Maestro de la escultura Cornelis Zitman falleció este domingo

Cornelis Zitman. Foto: La alquería de Belén Peralta

Cornelis Zitman. Foto: La alquería de Belén Peralta

El maestro de la escultura Cornelis Zitman, de origen holandés, falleció este domingo en la ciudad de Caracas a los 89 años de edad, informó la Casa del Artista.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: AVN y La Casa del Artista

Zitman, a quien Venezuela le confirió el Premio Nacional de Escultura en 1951, nació el 9 de noviembre de 1926. A la edad de 15 años cursó estudios en la Academia de Bellas Artes de La Haya, sin embargo, en 1947 se vio obligado a abandonar su país como única vía para oponerse al servicio militar que el gobierno le demandaba.

De acuerdo con una entrevista realizada por la Casa del Artista, material que forma parte del archivo Voz de los Creadores, el artista holandés visitó por primera vez el país a la edad de 21 años, luego de que uno de sus hermanos se encontrara trabajando en la construcción de la Refinería Cardón, al suroeste de la Península de Paraguaná.

“Yo me refugié en Venezuela porque yo no quería ingresar al ejercicio militar holandés. La razón de eso fue que yo era un adolescente, y a uno como adolescente la idea de la ocupación y la violencia militar le caían bastante mal”, declaró el creador durante la referida entrevista.

Rápidamente se trasladaría a la ciudad de Coro para trabajar en una pequeña empresa que comenzaba a construir viviendas en Punta Cardón, pero que conservaba sus oficinas en la capital de la entidad.

“Me desplacé a Coro sin hablar ni una papa del español. Yo era el primer inmigrante que llegaba a Coro, pero el resultado fue que sí había otro holandés y otro italiano a quienes después conocí”, señaló el artista, quien comenzó a laborar dentro de la referida empresa como dibujante técnico, mientras que en sus tiempos libres vendía pequeñas obras en las calles de Coro.

“En Coro comencé a vivir una cosas que no estaban planeadas, como todo en mi vida: nunca un camino pensado. Yo vivía de un accidente a otro, y las cosas se complicaron mucho por haber dicho que no a una cosa que yo no quería hacer. Menos mal que me encontré a aquellos amigos italianos”, bromeaba el artista, durante la entrevista concedida desde las inmediaciones de su taller.

Tras diferentes oportunidades en las que entró y salió del país, Zitman decidió residenciarse de forma definitiva en Venezuela a partir de 1964, y trabajó como profesor de diseño en la Universidad Central de Venezuela, en Caracas. También desde esa época, trabaja de forma intensiva en el desarrollo de la escultura, labor a la que se dedicó hasta sus últimos años.

“Ahora nos encontramos en esto que es el final de la vida donde ya hay mucho producto, muchas cosas, muchas obras, y donde ya no soy el muchacho al que le dieron el Premio Nacional de Escultura. Ya, simplemente, he producido muchísimo”, expresa el creador durante la entrevista, en la que, además, muestra una de sus últimas esculturas, de gran tamaño, que presenta a una mujer desnuda y a la que llamó La gran holandesa.

Colombia, Venezuela, Francia, Estados Unidos y España fueron algunos de los países donde Zitman tuvo la oportunidad de exponer sus obras, siempre valoradas y galardonadas con reconocimientos tales como el Premio Nacional de Escultura en 1951, el Premio de Escultura Julio Morales Lara del Salón Arturo Michelena (1967), el Primer Premio de la AI Bienal de Escultura de Budapest (1971) y también la Orden de León Holandés, con la que fue condecorado en 2005.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz