Venezuela y Colombia llaman a consulta a sus respectivos embajadores

santosVenezuela llamó este jueves a consulta al embajador en Colombia, Iván Rincón, como respuesta diplomática a la decisión que tomó más temprano el Gobierno colombiano de llamar a consulta a su embajador en Caracas. Colombia tomó esa medida un día después de realizarse la reunión entre las cancilleres de ambos países con el fin de articular esfuerzos para la seguridad y la paz en la frontera.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

AVN y Agencias

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llamó este jueves a consultas al embajador de este país en Venezuela, Ricardo Lozano, en medio de la tensa situación que se vive en la frontera entre los dos países. Según medios de ese país, la decisión se habría tomado luego de que Venezuela supuestamente impidiera la entrada al país de Jorge Armando Otálora, el defensor del Pueblo de Colombia.

Además, Santos ordenó a la canciller colombiana María Ángela Holguín convocar una reunión extraordinaria de cancilleres de la Unasur para “contarle al mundo lo que está sucediendo”.

La decisión venezolana fue dada a conocer por la canciller Delcy Rodríguez, en su cuenta de Twitter, @DrodriguezVen, en la que además detalló que el Gobierno Bolivariano evaluará las acciones a tomar ante la actitud del Gobierno de Juan Manuel Santos de desconocer las agresiones que sufre el pueblo venezolano en la frontera colombo-venezolana, producto del paramilitarismo y la guerra económica.

“Revisaremos integralmente relaciones con Colombia, en razón de las agresiones que sufre nuestro pueblo por el paramilitarismo y guerra económica”, señaló.

Además en sus mensajes en la red social, Rodríguez lamentó que las autoridades colombianas frustren los acuerdos alcanzados en la reunión efectuada con su par, María Ángela Holguín, en Cartagena de Indias, donde se acordaron mecanismos directos de comunicación para abordar el tema fronterizo y sumar esfuerzos para construir en conjunto una nueva frontera, donde la paz, el respeto y la producción sean sus cimientos fundamentales.

El pasado 19 de agosto tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) resultaron gravemente heridos por un grupo de paramilitares mientras cumplían funciones de seguridad contra el contrabando de extracción —estrategia ilícita que forma parte de la guerra económica, orquestada por la derecha nacional e internacional—, acción delictiva que atenta contra la seguridad alimentaria del pueblo venezolano, derecho constitucional reivindicado por la Revolución Bolivariana.

Frente a ese ataque a la soberanía y seguridad de Venezuela, ese mismo día, el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, ordenó cerrar la frontera con Colombia en el estado Táchira, medida que fue extendida de manera indefinida el viernes 21 de agosto, día en el que además se activó un estado de excepción constitucional en varios municipios de esa entidad andina.

La zona fronteriza es afectada actualmente por prácticas paramilitares, y el contrabando de extracción de alimentos y de productos de la cesta básica venezolana hacia Colombia, que inciden negativamente en la vida económica y social de Venezuela.

Además de la frontera, Venezuela y Colombia comparten lazos históricos basados en la lucha del Libertador Simón Bolívar. En este sentido, este jueves la canciller Rodríguez ratificó la hermandad entre ambos pueblos. “Ratificamos al hermano pueblo de Colombia nuestros lazos de amistad y unión basados en una historia común de libertad e independencia”, escribió la diplomática en otro mensaje en la red social.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz