El 1 de julio es la inauguración del Festival Valle Vivo “En el Barrio es La Cosa”

29 junio, 2015
CIq9beZWgAA3R81.jpg:large

Winder Rivero, Irabe Seguías y Brislidy Rivero (Foto: @ValleVivoP)

El primero de julio iniciará el Cuarto Festival de la Fundación Valle Vivo, En el Barrio es la cosa. Los proyectos elegidos serán proyectado en las parroquias El Valle, Coche y Santa Rosalía del Distrito Capital, donde la comunidad podrá disfrutar hasta el domingo 5 del mismo mes. Esta actividad se lleva a cabo gracias al apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), con una política cultura implementada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC).

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Angie Vélez, Alba Ciudad
Entrevista: Irabe Seguías, Somos Cine
Fotos: @ValleVivoP

El proyecto Valle Vivo nace el 5 de Julio de 2003 como una iniciativa de articulación a la comunidad para expresar la cultura que hay dentro de nuestros sectores populares. Comenzaron con el teatro, luego se vio la importancia que tiene el área audiovisual y se comenzó con el proyecto de Cine Comunitario, con el cual se han dado a conocer.

Winder Rivero, entrevistado este lunes en el programa Somos Cine de Alba Ciudad 96.3 FM, conducido por Irabe Seguías, expresó que el trabajo fundamental de la fundación es tener un espacio de formación, producción y exhibición de lo que se hace dentro de la comunidad, vinculando a los niños, jóvenes y adultos que sienten pasión por el quehacer cinematográfico. Una vez que son parte de la fundación, son formados como técnicos, sonidistas y en mayor parte como talento ante las cámaras, abarcando todo lo que tiene que ver con el área cinematográfica.

CIq3sluW8AI2-o_.jpg:large

Winder Rivero

Para pasar a ser técnico o a cualquier otra área, el equipo de Valle Vivo realiza una evaluación para detectar cuáles son las fortalezas cinematográficas que posee cada individuo. “Todos entran queriendo ser actores, pero después descubren cuáles son sus fortalezas: quizás es la cámara, el sonido”, enfatizó Rivero.

Colocó como ejemplo a María Guía, que empezó cuando tenía 12 años, quien nunca ha ido a una escuela de cine, pero el quehacer dentro de Valle Vivo le creó esa fortaleza del dominio de las secuencia y la temperatura de las cámaras, de la plaqueta. “Ha sido una formación en el quehacer”. Para Rivero, la teoría del cine es importante, pero cree que el cine se aprende haciendo, para tener el dominio de las técnicas.

Otro ejemplo es el de Brisleidy Rivero, quien es la productora de esta cuarta edición. Comenzó cuando tenía 12 años en la fundación como actriz; decidió estudiar Ciencias Audiovisuales y Fotografía, y hoy es TSU en esa área. Brisleidy, en la misma entrevista realizada a Winder, expresó que “la convocatoria de este año ha sido muy amplia, hemos tenido muy buenos trabajos”.

CIq3qxKWwAA8oKl.jpg:large

Winder y Brisleidy Rivero

La fundación permite que los jóvenes se vayan involucrando a lo que es el cine comunitario, permitiéndoles también descubrir su vocación para que, en el momento que salgan de bachillerato, cuando les toque decidir, tenga una visión de lo que quieren estudiar.

El nombre del festival En el Barrio es la Cosa, se dio porque el equipo de Valle Vivo decidió convertir los espacios públicos de los sectores populares donde se estará llevando esta cuarta edición en una gran sala de cine, en la que la comunidad pueda tener sus espacios para el intercambio y puedan pasar un rato diferente.

Valle Vivo, aparte de su festival, hace el trabajo dentro de las comunidades proyectando películas. “Ha sido una experiencia bien importante, nos llena mucho porque es ver cómo la gente saca las sillas de su casa, compran golosinas y comparten con los niños. Se ha convertido en un espacio de compartir y quisimos que este año el festival fuera así”, expresó Rivero.

No sólo se proyectan películas en las comunidades, sino en las escuelas. Esta iniciativa nace desde que un día proyectaron su útima producción “Azul”. Los niños presentes disfrutaron de la proyección desde el primer hasta el último minuto; es entonces cuando creen que el audiovisual es una herramienta poderosa con la cual se pueden formar y deformar mentes.

Winder indicó que, cuando estuvieron haciendo la selección de los cortometrajes, se dieron cuenta que la mayoría eran hechos por muchachos de menos de 25 años, que tenían una calidad técnica y artística. Al mismo tiempo, recordó no haber vivido en los años 60 y 70, cuando se tenía el cine club, que es algo parecido a lo que actualmente realizan, pero en esa época los que hacían ese tipo de actividad eran perseguidos por la policía para quitarle sus proyectores y películas.

Asímismo, contó como anécdota que “una vez estábamos grabando y llegó un señor muy sabio, nos dijo unas palabras que él ahora se alegraba de ver las cámaras de Valle Vivo haciendo películas con los chamitos, porque antes, cuando él veía las cámaras, era para retratar un suceso, un asesinato en el barrio, pero que ahora se sentía feliz de ver las cámaras que ahora retratan a los niños con sueño de ser actores a los niños interpretando esos personajes.

Aprovechó la oportunidad para invitar al público a que se sume a esta iniciativa, donde podrán disfrutar no sólo de cine, sino de danza y bandas sonoras de sus proyectos.

CImrwhuW8AAuPDI.jpg:large

 

CIZLhcVXAAA3mSA

CIZLil7WoAQNfYc

CIZLjrFWoAAB8v2

CIq9a46W8AAWzTf.jpg:large

 

 

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Escuela de Medios de Ávila TV dictará taller de guión cinematográfico
Iniciarán censo para resguardar el patrimonio fílmico nacional
Película "Azul como el cielo" aborda el embarazo adolescente
Muestra Internacional de Cine Indígena de Venezuela se inicia en Maracaibo

Etiquetas: ,

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz