Irabé Seguías le da vida a la “Comandante Fósforito” en la película Abril

2 febrero, 2016

Irabé-Sequías-le-da-vida-a-la-Comandante-Fosforito-en-la-película-AbrilAunque no está oficialmente confirmado, se espera que para dentro de dos meses se estrene el esperado largometraje venezolano Abril, una película que aborda desde la ficción los hechos ocurridos durante los días 11, 12 y 13 de abril de 2002, cuando intentaron derrocar al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Correo del Orinoco

Con un guión elaborado por el realizador Luis Alberto Lamata junto a los hermanos José Luis y José Antonio Varela, la película se inspira en el trabajo de investigación realizado por el periodista Ernesto Villegas y plasmado en libro Abril golpe adentro.

Si bien los protagonistas indiscutibles en esta historia fueron Hugo Chávez y el pueblo venezolano, la contundencia de los hecho generó la actuación de varios personajes que tuvieron roles de extrema importancia en diferentes momentos de ese corto pero trascendental período de tan solo tres días.

Durante esos días, a parte de las mujeres del pueblo, una de las damas vinculadas al sector oficial que tuvo quizás mayor participación en los momentos puntuales y tal vez más visibles, fue Iris Varela, la entonces diputada conocida como “Comandante Fosforito”, hoy en día titular del Ministerio del Poder Popular para los Servicios Penitenciarios, encarnada en la película por la experimentada actriz de teatro y cine Irabé Seguías.

El toque femenino

La participación de Iris Varela durante esos tres días aparece incluso documentada en buena parte de los audiovisuales y trabajos de investigación sobre aquel intento de golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez.

“Dentro de la trama Iris Varela es una de las pocas mujeres que está presente en la historia, tiene la participación más contundente de las mujeres del sector oficial que en ese momento acompañaron al comandante Chávez en esos días aciagos. Por supuesto que hubo muchísimos otros personajes, sobre todo la mujer del pueblo que en la película está representada por Aura Rivas, que hace el hermosísimo papel de la señora Rosa. Pero desde el punto de vista, digamos político, Iris Varela es el personaje femenino relacionado con Chávez que más prepondera dentro de la historia de ese momento de nuestra historia reciente”, insistió Seguías en conversación con el Correo del Orinoco.

Sin embargo, advirtió la actriz, dentro de la película dirigida por José Antonio Varela, la intervención de la Comandante Fosforito es breve pero significativa. En el momento del rodaje Seguías tuvo aproximadamente seis llamados, casualmente el último y el primer día de producción.

Tal como ocurrió con varios integrantes del elenco, el director de casting, Ignacio Márquez, no necesito hacer una prueba para ofrecerle el papel de Iris Varela a Irabé Seguías. En primer lugar, conoce el trabajo desarrollado por la actriz a lo largo de 25 años y en segundo lugar, tiene rasgos físicos muy parecidos a los de la actual ministra de Servicios Penitenciarios.

“Creo que la película le dio un voto de confianza al talento que vienen del teatro. En este trabajo están representadas varias generaciones de actrices y actores que vienen de las tablas. El único personaje que no es un actor es Alí Bazán, que pasó por un proceso de entrenamiento para interpretar a Chávez y me imagino que de ahora en adelante se dedicará a la actuación”, apuntó la actriz docente.

SONY DSC

Foto: José Miguel Meneses

Con la falta bien puesta

Aunque en principio podría ser una gran ventaja interpretar a un personaje vivo al que puedes ver en cualquier momento para estudiar su esquema corporal y su esencia en general, en este caso fue una verdadera complejidad acordar una cita con una mujer tan ocupada, quien tiene sobre sus hombros la tarea de llevar las riendas de las políticas públicas en el sector penitenciario.

“Iris Varela es una dama sumamente ocupada, con una agenda muy apretada, siempre tiene que viajar por todo el país enfrentando un problema que debe encarar con la falda bien puesta. Tener una entrevista con ella fue bastante difícil”, aclaró la intérprete.

Para poder encontrase con el personaje original, Seguías, en su condición de actriz y jefa de la coordinación de Cultura de Colegio Universitario de Caracas, se ofreció a ser jurado de varios festivales penitenciarios de música, con la segunda intención de tener cerca a Iris Varela y así poder observar sus movimientos, capturar su mirada, medir sus gestos y escuchar directamente su acento tachirense.

Dulzura infinita

Apenas tuvo la oportunidad de reunirse con ella en dos oportunidades y en un ambiente tan convulso y natural como dos festivales penitenciarios vinculados a la cultura. Desde el principio, Seguías le comentó que quería verla porque le correspondía interpretarla en la película, pero nunca le aclaró directamente que su intención era absorber su esencia y capturar su energía para reproducirla delante de las cámaras.

“Como no podía tener una entrevista de manera sosegada con ella, estos festivales fueron el vehículo que conseguí para tenerla cerca, para ver como vibra esta mujer, qué podía sentir cuando estaba a su lado, sentir esa energía que emana de ella, explorar su mirada y escuchar en directo ese acento bien sabroso por el que se caracteriza la Comandante Fosforito. Y la gran paradoja de esta mujer conocida por su temple recio es muy accesible y personalmente es de una dulzura infinita, al menos esa fue mi experiencia”, describió la actriz y docente.

Además de los dos encuentros personales, Irabé Seguías debió revisar horas y horas de grabaciones de video para afinar el acento e internalizar los gestos más característicos de Iris Varela como la manera de fruncir el ceño, entornar los ojos y apretar los labios cuando hace énfasis en algo o cuando se concentra especialmente en algo.

Antes de comenzar a rodar Seguías le preguntó al director si le parecía necesario que bajara de peso, para parecerse aun más a la exdiputada en aquel momento del intento de golpe contra Chávez. Pero a José Antonio Varela, el director, le pareció suficiente el cabello para armar el contexto de identificación del personaje y le sugirió trabajar más en la manera de hablar y la fuerza natural del personaje.

Mucho respeto

Por otra parte, en consideración de Irabé Seguías, encarnar a una persona, no solamente que está viva, sino que además tiene una vida activa y una exposición pública muy alta, es “un enorme compromiso”.

Inclusive, la misma Iris Varela con toda seguridad asistirá a ver la película “y cuando piensas en eso tomas conciencia de la importancia y la responsabilidad gigante de trasmitir al personaje de la manera más respetuosa posible, sin caer en la caricaturización, eso es muy delicado”, advirtió Seguías.

Sumado a esto está el compromiso hacia la historia contenida en la película, una historia que ella misma vivió como pueblo. Seguías recuerda que el 11 de abril ella estuvo en la famosa tarima frente a Miraflores, donde precisamente estuvo Iris Varela.

“Yo estuve ahí. Yo necesitaba saber qué estaba pasando ese día y por diferentes vías estaban convocando a las personas afectas a Chávez a concertarse frente a Miraflores. Y ahí estuvo Iris Varela en esa tarima donde decían que tenían armas escondidas. Yo estaba al lado del faldón de la tarima y puedo decir que no había nada, ni siquiera agua para tomar”, recordó la artista.

En tal sentido, más allá que el respeto al personaje, está el respeto “a la historia de nuestro país, a esa historia reciente que aún está fresca en la memoria de muchos de nosotros y que aun no se ha cerrado del todo”, reflexionó.

La actriz

Irabé Seguías se formó en el Taller Nacional de Teatro del Rajatabla y recuerda con orgullo que su diploma se lo entrego directamente Carlos Giménez, el fundador de la emblemática agrupación.

Ya lleva unos 25 años de trayectoria artística y ha recibido varios reconocimientos, más en cine que en teatro, entre los que se cuentan el Premio ANAC, el Premio Municipal de Teatro e incluso un reconocimiento en el Festival de Cine de Bahía, en Brasil.

En la actualidad lleva además la jefatura de la coordinación de Cultura del Colegio Universitario de Caracas, donde se desempeña como docente. Igualmente conduce el programa de radio Somos Cine, trasmitido todos los lunes en la mañana por la emisora del ministerio para la Cultura, Alba Ciudad 96.3 FM.

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz