La Cátedra de Comunicación y Cultura, Eleazar Díaz Rangel culmina su ciclo de ponencias este miércoles

Prof. Alfredo Tamayo junto al locutor Kenny Castillo

Prof. Alfredo Tamayo junto al locutor Kenny Castillo

La Cátedra de Comunicación y Cultura, Eleazar Díaz Rangel llega a su fin con su ciclo de ponencias este miércoles 18 con: “Relatos, Sueños, La Pericia de la Cinematografía venezolana del siglo XXI “, dictada por el profesor Alfredo Tamayo, quien estuvo la tarde de este martes en el noticiero Cultura al día de Alba Ciudad 96.3 FM explicando de qué se trata su ponencia.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Angie Vélez, Alba Ciudad

Se trata de presentar una investigación desarrollada por el profesor Tamayo en su maestría de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de la Habana, sobre la Industria Cinematográfica venezolana.

Según Tamayo en este trabajo sistematiza una experiencia de lo que va del siglo XXI donde el cine venezolano ya tiene una plataforma industrial, desde 2003 a 2013 han habido 175 filmes de ficción.

Indicó que la diferencia que existe entre el siglo pasado y el actual, en cuanto a la producción de cine venezolano, se afinca más por la creación de la ley de cinematografía a finales del siglo XX, sin embargo las políticas promulgadas por el gobierno de Hugo Chávez y desde el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC) fueron fundamentales, ya que le ha dado un soporte sin precedentes que ha creado una estructura desde el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC). También es creada la Villa del Cine y la Fundación Distribuidora Amazonia Films, responsable de los diferentes festivales de cine del país.

Por otra parte, explicó detalladamente las funciones que solía cumplir el Fondo de Fomento Cinematográfico (FONCINE), antes de ser sustituido por el CNAC, indicando que tenía una figura de otorgar créditos y financiar películas, al que eran muy pocos realizadores los que accedían a estas ayudas para sacar sus producciones adelante.

“Era un trabajo muy de amor al arte, la cinematografía que se hacía en aquél momento, sin duda hubo un impulso desde el año 73 con lo que se llama el nuevo cine venezolano donde fueron creciendo las producciones pero el momento, ya de los 80, 90 empieza a diluirse ese público cautivo que tenía la cinematografía, vimos que era una época donde las pantalla se diversifica y el cine empieza a debilitarse, de hecho en esa década aproximadamente la producción por lo menos de ficción fue de 60 películas”, explicó.

Asimismo, alagó la época de oro que está viviendo el cine porque hay muy buenas perspectivas para la cinematografía venezolana. También agregó que en este ámbito aún faltan muchas cosas por recorrer. Entre las preocupaciones que han surgido en algunos sectores, está la preservación de la memoria audiovisual en nuevo formato, se cuenta con la Cinemateca Nacional encargada de resguardar la memoria fílmica venezolana, sin embargo el profesor Tamayo recomienda que estén en una plataforma de acceso como redes sociales o Web 2.0 donde se puedan encontrar fácilmente.

Tamayo también profesor en la Universidad Bolivariana de Venezuela, mencionó que en este siglo han surgido personas interesadas en hacer cine, ya que ha crecido el panorama de realizadores y productores del país, contando además con la reforma de cine que hubo en 2005 y que en la actualidad se encuentra en discusión para realizar una nueva reforma para el beneficio de los productores venezolanos

La Cátedra Eleazar Díaz Rangel es una actividad que se ha estado llevando a cabo desde el pasado 14 de octubre en la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello en conjunto con la UBV, ponencias que se ha realizado cada miércoles en el Salón Rojo de la Casa de Bello a partir de las 10:00 am.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz