Familiares de chilena asesinada durante guarimbas de 2014 rechazan Ley de Amnistía

Gisella Rubilar

Gisella Rubilar

El próximo 9 de marzo se cumplen dos años del asesinato de Gisella Rubilar Figueroa, una chilena de 46 años residenciada en Venezuela y una de las 43 personas que fueron asesinadas durante las “guarimbas”o acciones violentas promovidas por la derecha en 2014, enmarcadas en el plan insurreccional llamado La Salida, cuyo cabecilla fue Leopoldo López, hoy privado de libertad. Gisella, quien vivía en la ciudad de Mérida, perdió la vida cuando, con guarimbas, grupos de choque intentaban paralizar al país trancando de forma violenta las calles y vías principales en los municipios gobernados por la derecha, con el objetivo de crear un clima de inestabilidad y salir por vías inconstitucionales del Gobierno Bolivariano, liderado por Nicolás Maduro.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: AVN

El 8 de marzo de 2014 Gisella recibió un tiro en la cabeza cuando intentaba, junto a un grupo de vecinos, quitar los escombros y desechos y restablecer el paso en una importante vía de la ciudad andina. Fue trasladada al Hospital Universitario de Los Andes, donde falleció el domingo 9 de marzo a las 9:00 de la noche, aproximadamente.

Rubilar llegó a Venezuela en 2006 y era militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), una de las organizaciones políticas que apoyan la Revolución Bolivariana.

Familiares de Gisella enviaron este lunes una carta abierta a los diputados de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) Wiliam Dávila y Luis Florido, quienes se encuentran de visita en Chile, para reclamar justicia y pedirles que rechacen la Ley de Amnistía, propuesta por mayoría parlamentaria de derecha ante la Asamblea Nacional.

Este proyecto de ley perdona delitos como el narcotráfico, terrorismo, corrupción, fraude inmobiliario y todo tipo de delitos cometidos por miembros de la derecha desde el 1° de enero de 1999, entre ellos los crímenes cometidos durante las guarimbas de 2014.

Luis Rubilar, el padre de Gisella, y sus hijos rechazan la Ley de Amnistía, alegando que se trata de un instrumento legal que daría impunidad a los autores del asesinato de su hija y madre, respectivamente.

A continuación el texto íntegro publicado en el sitio web de la Embajada de Venezuela en Chile:

 

Santiago, 07 de marzo de 2016
Sres. Diputados de la República Bolivariana de Venezuela
Wilian Dávila
Luis Florido

Quienes suscribimos esta carta, padre e hijos de Gisella Rubilar Figueroa acudimos a ustedes reclamando justicia, a pocas horas de cumplirse dos años de su vil asesinato. Gisella (nuestra hija y madre), demostraba con el ejemplo ser una mujer latinoamericana, confrontando las Guarimbas que pretendían incendiar Venezuela en el marco del Plan Desestabilizador y Golpista denominado “La Salida” convocado por Leopoldo López y otros líderes mediáticos de la derecha venezolana como Antonio Ledezma y María Corina Machado.

El fascismo inspirado en Leopoldo López cegó la vida de nuestra amada hija y madre, Gisella, una de las 43 víctimas fatales que dejaron las Guarimbas y La Salida de López y compañía. Hace dos años que el principal autor intelectual de aquel perverso mecanismo golpista se encuentra preso y efectivamente sentenciado el pasado año al comprobarse su autoría delictual en estos hechos, hace algunas semanas recibimos también con júbilo la noticia de que el presunto asesino material de nuestra Gisella, el militante de Voluntad Popular (partido de López), Steven Ricardo García Sanz fue detenido por las autoridades policiales venezolanas.

Sres. diputados

Nuestra Gisella, chilena de nacimiento pero merideña, venezolana y latinoamericana de corazón murió defendiendo la Patria legada por El Libertador Simón Bolívar y el Comandante- Presidente Hugo Chávez Frías. Ella merece justicia de parte del Estado venezolano, es por ello que les solicitamos ejercer sus potestades políticas y no se permita que el asesinato de 43 personas, entre las que se encuentra Gisella, así como también las más de 800 personas que resultaron heridas en estos hechos violentos promovidos por el fascismo venezolano (con apoyo y financiamiento externo) quede impune.

Respetuosa pero firmemente pedimos no permitan ni apoyen ustedes la impunidad y la violación de los DHH de los afectados que la derecha quiere imponer auto perdonándose con una espuria Ley que dejaría libre a los asesinos material e intelectual de nuestra hija y madre Gisella, así como de tantos otros venezolanos y venezolanas que murieron o resultaron heridos por la sed de poder de fascistas como Leopoldo López, Antonio Ledezma y Steven García Sanz.

Atentamente,

Luis Rubilar
Padre de Gisella Rubilar

Itciai Catepillán Rubilar
Hijo Mayor de Gisella Rubilar

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz