EN VIDEO: El indignante desalojo de una familia en España con retroexcavadoras y decenas de policías

En la mañana del viernes 27 de febrero, varias decenas de agentes del Grupo de Reacción Inmediata (GRI) de la Policía Municipal de Madrid entraron en el número 29 de la calle Ofelia Nieto, situada en el barrio de Tetuán, en Madrid, España, con el fin de ejecutar un desahucio o desalojo judicial. Arrancaron la puerta de la vivienda con la pala de una excavadora y detuvieron a seis personas que estaban en el interior de la vivienda. Jaime Alekos, periodista quien grabó el indignante video transmitido este lunes en el programa venezolano Zurda Konducta, figura entre los detenidos.


Texto: 20 Minutos / Video: Periodismo Humano

Según el Ayuntamiento, los agentes ingresaron a las 07.15 horas al edificio, en el que se encontraban diez personas adultas, en virtud de un auto judicial en el que se pide el desalojo de este edificio para proceder a su derribo. En los alrededores de la vivienda se habían juntado una treintena de personas para impedir el desalojo. La familia que vive en la casa ya había sufrido otro intento de desahucio similar en 2013, que al final fue paralizado gracias a la movilización ciudadana.

Las siete primeras detenciones se han producido a primera hora de la mañana después de que, según fuentes municipales, arrojasen gasolina a la Policía durante el desalojo de la vivienda. Sin embargo, vecinos y activistas aseguraron a través de las redes sociales que no se trataba de gasolina sino de agua. A media mañana se produjeron cuatro detenciones más tras una refriega con la Policía después de que activistas y vecinos se encaramaran a la grúa que finalmente derribó la vivienda. El Samur, por su parte, ha atendido a tres personas en el lugar de los hechos. Se trata de dos policías, con contusiones leves, y un manifestante, contusionado muy leve. Ninguno de los tres ha necesitado ser trasladado a un centro hospitalario.

Fueron detenidas seis personas que se encontraban en el interior de la vivienda, entre ellos uno de los residentes y Jaime Alekos, reportero de Periodismo Humano que documentaba el desalojo. Los detenidos pasaron 11 horas sin poder ver a sus abogados, no hubo información oficial sobre su paradero y pasaron la noche en los calabozos. 30 horas después fueron puestos en libertad por la jueza. Se les imputa un presunto delito de atentado y desórdenes públicos, según la versión de la Policía Municipal, por arrojarles gasolina.

retroex

También el periodista Jaime Alekos está acusado de atentado a la autoridad, a pesar de informar de su condición de periodista acreditado a los policías que lo esposaron tras obligarle a tirarse al suelo. El director de Periodismo Humano, Javier Bauluz, también lo acreditó telefónicamente en numerosas ocasiones ante la Policía de Madrid y la Policía Nacional, así como ante el departamento de Prensa del Ayuntamiento de Madrid, por escrito y decenas de llamadas infructuosas. Decenas de periodistas exigieron su puesta en libertad sin cargos en un escrito en el que elogian la labor periodística de Jaime Alekos durante sus varios años de trabajo.

Una vez desalojada, la vivienda fue destruida con la excavadora y varias personas fueron detenidas tras subirse a la máquina para impedir el derribo. Según la familia Gracia González, propietarios de la casa hasta que el Ayuntamiento la expropió, denuncian que el desalojo no había sido notificado. La familia llevaba oponiéndose al desalojo desde que el GRI de la Policía Municipal lo intentara por primera vez en agosto de 2013, en el que fracasó por la resistencia ejercida en el interior y exterior de la casa por varios colectivos Stop Desahucios.

Antes del desalojo, la Policía Municipal tuvo que cortar los accesos a la calle Ofelia Nieto desde las calles Francos Rodríguez y Villamil. Esta vivienda de la calle Ofelia Nieto, según la información suministrada por el Ayuntamiento, era la única que quedaba sin desalojar dentro del “ámbito de planeamiento del distrito de Tetuán”, una extensión de 17.450 metros cuadrados objeto de una “actuación integrada” que ha afectado a 19 fincas y a 30 titulares de bienes y derechos, y que ha supuesto el realojo de quince familias. La casa de Ofelia Nieto se interponía en la ampliación de una acera con la que hacía esquina. En esta operación urbana, dice Urbanismo, se han obtenido mediante la expropiación 2.200 metros cuadrados de suelo destinado a equipamiento, 2.565 destinado a zonas verdes y 3.575 destinado a nuevo viario, además de 10.375 metros cuadrados en parcelas de uso residencial.

Alekos-Periodismo-Humano-Ofelia1 (2)

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en