Este es el negocio: te regalamos semillas, tú las siembras, comes y siembras otras

img_2263El periódico comunero Piedemonte es impreso por la gente de Atención al Ciudadano del IVIC. El jefe de la oficina, compai Rukleman Soto, nos ha propuesto lo siguiente: imprimir un número especial, reproduciendo un material reciente sobre una comunidad que se ha dedicado a sembrar semillas campesinas en Barinas, y adjuntándole a ese material varias de esas semillas, recolectadas allá mismo y en otros lugares, para la gente que de verdad vaya a sembrarlas, pero para ya mismo. Es un número especial que viene con unas semillas de tapirama, o unas semillas que vienen con un folletico explicativo.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

José Roberto Duque para Misión Verdad

Las tapiramas y ciertos maíces que usted siembre HOY producirán semillas hacia abril/mayo, cuando se supone que comienzan las lluvias (si al Niño le da la gana). En ese entonces usted deberá recoger esos granos, comerse una parte si le provoca y sembrar el resto. Así que, sacando algunas cuentas irresponsables, una sola semilla de estas puede producir varias decenas de kilos de granos para su consumo a lo largo del año. Lea en el periódico que acabamos de enlazar de dónde sale esa cuenta.

De paso no se trata de cualquier caraota comercial: son semillas en peligro de extinción que haríamos bien en reproducir masivamente. ¿Por qué? Van dos respuestas. Una militante para los militantes: esas semillas tienen enorme valor nutritivo y político/cultural/patrimonial, ya que se trata de leguminosas ancestrales, nativas, limpias; cada kilo de estas caraotas que usted distribuya o consuma es un kilo menos para la industria perversa de los alimentos.

La segunda respuesta es para tanto cabeza e machete que pulula por ahí, de este bando y del otro: esta semilla es bueno sembrarla y propagarla, peazo e mamagüevo, porque si tú, tus vecinos o tu gente cercana producen suficientes caraotas ya nadie en tu familia o tu comunidad tendrá que pagarlas a 1.500 bolos en el mercado.

Esta no es una iniciativa gubernamental; es una idea que están difundiendo unas pocas personas, a manera de 1×10 pero no electoral sino productivo: usted siembra estas semillas, las multiplica, se come una parte y vuelve a sembrar las demás. Una idea que no acabará con la escasez ni la especulación con los granos en el país, pero que puede resolverle la papa a varios centenares de familias, si esas familias (la suya y otras tantas) quieren.

Estamos en el umbral de algo parecido a una hambruna, dice Walter Lanz (se han juntado la sequía veranera habitual con el fenómeno del Niño, el sabotaje generalizado y el descenso de los precios del petróleo) y esto no se combate con discursos sino con músculo y voluntad. Este es parte de nuestro pequeño aporte a ese esfuerzo, una iniciativa que debería producir, si ustedes le ponen cariño, CERCA DE 600 KILOS DE CARAOTAS SILVESTRES EN EL TRANSCURSO DEL AÑO.

Entonces, A PARTIR DEL LUNES 1 DE FEBRERO, a recoger sus semillas y su folleto explicativo dependiendo de la ciudad donde vivan. Poco a poco iremos creando puntos de entrega de semillas en otras ciudades y poblaciones.

Otra cosa: en esos puntos habilitados ustedes recibirán las semillas y el boletín, y llenarán un formato para saber dónde y en qué condiciones serán sembradas esas leguminosas, que como dice en el folleto, tienen un enorme valor nutricional, pero además un valor patrimonial y cultural. No te entregaremos cualquier pepa comercial: te estamos entregando semilla nativa en peligro de extinción. Vamos a echarte una mano para que nazcan y se reproduzcan todas; tal vez alguna no lo logre, no es para echarse a morir. Pero de pana, de corazón te pedimos: si no tienes dónde ponerla o cómo regarla y atenderla entonces mejor démosle el chance a otros.

Aquí, los puntos de distribución en Caracas, Barquisimeto y Barinas, A PARTIR DEL 01/02:

  • CARACAS: IVIC, Oficina de Atención al Ciudadano, Torre Banhorient, piso 4, oficina 4B, Plaza Venezuela. Responsable: Rukleman Soto.
  • BARQUISIMETO: Radio CREPUSCULAR, sede del CPC de La Carucieña, Comuna Ataroa.
  • BARINAS: Comunidad Vega del Puente, carretera Barinas-Mérida, 10 kilómetros después de la bomba de PDV de La Cochinilla (salida de Barinitas). Allí encontrarán las matas creciendo a la orilla de la carretera.
Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz