Circuito Nacional de Teatro comienza este viernes con montajes en Cojedes y Sucre

7 septiembre, 2016

webfundarte1Este viernes 9 de septiembre, a las 10:00 de la mañana, se dará inicio al Circuito Nacional de Teatro, en el Instituto de Cultura de Cojedes, con el montaje infantil de títeres Federico y la Tuba de Oro y Platino, de la agrupación carabobeña Titirimundi, y en el Teatro Luis Mariano Rivera, del estado Sucre, será a las 5:00 pm la presentación de la primera producción del Centro Nacional de Teatro (CNT), Peludas en el Cielo.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto:  Prensa CNT

La acción responde  a la Agenda Cultural Bolivariana planificada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC) junto a la Red Nacional de Teatro y Circo, gabinetes culturales y gobernaciones.

El presidente del CNT, Alfredo Caldera, informó que el Circuito Nacional de Teatro participa en las 6.500 actividades programadas para los próximos cuatro meses, a fin de estimular el intercambio de propuestas como la regularización de políticas culturales para generar una economía cultural, así como la plataforma de circulación de bienes y servicios patrimoniales para el desarrollo del sector.

Especificó que son 60 agrupaciones las que, en principio, estarán circulando hasta diciembre en todo el territorio nacional y resaltó que en octubre el cronograma recorrerá los estados Anzoátegui, Monagas, Bolívar, Nueva Esparta y Sucre; también Mérida, Táchira y Trujillo; Aragua, Cojedes y Falcón.

Caldera señaló que en noviembre se incluirán los estados Yaracuy, Portuguesa, Barinas, Carabobo, Miranda, Vargas, Zulia y Amazonas y en diciembre culminarán con la visita a los estados restantes.

Federico y la Tuba de Oro y Platino

Federico y la Tuba de Oro y Platino describe en cincuenta minutos la historia de un músico desempleado que, al enterarse de que la Orquesta Sinfónica está en búsqueda de talentos, decide postularse sin obtener ninguna oportunidad de ingreso, pues no sabe leer música ni teoría musical; así que consigue el puesto de limpiador.

Un día, el joven Federico es encargado de buscar una costosa Turba de Oro y Platino que, al conseguir, deja guardada en un lugar; ahí es cuando el malvado Hocico, actuando en la oscuridad, decide esconderla y ensuciar la imagen del joven para dar inicio a una historia conjugada por la ética y los valores compartidos, necesarios para una formación de conciencia proyectada hacia el futuro.

Su director, Adolfo Luque, explicó que se trata de una adaptación de la obra Los Oficios de Federico del artista titiritero Daniel Di Mauro, que fue completamente transformada, sin deslindarse del contexto general ni de los personajes.

Pese a incursionar por vez primera en el Circuito Nacional de Teatro, alrededor de 3 mil personas han podido disfrutarla de cerca en escenarios del Festival de Teatro de Oriente, la Feria de Valencia; el Museo del Teclado y a través de los eventos del Sistema Nacional de Culturas Populares, en escuelas públicas y privadas del estado Carabobo, de donde es originaria.

“El títere es un arte donde los niños tienen una capacidad de identificarse y tanto las ideas como los valores son trasmitidos de manera directa. En lo particular hacemos uso de la música para enseñarles que a través de ella una persona puede desarrollarse y que cualquier cosa que se haga en la vida exige dedicación, sacrificio, trabajo y esfuerzo”, dijo Luque.

Peludas en el Cielo

Peludas en el Cielo, en la cual participan las talentosas Aura Ribas y Francis Rueda, es la obra ganadora del Premio Apacuana de Dramaturgia 2015.

Hasta la fecha 1.140 personas han disfrutado de su drama a lo largo de las siete funciones presentadas en el estado Zulia (2) y en el Distrito Capital. Esta vez, El montaje de la obra a escala regional representa un elemento funcional para la promoción y desarrollo del sector teatral. La producción se inspira en una metáfora que parte a raíz de un fenómeno natural de la comunidad Piacoa en Delta Amacuro, en un bosquejo general que le hace el autor, Gustavo Ott, a la sociedad, bajo la dirección de Carlos Arroyo.

Con estas acciones queda demostrado que el teatro ya no es exclusivo de las clases pudientes de la sociedad venezolana porque la Revolución Bolivariana democratiza funciones para el disfrute de todas y todos, en aras de producir espacios de expresión y mecanismos de registro de las culturas populares

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz