Comercios del centro de Caracas sabotean acciones de la Sundde

img_2033Son las 10:30 de la mañana y varias tiendas del casco central que fueron autorizadas por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) a rebajar sus precios entre un 30% y 50% están cerradas. Afuera se observan largas colas acompañadas de un radiante sol, y la fatiga de los usuarios que vienen a satisfacer sus necesidades con un precio justo, declarado por el Estado venezolano. Entre la muchedumbre se escucha el murmullo de quienes buscan las ofertas. “Llegué a las 6:30 de la mañana y son casi las 11 y aún no han abierto esta zapatería. Allí adentro están los dueños y los trabajadores, nos dijeron que abrirían a las 10 y después que no pueden abrir si no llegan los fiscales o la GNB, creo que nos están vacilando”, fustigó Gustavo Ramírez, habitante de la parroquia San Juan, el primero en la cola para entrar a la zapateria First Play, en la esquina de Gradillas.


Texto: CiudadCCS (Agustín Martínez) / Fotos: Alejandro Angulo

Como él, muchos otros en la cola de la zapatería Pelle Moda manifestaban su inquietud ante la incesante espera para poder ingresar al comercio del cual comentaron que, curiosamente, sus trabajadores no asistieron todos de forma regular a la faena, dijo un guardián del lugar.

“Estamos aquí desde las 7 de la mañana y aún no han abierto las puertas del negocio, seguro que están remarcando”, denunciaba Yaneirat Ramos, vecina de La Vega, en relación con la demora en la apertura de los comercios.

Nuevas reglas fueron impuestas por los comerciantes. A las 12 del mediodía, algunos ya daban servicio, pero con la Santa María abajo.

“A esta hora, nadie ha salido a informar, no quieren vender rápidamente como en ocasiones normales porque quieren hacer que nosotros nos fastidiemos con el sol y nos vayamos. Eso es lo que están buscando”, aseguró Marta González, habitante de la parroquia San Agustín, quien esperaba para ingresar a la tienda Seven, en San Jacinto.

Ralentizar las ventas

Ayer, los comerciantes redujeron la jornada laboral, abrieron puertas al público a partir de las 12 del mediodía, con carteles que indicaban que solo trabajarían hasta las 4:00 pm, y que venderían dos pares de zapatos por persona. Adicionalmente, solo dejaban pasar entre tres y cinco personas al mismo tiempo y en algunos locales no había punto de venta alegando fallas, por lo que solo aceptaban pago en efectivo.

“Dicen que solo van a vender dos pares de zapatos por persona, y sin derecho a cambio, no me parece que sea lo adecuado, además han remarcado. Hoy le aumentaron 30% a los precios que tenían antes de que llegará la Sundde para no perder, es una oferta engañosa”, comentaba Arturo Godoy, quien se disponía a comprar calzado.

Junto a ella otros clientes rezongaban por el mal trato recibido. Los “apurate, decidete pues” reinaban en el vocabulario de los vendedores a la hora de atender. También se sumaron las casi dos horas que se tomaron para comer en cada establecimiento, lo que generó enormes colas en el bulevar Panteón.

Niegan arreglo de precios

Los comerciantes, luego de la medida aplicada por la Sundde, para regular los precios en los distintos artículos en las más de 200 tiendas en el centro de Caracas, niegan el remarcaje de precios de los artículos.

Evelyn Vargas, encargada de una tienda de ropa para damas que no mostraba nombre en el bulevar La Marrón, aseguró que sus precios se mantienen, y que, luego de la inspección, “solo se ajustó un poco el valor de algunas piezas”.

“A nosotros no nos está afectando este ajuste, afortunadamente nuestra mercancía es nueva y todo está en orden y todo correspondía con lo que nos exigieron los fiscales de la Sundde”, aseveró.
Agregó que “a otros comerciantes vecinos sí les afectó, debido a que ya la mercancía está a precio de dólar paralelo y, si sigue subiendo, no podrán reponerla para próximas ventas”.

img_2053

A pesar de las provocaciones por parte de los comerciantes para cansar a los usuarios, los consumidores permanecieron en calma frente a las tiendas para comprar.

Además, fiscales de la Sundde, la GNB y la Policía de Caracas acompañaron durante el desarrollo de la jornada.

Aumentan precios

Tras la inspección realizada por la Sundde, en algunas tiendas ubicadas en el casco histórico como Naty Modas C.A, dedicada a la venta de ropa interior, los comerciantes aprovecharon para realizar el remarcaje de la mercancía, y así triplicar sus precios para que los compradores pagaran el doble del costo, a pesar del ajuste ordenado del 30 y 50%. Por si fuera poco en Gradillas, una de las zapaterías se dio a la tarea de sacar la mercancía en la noche del para negársela al pueblo.

Remarcaje de precios se vincula a dólar de guerra

“Las acciones del remarcaje de precios por parte de comerciantes nacionales están vinculadas al dólar de guerra, el cual no tiene ninguna sustentación en las variables económicas reales”, denunció ayer el superintendente nacional para la defensa de los derechos socioeconómicos, William Contreras, en entrevista a VTV.

Subrayó que el remarcaje no está permitido y está penado por la Ley Orgánica de Precios Justos en el artículo 28.

En cuanto a la repercusión que puede tener el dólar de guerra en la economía local, destacó que está asociado al sistema cambiario que opera en la frontera colombo-venezolana, específicamente en el departamento de Cú-cuta.

“Esto se llama embelacimiento (engaño) de nuestra moneda, es decir, por cada bolívar que es entregado, le dan un valor menor de un peso colombiano, cuando lo que corresponde a la paridad cambiaria que opera entre ambos países es de al menos 4,8 pesos por bolívar”.

Los mecanismos observados no están asociados a la estructura de costos de los productos locales, como ha señalado la presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, “hay mecanismos subyacentes que le dan vida y no tienen que ver con el funcionamiento de la economía venezolana, como ha señalado esta sicaria económica”, fustigó.

Contra la guarimba electrónica

Contreras destacó que los recientes operativos ejecutados en Caracas, donde fueron abordadas zonas de mayor afluencia por el pueblo venezolano para las compras navideñas, ha sido una respuesta contundente al ataque cibernético que sufrió el pasado viernes la plataforma de la moneda electrónica, lo cual afectó cajeros y puntos de venta del país, acción que calificó como “guarimba electrónica cibernética”.

“Estas acciones venían ocurriendo silenciosamente por parte de la derecha a través de los condicionamientos de ventas y adelanto en efectivo, y que nosotros ya habíamos estado atacando”, comentó.

Dijo que “también inhabilitan los medios de pago electrónico haciéndolo más lento para que se genere molestia y colas en los locales. Lo que hemos encarado con la gente es dejar un fiscal en el establecimiento, y que la venta se haga con el valor que fue ordenado”.

En relación al remarcaje de precios, señaló que se ha evidenciado que algunos sujetos de aplicación colocan un precio en la mercancía, distinto al reportado en la máquina fiscal. “Estamos monitoreando ese comportamiento”, concluyó.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz