Walter Ortiz: EEUU y Gran Bretaña buscan promover una guerra tras el diferendo con Guyana

evolucion_historica_evidencia_pleno_derecho_de_venezuela_sobre_el_esequibo_guyana

Evolución histórica del diferendo con Guyana – haga click en la imagen para ampliarla

El politólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Walter Ortiz, ofreció un análisis sobre la Guayana Esequiba y el diferendo con Guyana, esto en una entrevista realizada la mañana de este viernes en el programa La Ventana de Alba Ciudad 96.3 FM, conducido por la periodista Enza García.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Angie Vélez, Alba Ciudad

Audio de la entrevista:

Ortiz asegura que este tema, que ya nos asiste porque en 1966 se firmó un acuerdo entre ambas naciones, lo que llaman una política exterior que es un punto de partida. A partir de ahí se firmó un acuerdo para resolver problemas territoriales. Desde el punto de vista jurídico ya nos asiste porque se está llamando a la activación de los tantos mecanismos que hay en política exterior para resolver estos temas: el mecanismo del buen oficiante.

“Guyana lo rechaza ahorita, pero históricamente no lo ha rechazado”, explicó. Incluso desde 1966 han existido buenos oficiantes por sus características: personas mayores, de largas trayectorias políticas y diplomáticas. Estas personas ha ido falleciendo y no se ha resuelto este problema territorial. El último oficiante falleció en el 2011. Aparentemente hay documentos en los cuales hasta ahora Venezuela y Guyana pidieron el nombramiento de un nuevo buen oficiante.

Ahora el presidente de Guyana, David Granger asume una postura distinta: dicen que lo que está vigente es un laudo que se firmó en 1899. Según ellos, es un laudo arbitral en el cual Venezuela no tuvo representación. Solo estuvieron presentes Estados Unidos, cumpliendo su doctrina Monroe (“América para los estadounidenses”) y Gran Bretaña, que no quería que Venezuela participara directamente. “Venezuela era un república completamente débil. Si nos echamos para atrás y vemos la historia venezolana del siglo XIX, veremos que era una historia de guerra, una guerra federal que estuvo a punto de convertirse en una verdadera revolución social y política”, explicó Ortiz.

1875 - Miguel Tejera Mapa Fisico y Politico de los EE.UU de Venezuela

Mapa Fisico y Politico de los EE.UU de Venezuela en 1875, por Miguel Tejera

“Nos podemos dar cuenta de un conjunto de elementos que demuestra lo que dice el Presidente Maduro: la debilidad absoluta del gobierno venezolano de entonces”. Ortiz afirma que prácticamente nos colocaron unos ganchos y nos dijeron: “¡Tú no negocias por ti mismo!”. Con la doctrina Monroe, quienes negociaban eran Estados Unidos por un lado, y Gran Bretaña por el otro.

El laudo arbitral le dio una especie de territorio. Incluso su mismo secretario, un mexicano para aquel entonces de esa comisión en 1949, hizo un testamento político donde escribe sobre la nulidad y los atropeyos que Gran Bretaña cometió en el caso de Venezuela. “Eso es lo válido para Guyana”.

Para nosotros, con el acuerdo de 1966, “lo que vale es llegar a la partida de ese acuerdo firmado por las dos partes, Guyana y Venezuela: un acuerdo que resuelva jurídicamente ese diferendo.

Centrado más en lo político que en lo jurídico

Según Ortiz el tema del Esequibo se centra en la actualidad más en lo político que en lo que en lo jurídico, porque el lenguaje que maneja el presidente de Guyana, es un lenguaje que busca la guerra. Se pregunta: ¿a quién le conviene la guerra?

Suramérica se asumió como territorio y zona de paz. Esto se ha venido planteando reiterativamente a través de los acuerdos de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), mecanismos que refuerzan la diplomacia venezolana impulsada por el comandante Hugo Chávez. Esta es una situación que no le conviene a los Imperios.

Para el politólogo Ortiz, la posición que está tomando Guyana es respaldada por Estados Unidos y Gran Bretaña para promover una guerra, que puede convertir a América Latina, en un escenario de la Tercera Guerra Mundial.

Venezuela sostiene una posición en la que jurídicamente tiene todas las de ganar, explicó Ortiz. Es una posición de paz, de resolver diplomáticamente un diferendo de hace muchos años. En cambio, Guyana tiene un respaldo declarado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y por la Commonwealth (52 naciones devenidas del Reino Unido de Gran Bretaña).

“No va a salir Granger a decir lo que está diciendo si no estuviera guapo y apoyado. Con esos apoyos que él tiene, existe la posibilidad de que entre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero que también entre el eje Gran Bretaña-Estados Unidos. Ejes que históricamente acabaron con el Congreso Anfictiónico de Panamá y el proyecto de Simón Bolívar”, reseño Ortiz.

En el libro Bolivarianismo y Monroísmo, se reseña toda la historia de cómo fue el trabajo de Inglaterra y de Estados Unidos para demoler el congreso anfictiónico de Panamá. En ese momento asumieron el papel que ahora están asumiendo internacionalmente con Venezuela.

“Así como internacionalmente denunciaron a Bolívar de que pretendía ser emperador, que pretendía acabar con todo los países que anteriormente habían sido colonias de España, así mismo están haciendo internacionalmente, diciendo que Venezuela quiere invadir Guyana. Ahora sí  se acuerdan de que Guyana es el tercer país con más pobreza en América Latina”, resaltó Ortíz .

Ellos saben que, a pesar que a Venezuela jurídicamente le asiste la razón, políticamente a ellos le puede asistir. Comienzan voces de otro lado a advertir el caso de que nuestra nación representa una amenaza. Para Ortiz, es importante llamar la atención ante Guyana y recordarles que se quiere resolver todo diplomáticamente en el ámbito de un territorio que ha decido declarar la paz, acabar con las guerras y los conflictos. Sin embargo, hay grupos que eso no les conviene.

Finalizó haciendo un alerta porque Guyana no va a parar. El gobierno bolivariano no puede dejar deluchar por recuperar el territorio que jurídica y políticamente nos pertenece,  plasmado en el artículo 10 de nuestra Carta Magna.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz