Ceder un centímetro cuadrado del territorio Esequibo es inconstitucional

31 julio, 2015

MapaEl historiador Eloy Reverón, estuvo presente en días pasados en el programa La Ventana de Alba Ciudad 96.3 FM, espacio conducido por la periodista Enza García, quien le entrevistó sobre el tema del Esequibo. Reverón tiene estudios de postgrados en el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual, en Relaciones Exteriores, también cuenta con un postgrado en el Instituto de Altos Estudios de Defensa Nacional y fue encargado por más de 10 años del archivo general de la cancillería.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Entrevista: Enza García, La Ventana
Texto: Angie Vélez, Alba Ciudad

Audio de la entrevista

GUARDAR ARCHIVO: Haga click aquí con el botón derecho
y seleccione 'Guardar vínculo como...'

Reverón comenzó la entrevista asegurando que el tema del Esequibo se lo ha tomado con más pasión que con dedicación, pero se pregunta, ¿cuántos venezolanos, han ido a habitar esta rivera del Esequibo vibrador?

También responde a la pregunta de: ¿cómo pueden los venezolanos habitar el Esequibo sin violar el acuerdo de Ginebra? Manifiesta que siempre ha tenido una posición en cuanto a la soberanía de nuestro territorio, la cual fue establecida por la Real Cédula de la Creación de la Capitanía General de Venezuela por el Rey Carlos III en 1777, el Uti possidetis iuris. Es decir, lo que se poseía entonces, se seguirá poseyendo eternamente. Así ha estado establecido por todas las constituciones venezolanas.

image001

Fuente: A. Dávila, 2005

Reverón asegura que cualquier decisión que implique ceder un centímetro cuadrado de ese territorio que aparece en el mapa de 1777, es inconstitucional. Desde el principio se tendría que revisar la intencionalidad británica y la cruz bendiciendo la empresa de América, desde este tratado se va estableciendo una división del “Nuevo Mundo” por una Bula Papal, denominada Aeterni regis y emitida en 1481 y la Inter Caetera de 1493. “Al pasar la línea meridiana de norte a sur, toca apenas una punta de lo que es Recife, en Brasil. Eso establecía que de ese extremo oriental de Brasil, esa puntita pertenecía a los portugueses. Del otro lado hacia occidente, era territorio de los españoles”.

“Ellos van avanzando lentamente. Eso es una de las cosas que no tenemos nosotros: una tradición ni terrofaga, ni de fronteras elásticas como las concedía Estados Unidos”, dijo explicando que EE.UU. originalmente estaba formado por 13 colonias, casi todas en la costa este del territorio actual (el océano Atlántico). A medida que van avanzando hacia el oeste, van invadiendo las comunidades indígenas y, cuando llegan a la costa oeste, continúan hacia el sur, con México y el Caribe.

Venezuela nunca tuvo las características expansionistas de otras naciones, como Estados Unidos

Venezuela nunca tuvo las características expansionistas de otras naciones, como Estados Unidos

Volviendo a Venezuela, Reverón comenta sobre la ruta de 1499, de Alonso de Ojeda, quien recorre el litoral venezolano. El centro de operaciones fue la isla Quisqueya (La Española, que hoy ocupan República Dominicana y Haití) en el primer viaje de Ojeda, de donde viaja hasta las costas venezolanas y justo donde está el río Esequibo, parte la línea hacia Europa. Ese mapa fue elaborado en 1502 por Juan de la Cosa, uno de los cartógrafos que venía con Ojeda. Desde entonces, se estableció un punto de partida de legitimidad de la ocupación ―en ese momento― de España sobre el Esequibo.

juancosa

Adelanto de América

El historiador se fue un poco más a la historia para poder comprender el tema del Esequibo. Citó el Tratado de Münster de 1648, así como los conflictos religiosos y comerciales existentes entre diversas potencias en Europa, un problema de  anglosajones contra hispanohablantes. Recordó que antes de 1492, ya se conocían mapas traídos por los venecianos en los que se mostraba que la Tierra era redonda, razón por la cual Colón creía que no podía desviarse del paralelo 38 pues así llegaría a Catay (Norte de China).

Reverón explica que, cuando se está reclamando la situación de usurpación del territorio, Holanda le cedió el espacio de lo que es Guyana Inglesa. En ese momento, el límite era el Esequibo. Estaba conformado por tres provincias: Berbice, Esequibo y Demerara, dividida por tres ríos. El Esequibo fue el límite occidental de lo que ellos recibieron. Entonces, esa fue la situación de cierre con la que se empezó en el siglo XIX. Al día siguiente, a la misma semana que España reconoce la independencia de Venezuela, “comienzan los ingleses a meterse descaradamente en la rivera del Esequibo vibrador”.

El historiador hace referencia al “Esequibo vibrador” porque se pregunta: ¿por qué nací en esta rivera del Arauca Vibrador y no en la del Esequibo?, haciendo referencia a lo que fue el Segundo Himno de Venezuela; no era el Alma Llanera, sino el joropo Amalia, también conocido como “Bandera de Venezuela” o  La Chipola, en particular cuando dice:

Para cantar la chipola mi mano
temblando amarra
al cuello de mi guitarra
tres cintas en una sola.

Amarillo color de oro,
azul de la azul esfera
y rojo que reverbera
como la sangre del toro.

Digo con mi canto
lo que yo aprendí en la escuela
bandera de Venezuela
por qué yo te quiero tanto.

Reverón recomendó al público visitar su blog reveroneloy.blogspot.com para ver el mapa donde la Gran Colombia, hasta 1830, era una nación inmensa que había expulsado al gran imperio español de su territorio. ¿Qué ha sucedido entre la batalla de Ayacucho y la presencia de los ingleses en la punta del Río Barima? Para 1835, una vez dividida la Colombia de Bolívar, el gobierno de Vargas realiza los trámites después de la Revolución de las Reformas. El país entra en una serie de guerras civiles que no terminan sino hasta 1915, cuando Juan Vicente Gómez. Mientras tanto, los ingleses nos tenían tomados con una deuda externa cuantiosa.

Mapa_Gran_Colombia

“Nuestro diplomático, Alejo Fortique, estaba tratando de vender productos de Venezuela en Inglaterra. Pero él también fue uno de los de la Convención de Valencia, y también conspiró para dividir a Venezuela. Es doloroso, porque él por un lado estaba dividiendo a la Gran Colombia, formó aprte de los constityentes de 1830 que acabaron con el proyecto de Simón Bolívar, y ahora estaba con pocos recursos, tratando de convencer a Lord Salisbury para que le compren los productos venezolanos”.

Según el historiador, los argumentos que daban los británicos, es que ellos no podían comprar productos de una nación sin saber si vienen de la mano de obra esclava. Pero, ¿quiénes fueron los que trajeron la esclavitud a América? ¿Quiénes fueron los que iniciaron todo ese proceso? Hicieron todo un emporio, pero ya el negocio de vender los esclavos salía más caro que alquilarlos. Es ahí donde se ve toda una moral, aseguró Reverón.

Luego se agravaba la situación porque los tripulantes de una embarcación venezolana divisan en la punta de Barima una señal que tiene el sello de Inglaterra y parece ser la base para construir un faro.

puntabarima

“Si nosotros vemos el mapa, eso es una de las bocas grandes del Orinoco, la que está más cercana al Esequibo. Sin embargo, está más cerca Maturín de Barima que Demerara en aquel entonces. Alejo Fortique por un lado está tratando de meter los productos venezolanos para poder pagar la deuda y la idea era no tener con qué pagar la deuda, para que los productos venezolanos se pudran y no entren en el mercado inglés”.

Asegura que esa fue una actitud colonialista y macabra de un supuesto liberalismo con el mismo cuento del siglo XX. Especialistas que precedieron a Reverón en el  Archivo de Frontera, tales como Enrique Bernardo Núñez y Germán González Oropeza, estaban muy claros en que esa política exterior venezolana siempre estuvo divorciada de los elementos históricos.

Reverón, quien también estuvo encargado por más de 10 años del Archivo de Fronteras de la Cancillería, alega que esa reclamación que se está haciendo es una actitud pacífica, a través de conversaciones e intercambio de notas que se dio por muchos años. La actitud de Venezuela es que tiene derechos legítimos sobre un territorio que cedió Holanda a Gran Bretaña y los límites ya estaban establecidos: eran los mismos que se tenían en 1810 y en la Capitanía General de Venezuela.

Decían en 1850, dándole dilatoria a establecer los límites: ¿qué hacemos nosotros con las 41 personas que ya viven en esta rivera del Esequibo vibrador? Estas personas prácticamente quedaron en un limbo legal: ni Venezuela ni Guyana puede meterse allí. ¿Esas personas qué son? ¿Guyaneses? ¿Venezolanos? ¿Qué tipo de atención reciben? ¿Reciben atención del gobierno de Guyana? ¿Reciben atención del gobierno de Venezuela? O ¿qué otra opción podría haber? ¿Que la Guayana Esequiba se convierta en un tercer país independiente?

Ante todas estas preguntas que, como periodista, realiza Enza García, el historiador responde a que nosotros no podemos cambiar la doctrina que hemos tenido desde 1810: sería inconstitucional ceder un centímetro cuadrado de ese territorio, ya que todas las constituciones del país han establecido ese territorio como venezolano.

Error al no derribar el sello

“Él le dice: vimos un faro en territorio venezolano, este sello de Su Majestad (británica) en nuestro territorio. Y nosotros no lo derribamos, porque nosotros respetamos a Su Majestad”. Según Reverón, esto significó un error porque resulta que en 1835 había viajado un señor que era explorador, de apellido Shombur, de origen austriaco. Este señor había vivido en América, había tenido fracasos con varias empresas que había tratado de establecer. Un buen día lo contratan para que entre a explorar el territorio para establecer los límites, eso lo hace unilateralmente Inglaterra.

El explorador se va en 1835 a explorar y regresa en 1840 a Inglaterra. En 1841 publica un libro donde describe las riquezas que hay en el Esequibo. Una vez que regresa, lo nombran gobernador de la Guayana Inglesa, y en ese momento que llega colocan ese faro. El día siguiente, en la prensa venezolana comienza a publicar y a decir que Páez le estaba regalando el territorio a los ingleses.

Finalizó diciendo que después que se firma el protocolo de Puerto España, a los 15 días viene la independencia de Guyana. A los tres meses el Financial Times de Londres escribió un artículo que se llama “El Esequibo, sueño dorado de Sir Walter Raleigh, hecho realidad”, en ese artículo se explica que Raleigh quería hacer una alianza con los indigenas y precisamente celebran las concesiones que están abriendo en el año de 1966, donde otorgan acciones de las compañías canadienses,estadounidenses y australianas para la explotación del oro en esa rivera del Esequibo vibrador.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Partido opositor al gobierno de Guyana cuestiona acciones contra Venezuela
Presidente Maduro se reunió en la ONU con el Jefe de Estado de Guyana y acuerdan restablecer relacio...
Presidente Nicolás Maduro celebra 50 aniversario del Acuerdo de Ginebra
Centro Nacional de Historia dedica Revista Memorias de Venezuela N° 34 al Esequibo

Etiquetas:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz