cuidado del ambiente, lo cual se observó durante la trama cuando el humano malvado invitó a los niños a destruir el bosque, a lo que los pequeños presentes respondieron con un contundente ¡no!

“Entonces es como reforzar con el títere, porque muchas veces los niños le hacen más caso a un títere que a un adulto, sobre el cuidado de nuestro ambiente”, agregó. Bernal, quien aseguró que con esta pieza la agrupación, que llega a sus 10 años de trayectoria, inicia sus espectáculos de 2017, en donde destaca el encuentro internacional de titiriteros que se realizará en Los Valles del Tuy.

Los padres y niños asistentes manifestaron su beneplácito por la realización de este tipo de actividades culturales, que presentan opciones para los habitantes de la ciudad.

“La obra para los niños es excelente, un rato de distracción distinto a lo que son los centros comerciales. Un rato de esparcimiento sano”, expresó el señor Juan Carapaica, quien asistió en compañía de sus dos hijos y su esposa.

Linny Pérez, quien es habitante de la parroquia Antímano y que presenció la obra en compañía de su hija y algunos sobrinos, catalogó como muy bonito el espacio cultural.

Además de esta obra también se realizó un concierto por parte de la agrupación cultural del 23 de Enero La Patria Buena, declarada Patrimonio Cultural y galardonada honoríficamente con el Premio de Cultura Popular Municipal Aquiles Nazoa.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz