Escritor Pablo Montoya: Debemos mostrar con las letras lo que hasta ahora no ha sido ventilado

29 julio, 2015

img_1565jl1438192700Tras cuatro años de trabajo, el escritor colombiano Pablo Montoya puso punto y final a su novela histórica Tríptico de la infamia, en la que retrata a través de tres pintores las guerras que se originaron en el continente europeo a partir de diferencias religiosas, que ocasionaron la muerte de pueblos enteros en el siglo XVI. La obra literaria de Montoya —la cual se suma a las 19 ya escritas por el autor— fue seleccionada el pasado 4 de junio ganadora del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, galardón que desde 1967 reconoce el talento de escritores hispanohablantes.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: AVN / Fotos: AVN (Juan Carlos La Cruz)

“Estoy muy emocionado por haber ganado este premio. Lo he dicho en varias ocasiones: esto para mí es un premio inesperado, pero que he recibido con mucho entusiasmo, con mucha alegría. Al jurado le gustó esta propuesta y me sacó del anonimato, me sacaron de un hotel en La Plata, Argentina, y ahora estoy aquí”, expresó este miércoles el escritor desde el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), donde ofreció una rueda de prensa a sólo cinco días de recibir el premio, el cual consta de un medalla, un diploma y un cheque por la cantidad de 100.000 dólares.

img_1513jl1438192847

Durante el encuentro, el presidente del Celarg, Roberto Hernández Montoya, expresó sentirse muy satisfecho con el trabajo del escritor, y comentó que Tríptico de la infamia da muestra del ascenso literario que Colombia está experimentando en la actualidad.

“Colombia está viviendo un momento muy fuerte en las letras latinoamericanas”, apuntó el presidente del Celarg, en referencia a los aportes hechos a lo largo de décadas por escritores como Gabriel García Márquez, Manuel Mejía Vallejo, Fernando Vallejo, William Ospina y ahora Pablo Montoya, todos de nacionalidad colombiana y ganadores del referido premio.

img_1518jl1438192848Su formación como lector

Durante el encuentro con los medios de comunicación, Montoya recordó que fue su madre quien desde los siete años de edad lo inició en la lectura, un hábito que le abrió los ojos al mundo y le brindó herramientas para enfrentar los retos que la vida le deparaba.

“Yo soy hijo de una madre muy madura, que me tuvo a los 43 años de edad después de haber tenido nueve hijos y después siguen otros tantos. Mi madre tenía que madrugar a las 4:00 de la mañana para hacerle el desayuno a ese batallón de hijos, y en las tardes, cuando hacía siestas para reposar, comenzó a leer. Cuando yo regresaba de la escuela me encontraba con una imagen muy hermosa y que siempre ha estado ahí: una mujer de 50 años, con el pelo ceniciento, leyendo”, comentó.

img_1529jl1438192700

Los libros que leía su madre —y que sólo después de haber sido leídos pasaban a manos del niño, esto como una forma de controlar sus contenidos— eran vendidos en la población a un precio de 3 pesos cada uno, como parte de un programa de lectura que impulsaba el Estado colombiano.

“Ella, dentro de la especie de censura que ejercía, una censura muy particular, me dio a leer libros que le parecían los más convenientes para mí. Libros complejos como el Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes (…) Ella no fue una mujer intelectual, fue en cambio una ama de casa que levantó a sus hijos, los amó y los protegió. En mi casa no hubo una gran biblioteca, pero hubo los libros necesarios para que yo comenzara a ser un buen lector”, contó el escritor, en declaraciones a los medios de comunicación.

Desde allí, se encaminó en el mundo de las letras, y desarrolló un talento que le hizo merecer diferentes becas académicas, entre ellas la beca de creación de cuento de la Alcaldía de Medellín, luego de que postulara su obra El beso de la noche, y también la Beca de investigación, otorgada por el Ministerio de Cultura de Colombia.

img_1638jl1438192702

Tríptico de la infamia surge luego de años de investigación y formación, y se basa en el género novela histórica, el cual considera necesario desarrollar para darle a los lectores la oportunidad de identificar el pasado y reconocerse en el presente.

“Los escritores que asumimos el duro reto de enfrentar el pasado, de reproducirlo, recrearlo, tenemos esa gran interrogante: qué es lo que vamos a descubrir, qué es lo que vamos a revelar del ayer. Yo sé que debo mostrar esas figuras desconocidas, esos paisajes que de alguna manera han sido ignorados, y que la creación literaria debe recrear de alguna manera (…) Debemos mostrar con las letras lo que hasta ahora no ha sido ventilado”, expresó.

img_1493jl1438193099A través de la unión entre la Fundación Celarg, Monte Ávila Editores y el Banco Central de Venezuela (BCV), se publicará un total de 20.000 ejemplares del Tríptico de la infamia, los cuales podrán ser adquiridos en la 6ta Feria del Libro de Caracas, evento que se desarrollará hasta el 2 de agosto en el parque Los Caobos, en Caracas.

 

img_1606jl1438192701

img_1642jl1438192702

img_1499jl1438192699

img_1577jl1438192699

img_1508jl1438193099

 

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Venezuela y Colombia acuerdan la apertura gradual y controlada de la frontera
Sala CineCelarg3 presentará Fresas salvajes de Bergman
Colombia derogará resolución que fijaba “dólar Cúcuta”
En el Celarg realizarán cuatro seminarios sobre industria cultural con Jeudiel Martínez

Etiquetas: , ,

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz