Rindieron homenaje al poeta de los campesinos y los indígenas

abridora_melintonEste 14 de septiembre, en las instalaciones de la Biblioteca Simón Rodríguez, Caracas, las autoridades y los trabajadores del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas rindieron un sentido homenaje al poeta guatemalteco Mélinton Salazar en conmemoración de los cuatro años de su fallecimiento.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Prensa MPPC

El director ejecutivo de la Biblioteca Nacional, Sady Loaiza describió al artista como un hombre luchador que después de haber escapado de su país por persecuciones políticas, encontró en Venezuela un territorio libre que le permitió desarrollar su obra “sin miramientos ni límites”.

“Mélinton Salazar fue un asiduo usuario de esta biblioteca. Andaba por estos pasillos leyendo y escribiendo sus obras. Por eso podemos decir que hoy vuelve a su casa. Su poesía dejó de ser una utopía en Guatemala para convertirse en realidad aquí en nuestras tierras que lo recibió con los brazos abiertos”, expresó.

De acuerdo con Loaiza, sus textos estaban a la altura de cualquier otro poeta que se pudiera considerar un referente de la poesía latinoamericana. “Su obra no era bucólica, era una poesía que podía atrapar a cualquier lector y hacer quequieran seguir leyéndola”, aseguró.

En el evento, José Gregorio Cabello y Ricardo González, actores de teatro, dramatizaron la obra Acto cultural Mélinton en escena, donde representaron al poeta narrando obras de su repertorio, como Fuego Fatuo y Versos de Hombres.

El público

Muerte agraria de Rodrigo Hernández, Mártires de Guatemala, Héroe Juan, Viajero del amor, Proclama del hombre actual y Arte, fueron algunos de los poemas del homenajeado que Alexis Rodríguez, Efraín Valenzuela, Ángel Polanco y José Román leyeron en el paraje que llamaron “Poemas en la voz del pueblo”.

Evocaron recuerdos y anécdotas que vivieron con Salazar, a la vez que reflexionaron sobre su obra.

Rodríguez lo describió como un artesano de la literatura. “Él hacía sus propios libros, era un cultor que los hacía con sus propias manos. Él llegaba a esta biblioteca y hablaba con nosotros, era una persona excelente”, contó.

Valenzuela identificó tres dimensiones en la obra del autor. “La primera es la militancia, pues tenía un discurso contundente y comprometido con todos los acontecimientos sociales. La segunda es la visión de América: esto lo ubicó como un poeta que no se quedó con una sola nacionalidad. Con sus viajes conoció muchos países y terminó aquí. Y la tercera, es el llamado social. Su poesía era fundamentalmente conversacional, nos hacía reflexionar”, detalló.

Román lo reconoció como un caminante, “porque recorrió América como ninguno. Dio a conocer la voz de los campesinos y de los indígenas, por eso es importante que su obra sea conocida por todos”, agregó.

El Poeta

Mélinton Salazar nació en Jalapa, Guatemala, en 1930. Fue activista social que logró darse a conocer gracias a un espacio radial y a un periódico que dirigía. Sin embargo, por sus ideas rebeldes e irreverentes fue expulsado de su país.

Luego de recorrer algunos países latinoamericanos llegó a tierras venezolanas donde desarrolló gran parte de su obra. Escribió tres poemarios: Fuego fatuo, Versos de hombres y Lecciones de aprendiz, libros que editó artesanalmente.

Falleció el 14 de septiembre de 2012 en Venezuela.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz