Parrandas de San Pedro demuestran amor y devoción

La Parranda de San Pedro refleja una historia que se basa en el amor maternal, en todo aquello que es capaz de hacer una madre por un hijo sin importar las circunstancias que la vida le imponga en un determinado momento.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Ciudad Caracas 

Un velorio que se prolonga hasta altas horas de la noche del 28 de junio, es el inicio para que se conmemore esta festividad, una de las más coloridas de las poblaciones de Guarenas y Guatire, en el estado Miranda.

Al día siguiente, los colectivos que continúan llevando esta tradición se reúnen en sus sedes desde las 8:00 am, se congregan en la iglesia principal y se da inicio a la misa dedicada a la imagen del santo que llega al templo desde el lugar donde se custodia durante todo el año, que por lo general es la casa de un sanpedreño, quien por promesa solicitó guardarla.

La misa transcurre entre cantos populares y el ritual de la iglesia católica, donde los feligreses elevan sus plegarias a la divinidad. Culminado el acto ecuménico, el sacerdote autoriza que saquen la imagen.

La pequeña estatuilla es llevada hasta el altar y de allí sale a recorrer las calles de las dos ciudades, dando inicio así a la parranda, que fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) el 5 de diciembre de 2013.

Antes de partir es común que se entonen las siguientes estrofas:
Padre Santo, padre cura / échenos la bendición; / y después que nos eche / escuchamos su sermón.

Durante el recorrido se improvisan muchas estrofas, pero siempre siguiendo el mismo ritmo, que pone a los feligreses y a los curiosos a cantar y bailar con gran alegría mientras caminan cada una de las calles y va avanzando el día. Para ponerle ritmo a esta manifestación folclórica, básicamente se necesitan dos instrumentos en su acompañamiento musical: el cuatro y las maracas. Mientras que al momento del baile se le suma el rítmico sonido de las cotizas.

Al caer el sol, la parranda comienza a disolverse. Sin embargo, nadie le pone término, simplemente termina como cualquier manifestación popular.

Seis parrandas 

La Parranda de San Pedro como tradición es una sola, pero existen seis representaciones o cofradías llamadas también Parrandas, de las cuales cinco se encuentran en la ciudad de Guatire y una en Guarenas.

Las de Guatire son: Centro de Educación Artística Andrés Eloy Blanco (CEA), 23 de Enero, Barrio Arriba, La Fundación, Santa Cruz, mientras que en Guarenas está la de Pablo Núñez.

Año tras año son recordados aquellos pioneros de esta manifestación cultural, como lo son Justo Tovar, Celestino Alzur, Pedro Muñoz, Pablo Vaamonde, Guillermo Silva, Pedro Flores, por nombrar algunos de estos cultores.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer: