Vladimir Acosta: El PSUV “no puede ser una mezcla de gobierno y partido” (+Video completo)

vacostEl Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) debe convertirse en un instrumento de respaldo al proceso revolucionario, que se diferencie del gobierno, para robustecer su contacto con el pueblo y reagrupar la fuerza chavista, consideró este lunes el profesor Vladimir Acosta. Entrevistado en el programa “El Desayuno” de Venezolana de Televisión, Acosta expresó que el partido de la Revolución Bolivariana ha sido hasta ahora sólo un instrumento electoral, por lo cual alertó que el principal obstáculo es que “no puede ser una mezcla de gobierno y partido”.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: AVN

A su juicio, los integrantes del buró político del PSUV no deben ser figuras del gabinete de gobierno porque el partido “sirve mucho más si está en la calle, fijando posición frente a las cosas y en contacto directo con el pueblo”.

Vladimir Acosta en El Desayuno, programa completo, 21 diciembre 2015

Mire este video en Youtube.

El PSUV “debe ser un instrumento que, siendo el respaldo fundamental del proceso, tenga una distinción incluso para hacer una crítica al gobierno. Le serviría mucho más”, dijo Acosta, quien aplaudió la iniciativa del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, de abrir una consulta nacional de revisión crítica aunque consideró que debería ser permanente para la recuperación del liderazgo político.

Sin embargo, afirmó que en la actualidad esto es muy difícil debido a que muchos ministros también son altos directivos del Partido, existiendo una mezcla entre partido y gobierno. En su opinión, esto impide que el partido pueda llamar la atención, dar advertencias o hacer críticas al gobierno.

“Los liderazgos se prueban en la derrota”, añadió, tras calificar de forma positiva el debate económico que se ha hecho dentro de las filas del PSUV para diagnosticar la crisis, planificar acciones y ofrecer aportes al gobierno para afrontar un 2016 que se augura complicado ante la caída de los precios del petróleo, principal fuente de ingresos para Venezuela.

Acosta lamentó que antes del revés electoral del pasado 6 de diciembre,  dentro de la dirigencia chavista “hubo mucha televisión, mucho discurso y mucha ceguera frente a lo que estaba pasando”, lo que motivó, en su criterio, a que “las acciones que se tomaron fueran medidas reactivas sobre las consecuencias y no sobre las causas” de la guerra económica.

“Eso le dio al cuadro una situación mucho más grave”, acotó el analista político, tras señalar que la urgencia de las fuerzas revolucionarias para enfrentar el panorama adverso implica levantar la moral del chavismo, tomar acciones correctivas en el gobierno y tener un partido que sea vanguardia política. “Seguimos siendo una fuerza enorme, tenemos suficiente pueblo y, si queremos rescatar el proceso, debemos hacerlo con humildad, sin ceguera ni prepotencia”, expresó.

Fue nuestra culpa

Acosta señaló que es necesario recnocer los errores cometidos. “Una revolución tiene que hacer política en grande, educar, formar. La falla es nuestra por no formar suficiente conciencia”. Criticó la “regaladera” de diferentes bienes, como taxis y tabletas. “No formamos conciencia, para que lo que se estaba haciendo no pareciera una regaladera buscando votos. ¡No puede ser” Lo calificó como “una  política totalmente equivocada” y señaló que había que “formar una conciencia social y de lucha, que lo que se entrega te lo mereces porque es una lucha social de este pueblo”, pero entendiendo que esto había costado dinero al país.

Acosta también objetó que sectores del gobierno atribuyeran al CNE parte de la derrota. “No podemos descalificar al CNE. No podemos darle vueltas a eso, nos hace ver como arrogantes por no admitir una realidad”, dijo. “Tras estar 15 años defendiendo al CNE, nos dan una derrota por 2,2 millones de votos y empezamos a buscarle vueltas para minimizarla”.

De igual forma, instó al Ejecutivo a hablar sin tapujos sobre las dificultades económicas con una política definida, “que recupere el vínculo activo y dinámico con la población”, en un proceso que debe incluir a los medios de comunicación.

“Tenemos que empezar a prepararnos para una nueva etapa de la revolución, pero para eso se requiere hacer política”, sostuvo Acosta, quien advirtió que en los últimos años las fuerzas del chavismo se acoplaron a una situación cómoda porque tenían una hegemonía conquistada con votos, que ahora se ha revertido en el Parlamento, y plantea retos que debe asumirse con altura.

En ese sentido, destacó la necesidad de profundizar un debate político que apele a la conciencia del pueblo y reconecte a la revolución con sus conquistas porque “no puede ser que el debate en la Asamblea sea de insultos, de descalificaciones”. “No podemos volvernos locos. Tenemos que reagrupar fuerzas y ver cómo ganarnos lo que perdimos. Esos votos prestados que tiene la oposición podemos recuperarlos”, sostuvo.

Para Acosta, la urgencia de hacer política es aún mayor cuando la derecha tiene mayoría en el Parlamento y ya ha asomado su voluntad de dar macha atrás a la legislación impulsada por la revolución: “Les faltó decir que iban a privatizar Pdvsa (Petróleos de Venezuela)”.

No obstante, el principal peligro, en su criterio, es que se tranque el juego político entre el gobierno y la oposición: “Y terminemos paralizando el país (…) Eso puede conducir a algo peor, como una intervención militar. Hay que entenderlo”.

Acosta llamó a “movilizarnos pacíficamente para defender leyes que tenemos antes que las tumben, a presionar mientras se discutan” porque, una vez sean derogadas, no habrá nada que se pueda hacer.

Tenemos que reagrupar fuerzas, ganarnos gente que perdimos cuando la derecha intente aplicar nuevas leyes q los perjudiquen

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz