Ramón Grosfoguel: “Hay un bachaqueo popular de sobrevivencia y otro imperial de sabotaje”

17 octubre, 2015

Ramon-Grosfoguel-600“Yo estoy identificado y apoyo el proceso revolucionario en Venezuela, que ha seguido moviéndose y avanzando. Por ejemplo, en el área del poder de las comunas, que es un legado de Hugo, pero que el presidente Nicolás Maduro ha continuado. Es muy importante darles poder a las comunas para mantener el proceso”, reflexionó el investigador Ramón Grosfoguel durante una conferencia a los estudiantes de la Universidad Bolivariana de Venezuela, con sede en Caracas. Considera que el imperialismo “tiene un ataque sofisticado contra la revolución bolivariana que no existía en la época de Hugo Chávez. Está lo del ‘Dolar Today’ y otros precios del dolar son parte de un bloqueo”. Vea también: Ramón Grosfoguel fue el responsable de la ponencia de esta semana en el I Circuito Nacional de Seminarios

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Correo del Orinoco (Eduardo Chapellín / Fotos: José Luis Díaz)

Con respecto a las elecciones del 6 de diciembre acotó: “La derecha, aunque no las gane, seguirá buscando sacar a Maduro. El año entrante intentarán invocar un referendo para intentar su salida; seguirán atacando al chavismo desde todos los frentes”.

DOS BACHAQUEOS

Respecto al bachaqueo, señaló “los productos que empiezan a escasear. ¿De dónde sale ese escaseo? ¿Qué pasó? Es producto de lo que en Venezuela llaman el bachaqueo, pero hay un bachaqueo popular de sobrevivencia y otro imperial de sabotaje. Hay que entenderlo y saber la diferencia, porque si empiezas a irte contra el bachaqueo del pueblo, te lo echas de enemigo”.

Opinó: “El pueblo lo que está es sobreviviendo con el bachaqueo, pero hay otra gente que lo hace para hacerse rico y otros para sabotear el proceso. Hay que saber distinguir a tus enemigos de tus amigos, que a la hora de dar el palo, se lo vayas a dar a quien no es”.

Es “como el viejo planteamiento de Mao”, profundizó el puertorriqueño, ya que hay que “saber quiénes son los amigos del pueblo de quiénes son los enemigos. El saber cuáles son las contradicciones en el interior del pueblo y cuáles son las del enemigo, saberlas distinguir para diferenciar los métodos que vas a tener para bregar con un problema”.

Fue al ejemplo específico: “El bachaqueo de los pueblos indígenas en la frontera no es el mismo, porque son zonas de sobrevivencia donde ha existido una historia larga de trueque y de llevar y traer, como parte de la estrategia de sobrevivencia de esos pueblos que han sido menospreciados por siglos. No puedes llegar con el ejército y aplastar al pueblo”.

“El problema más grande aquí”, se emocionó el experto, “es el bachaqueo imperialista, de la burguesía venezolana, el crear escasez de productos para revender los productos en el país y afuera. Ese es el bachaqueo al que hay que prestarle atención. Esta gente del imperialismo no duerme y está esperando cualquier error para aprovecharse”.

Recordó un ejemplo de la revolución sandinista en los ochenta cuando se enfrentaron a los indígenas miskitos en la zona atlántica “con los mismo métodos de Somoza. Al final se les metió la CIA, usando el descontento miskito contra la revolución sandinista que les aplicó una política colonialista. Luego los sandinistas se dieron cuenta de su garrafal error y modificaron sus métodos. Hasta se autocriticaron públicamanente. Es un ejemplo para que aquí se hile fino en el tema del bachaqueo”.

¿QUÉ EDUCACIÓN?

El analista expuso que la Universidad Bolivariana de Venezuela “es un proyecto precioso y revolucionario, porque abre los espacios y las puertas a gente que no hubiera podido estar y tener un título universitario. Esto es oro revolucionario y con campus en todo el país”.

Sin embargo, el boricua recalcó “una dualidad en el estilo de educación, la dualidad entre lo nuevo que no acaba de emerger y lo viejo que está ahí como obstáculo es constitutiva del presente, del pensamiento y de todo lo que se está haciendo. Mi crítica es que no es suficiente tener la Universidad Bolivariana para gente que no podía acceder a la universidad. Es necesaria porque existe la posibilidad de hablar estas cosas y otras más, pero no es suficiente porque este espacio tiene que plantearse otro nivel”.

Profundiza en este punto al acotar “la necesidad de dejar ese tipo educación vieja en el pasado. Que estos espacios deben tomarse en serio en esta oportunidad para generar un curriculum y pensamientos que rompan con esos cánones de educación racista sexista. Que esa gente salga por esta puerta con un diploma, pero con una occidentalización en su mente, no puede ser. Que salga con un pensamiento crítico para enfrentar los problemas de Venezuela”.

Considera que la UBV “debe asumir una responsabilidad que no creo que se esté asumiendo como debe ser. No es que solo se leen esos autores occidentales, porque aquí se leen autores variados. Lo que no debe ser es que se repitan los curriculum, enfatizándose más en autores críticos de izquierda pero de los cinco países hegemómicos (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Italia y Alemania). Tiene que tomarse más el pensamiento crítico de este continente y de Asia y Africa. Pensar juntos con esa diversidad epistémica del mundo”.

PLURIVERSIDAD

Para el experto es necesario “pensar a partir de los problemas de la revolución. Producir conocimientos a partir de ahí y organicemos. Partir de ahí y no solo de sociología, estudios internacionales y antropología, conocimientos que les sirven a lo estados colonialistas latinoamericanos, pero que no le sirven para pasar a un proceso revolucionario que superen esas estructuras”.

Citó el ejemplo del pensamiento indoamericano “propulsado por Chávez. ¿Se toma en cuenta en esta universidad bolivariana? ¿Se toma en serio el pensamiento indígena de este continente, que de paso es muy potente? ¿Se está pensando que es el antiimperialismo del Siglo XXI, no del XX? ¿Qué significa el Socialismo del Siglo XXI? Siempre hay movernos hacia adelante y la UBV debe hacer ese trabajo. Hacer un curriculum del Socialismo del XX y ver sus límites y virtudes”.

“¿Qué pasa con ese marxismo ortodoxo y eurocéntrico que aparece dentro del chavismo, poniéndole obstáculos a otras opciones de pensamiento? Por eso el Socialismo del Siglo XX se cayó, por eso el bloque soviético se derrumbó, al reproducir el conocimiento marxista eurocéntrico, reproduciendo los mismos problemas. Por eso los soviéticos terminan invadiendo Afganistán y otros países, reproduciendo el mismo colonialismo. Hay otras posibilidades, otros caminos y en el UBV hay los espacios para esos pensamientos. Es un reto”, siguió insistiendo.

“Nos tenemos que mover hacia la pluriversidad no a universalismos espistémicos. No estoy hablando pluriculturalismos liberales, como pasa en Estados Unidos donde Obama hace colonialismo liberal con el rostro de un negro, donde le dan el dinero para que brinque y salte en su carnaval, pero quienes deciden y benefician son los mismos de siempre. El pueblo negro estadounidense no se ha beneficiado de Obama, sigue matándolos toda la semana, los niveles de pobreza de los negros en Estados Unidos son los mismos antes y después de Obama”, profundizó el boricua.

“Lo que quiero decir”, y fue enfático, “es que el imperio se está sofisticando con el rostro de un presidente negro, pero siguen haciendo lo mismo en el mundo con un rostro multicultural liberal. Yo en cambio hablo de una diversidad epistemológica que critica el status quo. Que el Socialismo del Siglo XXI sea rico en diversidad epistémica”.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Etiquetas:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz