Ministro Ñáñez: Simón Bolívar transcendió a la invisibilización

img_3021jl1452803108A poco más de una semana de que el país conociera los nombres de los integrantes del nuevo tren ministerial, los despachos de gobierno ya se encuentran trabajando, definiendo las estrategias y proyectos necesarios para el fortalecimiento de la Revolución Bolivariana, frente a una nueva etapa donde el reto es consolidar la estabilidad económica y la unión nacional.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: AVN

El despacho de Cultura hace lo propio. Tras una semana intensa de trabajo, el poeta y músico Freddy Ñáñez recibe en su despacho a trabajadores, intelectuales y periodistas, al tiempo que define el plan de trabajo que durante 2016 mantendrá el ministerio, defendiendo la vigencia del proyecto bolivariano en todos los espacios.

“Simón Bolívar surge como esperanza, y sigue despertando este sentimiento en los pueblos del mundo. Por eso le temen tanto a Bolívar”, expresó Ñáñez desde su oficina ubicada en el piso 25 de la torre norte del Centro Simón Bolívar.

Dos libretas de color rojo, una más grande que otra, aguardan en su escritorio. En estas reposan los apuntes de días de trabajo, en los que —manifestó— ha recibido instrucciones esclarecedoras, que le han permitido interpretar el escenario cultural que asume hoy el país.

“Tenemos una semana escuchando, interpretando las expectativas, las críticas. Se ha construido un equipo que tiene capacidad de soñar, de imaginar, de pensar los problemas con creatividad, y que me ha dado muchas fuerzas para entender qué es lo que nos corresponde ahora”, expresó el ministro, quien ha asumido el reto de cumplir una de las tareas exigidas por el presidente de la República: cultivar el espíritu nacional, aportar ideas y procedimientos para una nueva cultura del trabajo que permita superar el modelo rentista “que ha sido una maldición”, dijo.

Como parte de esta visión, el despacho de Cultura adelanta la organización del foro Bolívar en el corazón, un encuentro entre intelectuales y el poder popular que ocupará la sala del Teatro Simón Bolívar del centro de la ciudad el próximo 19 de enero, a partir de las siete de la noche. Allí, creadores venezolanos de amplia trayectoria como Pedro Calzadilla, Gustavo Pereira, Juan Antonio Calzadilla, Luis Britto García y Earle Herrera, disertarán sobre el Libertador y la esencia de su proyecto bolivariano con el cual trascendió la invisibilización y la tergiversación histórica que la burguesía emprendió contra él, contra su imagen.

“La convocatoria es pensar a Bolívar, porque todo el que piensa al Libertador lo ama, lo defiende. El afecto está garantizado, la gente ama a Bolívar porque es un sentimiento universal, es una idea, es una dimensión política, ética, estética, pero también, a toda esa defensa amorosa, le tiene que corresponder un pensamiento de nuestros símbolos, entenderlos cada vez más”, señaló.

Una vez se realice el foro en Caracas, este se trasladará a la red de Librerías del Sur en todo el país.

img_3032jl1452803108

Ser como el Libertador 

El desarrollo de la actividad surge días después de que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, integrada en su mayoría por diputados de derecha, ordenara remover del Hemiciclo protocolar retratos con la imagen del Libertador y del comandante Hugo Chávez.

El acto de agravio fue rechazado por el pueblo venezolano a través de jornadas culturales en todo el país. Los niños pintaron el rostro del Libertador y los jóvenes, representantes del movimiento muralista, estamparon su imagen en las paredes de la ciudad.

Ñáñez advierte que la acción de la derecha representa un ataque simbólico grave, y es necesario aclararle al pueblo que, contrario a la tesis de los sectores reaccionarios de la política, existe un solo Bolívar y no “uno clásico y otro nuevo”.

“No hay un Bolívar clásico y un Bolívar nuevo, no. Hay un sólo Bolívar, un sólo espíritu nacional, porque sino nos vamos fragmentando, así como lo han hecho las sociedades de clase, que han separado a los seres humanos por su color y han llevado a la muerte a otros por su etnia. Es peligro empezar a hablar de un Bolívar clásico y de un Bolívar nuevo”, advirtió.

Para Ñáñez, urge blindar el ideario y el sentimiento bolivariano que despertó, hace 16 años, con la irrupción de la Revolución en la escena política del país: “Yo conocí a Bolívar por Hugo Chávez y cuando él habló del Libertador yo fui a su encuentro y me encontré conmigo mismo”.

Hoy —añadió— “hay que pensar a Bolívar en estas circunstancias cuando los símbolos son mancillados. ¿Saber qué hubiese hecho Bolívar? ¿Qué hubiese dicho? ¿Qué significa tener a Bolívar en el corazón? Bolívar como una idea y no como un ídolo al que le llevamos flores al panteón como decía Alí Primera, sino como un proyecto al que tenemos que encarnar. Debemos ser como Bolívar”.img_3003jl1452803108

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz