Repudian el saqueo cultural y político con obras de “El Techo de la Ballena”

1121212

Carlos Contramaestre en la realización de su “Homenaje a la Necrofilia”

Este 10 de julio se dará inicio a la cátedra El Techo de la Ballena en la plaza Armando Reverón, espacios de la Unearte en Bellas Artes. Así lo dio a conocer José Luis Omaña, en un contacto telefónico realizado el pasado martes en el programa Por donde Pueda de Alba Ciudad 96.3 FM, quien describió a este colectivo artístico, conformado en 1961, como  “el primero que se enfrentó a las políticas del Estado terrorista del Pacto de Punto Fijo”. El docente detalló cómo diferentes personas propiciaron las condiciones para extraer las obras realizadas por sus artistas, muchas de las cuales están hoy en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y otros lugares. “Es el saqueo de nuestra memoria artística y política”. La cátedra libre que inicia este viernes tiene, entre sus intenciones, el dar a conocer esta memoria a todas y todos los venezolanos.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Alba Ciudad (Angie Vélez / LBR)
Fotos tomadas de www.antoniomiranda.com.br

Audio de la entrevista

El Techo de la Ballena fue el primer colectivo de artistas, conformado en 1961, quienes integraron la visualidad, el accionismo, el trabajo en calle. “Fueron el primer colectivo que se enfrenta a las políticas del Estado terrorista del Pacto de Punto Fijo”, señaló, algo que no se plantea en las universidades porque se estudia a sus miembros de forma individual y no como colectivo.

Sirvió para reunir por breve tiempo a un grupo de jóvenes para aquel entonces: Adriano González León e Salvador Garmendia, así como también algunos poetas, tales como: Juan Calzadilla, Francisco Pérez Perdomo, Efraín Hurtado, Caupolicán Ovalles, Dámaso Ogaz y Edmundo Aray, quienes habrían de llevar a cabo la renovación literaria contemporánea del país.

Los balleneros “critican con mucha contundencia el status quo pequeñoburgués de la Caracas de entonces, del mantuanismo”. Y también criticaron el homenaje a la cursilería, que pone en evidencia lo que Rodolfo Izaguirre dijo en una oportunidad:que “aquí la élite venezolana era profundamente inculta, aunque se planteaba a sí misma como una élite que entraba en el progreso y la modernidad, dentro de la ilusión de la Venezuela del desarrollo en los años sesenta”.

Según Omaña, la creación de esta cátedra surge de la necesidad de retomar, rescatar y resguardar la memoria del Techo de la Ballena, de su producción poética, literaria, visual y artística en general: una memoria que fue sistemáticamente desaparecida e invisibilizada durante los últimos 30 años, pero que ha sido resguardada en la memoria de los mismos balleneros que aún están vivos, y por algunos pocos eruditos y eruditas que han hecho un trabajo de especialistas.

“El Techo no se estudia en los programas de formación de nuestras universidades. Esa herramienta hace que no se comprenda lo que fue”, indicó Omaña.

Buscan recuperar las obras del Techo de la Ballena

Omaña explicó que es un trabajo que aún está en proceso, todo para mantener un estado de control de nuestro patrimonio, planteándose como primer punto la recuperación de las obras originales del Techo de la Ballena. Cuando comenzaron el proyecto, se dieron cuenta que el Museo de Arte Moderno de Nueva York ―esto es Rockfeller― tenía más organizada la colección del Techo de la Ballena que aquí en Venezuela. Al grupo emprendedor les pareció urgente acabar con esta situación y comenzaron a buscar las obras originales.

Buscaron primero en las bibliotecas públicas y encontraron originales que no estaban ni siquiera catalogados. “Por ejemplo, encontramos una pieza que yo daba por perdida, al menos en nuestros archivos públicos, que es el poema ¿Duerme usted, señor presidente?. Conseguimos un ejemplar en la Biblioteca Nacional, pero no estaba catalogado. Apareció gracias a la voluntad de los trabajadores y trabajadoras de la Biblioteca Nacional en fajarse a buscar los originales”, alegó Omaña.

“Estos proceso de desaparición de nuestra memoria son muy sutiles y han ocurrido todos estos años: es un proceso que sistemáticamente han hecho que las cosas que nosotros tenemos, no sepamos que las tenemos”. Comenzamos por ahí y consiguieron buena parte de los originales en las bibliotecas; los catalogaron y ahora están a la disposición de cualquier persona que vaya a la Biblioteca Nacional a leer ¿Duerme usted señor presidente?

Caupolican-Ovalles

¿Duerme usted, señor presidente? Por Caupolican Ovalles. Foto tomada de oficina1.com

Luego, comenzaron a buscar en coleccionistas o personas que por alguna razón tenían los libros. Comenzaron a aplicar una política de adquisición que todavía está en desarrollo. Pudieron adquirir unos 15 ejemplares, no solamente del Techo, sino de algunas confiscaciones que giraron en torno al Techo también, bien sea de la misma época o posterior, como por ejemplo la revista Sol cuello cortado, una revista de pura poesía donde pasaron Ludovico Silva, el Chino Valera Mora y Caupolicán Ovalles, entre otros balleneros.

A la par de esto, también se ha hecho un trabajo de levantamiento de testimonios con los balleneros que estan vivos: Edmundo Aray, Juan Calzadilla, Daniel González, quien fue el diseñador de los primeros cinco libros. También se han propuesto con la editorial El Perro y la Rana publicar esos primeros libros, que fueron quizás los más políticos.

Los testimonios de los balleneros

Se están recolectando de forma audiovisual los testimonios de los balleneros con el colectivo La Célula, que es otro coletazo de la Ballena. “Este viernes en la inauguración de la Cátedra se va a poder visualizar un avance de esas entrevistas, de ese testimonio”.

Aún están con el proceso de levantamiento de testimonios. La idea con eso es generar una publicación audiovisual que pueda ser distribuida masivamente y que se generen pequeños micros para televisión y para Internet. A todas estas, es importante decir que la Biblioteca Nacional está a punto de lanzar la primera colección digital: la gente va a poder tener acceso a la Biblioteca Nacional a través de teléfonos y computadores, y la primera colección digital va a ser la del Techo de la Ballena. Así que la gente va a poder tener acceso a través de su teléfono o en su computadora.

Se llevaron las obras: saqueo cultural

Sobre las denuncias de las obras hechas por miembros del Techo de la Ballena que fueron sacadas del país, Omaña señaló que hay al menos dos personas que ellos han identificado como responsables. Señaló que un caso en el Museo de Bellas Artes de Houston, en donde trabaja “una curadora latinoamericana, pero que trabaja para el Imperio evidentemente, quien es Mary Carmen Ramírez, y quien desde hace unos 15 años está planteando que el arte conceptual norteamericano tiene su particularidad en el arte político”.

Señala Omaña que ellos comenzaron a decir que el Techo de la Ballena es el primer movimiento político artístico latinoamericano, lo que hizo que los coleccionistas privados “se volvieran locos” demandando estas obras, incrementando sus precios en el mercado enormemente.

También señalan que el venezolano Ignacio Oberto acumuló una de las colecciones de arte contemporáneo venezolano más importantes, y acaba de donarla al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), “es decir, a Rockefeller. Esa donación evidentemente es una transacción económica, una filiación económica, hay que verlo en esos términos”. Lo describe como “un saqueo cultural, el saqueo de nuestra memoria artística y política (…) El MoMA o las universidades gringas tienen acceso a todas nuestras colecciones. Nos estudian, nos interpretan y nos mandan sus interpretaciones, que se convierten aquí en canon. Son leídas canónicamente y terminamos teniendo un ‘techo de la ballena cariñosita’, inofensiva”.

Dio como ejemplo una obra llamada El Homenaje a la Necrofilia, en la que ellos se quedan con el “hacer el amor con muertos”, pero que, para los balleneros, significó el asalto a la cultura capitalizada por la oligocracia caraqueña, y el develamiento de una situación política específica: el terrorismo de Estado del Pacto de Punto Fijo.

Foto: Daniel González

Foto: Daniel González

El Homenaje a la Necrofilia fue una obra presentada el 2 de noviembre de 1962, organizada por Carlos Contramaestre, médico, artista plástico y poeta de El Techo de la Ballena, y realizada con huesos y visceras de animales, traídos de un matadero. Según Salvador Garmendia, “Contramaestre proponía, más que un ademán iracundo y exhibicionista, una respuesta cargada de sangrienta ironía al muy real y cotidiano ejercicio de represión y brutalidad armada que la policía del régimen ejercía descaradamente en las calles”.

Cátedra libre los días 10 de cada mes

Este viernes se realizará la inauguración de la cátedra libre El Techo de la Ballena, en la plaza Armando Reverón en Bellas Artes, a partir de las diez de la mañana. Indicó Omaña que esta es una cátedra libre, abierta a todo el mundo y no es sólo para estudiantes. Funcionará en el Centro de Documentación del Museo Escuela Jacobo Borges, los días 10 de cada mes.

La cátedra surge como un espacio de imantación, de reorganización y sistematización de todo este proceso y del que viene, que es aún más largo, porque la memoria del Techo, a pesar de que ha sido visibilizada y se puede tener acceso a ella, pero sus resonancias históricas no la conocemos. Por ejemplo, la que sucedió en 1970 en el Congreso Cultural de Cabimas contra la colonización, que es un coletazo del Techo de la Ballena, explicó Omaña.

CJQIvMDW8AAafKD.jpg:large

Programa de la inauguración de la cátedra libre El Techo de la Ballena

Este viernes el movimiento muralista venezolano realizará una interpretación del Techo de la Ballena: “van a estar todo el día pintando allí, haciendo una actualización del Techo. Van a hacer una lectura desde la contemporaneidad, sus vivencias de la calle y su visualidad”.

En la tarde se contará con una acción serigráfica, donde se estará estampando la imaginería del Techo a quienes lleven una franela, para llevarse la Ballena consigo. “Así que los invitamos a que traigan su franela y se lleven su ballena ese día también a partir de las dos de la tarde. A las cinco se instalará oficialmente la cátedra”.

Informó que será estrenado el documental El Coletazo del Techo de la Ballena, que “es una joya con los testimonios de los balleneros” filmado en los años 90, pero que recién se edita en este momento.

Una vez instalada la cátedra oficialmente y se haga la lección inaugural, Félix Fernández estará encargado de explicar el problema del saqueo de nuestro patrimonio del arte político de la segunda mitad del siglo XX.

Omaña aprovechó el contacto telefónico para realizar una invitación al público para que “asistan este viernes a conocer esta memoria nuestra, esta memoria actual, esta memoria activa. No queremos plantearla como una memoria para eruditos. Para nada. Es una cosa que está presente, en los colectivos nuestro de producción de visualidad y de palabras, de imagen están tocados por el Techo de la Ballena. Así que es una memoria completamente actual”.

Carlos Contramaestre, Homenaje a La Necrofilia, 1962. Print. 18 1/2 in. x 26 in. El Techo De La Ballena Collection, The Museum of Modern Art Library, New York. Donated by Valentina and Ignacio Oberto in Honor of Luis Perez-Oramas in 2012.

Carlos Contramaestre, Homenaje a La Necrofilia, 1962. Print. 18 1/2 in. x 26 in. El Techo De La Ballena Collection, The Museum of Modern Art Library, New York. Donated by Valentina and Ignacio Oberto in Honor of Luis Perez-Oramas in 2012.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

1 Comentario en "Repudian el saqueo cultural y político con obras de “El Techo de la Ballena”"

Notificar en
avatar
600
Gilfredo José Escobar Muñoz
Invitado
Gilfredo José Escobar Muñoz

Excelente iniciativa que es la continuidad de un combate que no ha terminado y se proyecta tambien en estas primeras decadas del siglo XXI. Yo pertenezco a la generacion deadolescentes que participamos del Primer Congreso Cultural de Cabimas Contra la Dependencia y el Neocolonialismo en su organización y desarrollo pareticiparon activamente los fundadores de ese extraordinario movimiento que es sin duda parte esencial de nuestra lucha de siempre… Felicitaciones y sigan adelante…

wpDiscuz