“Venezuela no es una amenaza”: La carta del Presidente Nicolás Maduro publicada en el New York Times

17 marzo, 2015

new-york-times-nytimes-building-cc El gobierno venezolano publicó este martes una carta al pueblo de Estados Unidos en el diario The New York Times rechazando, los calificativos de “amenaza” emitidos en su contra por la reciente orden ejecutiva emitida por el gobierno de Barack Obama, y exigiendo la derogación de las recientes sanciones impuestas por dicho gobierno. La carta ocupa una página del prestigioso diario estadounidense y lleva la firma del ministerio de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Agencias / Carta tomada de la página web de la Cancillería

“Carta al pueblo de Estados Unidos. Venezuela no es una amenaza”, indica en su encabezado el texto que destaca que el país sudamericano cree en la “paz, soberanía nacional y derecho internacional” y es una “sociedad abierta”.

“Nunca antes en la historia de nuestras naciones un presidente estadounidense intentó gobernar por decreto a los venezolanos. Es una orden tiránica e imperial que nos empuja a los días más oscuros de las relaciones de los Estados Unidos con América Latina y el Caribe”, afirma la carta en referencia a la orden de Obama del pasado 9 de marzo, donde el mandatario estadounidense calificó la situación en Venezuela  como “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

Según la versión en inglés de la carta abierta, esa “acción desproporcionada” tiene “potencialmente implicaciones de largo alcance” de interferencia tanto a nivel “constitucional” como “legal”. Por ello, el gobierno del presidente Nicolás Maduro exige a su homólogo estadounidense que “cese de inmediato sus acciones hostiles” y a Obama que “derogue” el decreto en cuestión.

A continuación, la carta:

Carta al Pueblo de los Estados Unidos: Venezuela no es una amenaza

CAUW49qUcAE8cPX.jpg:large

Haga click para ampliar

Somos el pueblo de Simón Bolívar, creyente en la paz y en el respeto a todas las naciones del mundo.

Libertad e Independencia

Hace más de dos siglos, nuestros padres fundaron una República sobre la base de que todas las personas son libres e iguales bajo la ley.

Nuestra nación sufrió los mayores sacrificios para garantizar a los americanos del sur su derecho a elegir sus gobernantes y aplicar sus propias leyes hoy.

Por eso siempre recordamos el legado histórico de nuestro padre: Simón Bolívar; hombre que dedicó su vida para que nosotros heredásemos una Patria de justicia e igualdad.

Creemos en la Paz, la Soberanía Nacional y la Ley Internacional

Somos un pueblo pacífico. En dos siglos de independencia nunca hemos atacado a otra nación. Somos un pueblo que vive en una región de paz, libre de armas de destrucción masiva y con libertad para practicar todas las religiones. Defendemos el respeto a la ley internacional y a la soberanía de todos los pueblos del mundo.

Somos una Sociedad Abierta

Somos un pueblo trabajador, que cuida a su familia, y profesa la libertad de culto. Entre nosotros viven inmigrantes de todo el mundo quienes son respetados en su diversidad. Nuestra prensa es libre y somos entusiastas usuarios de las redes sociales en internet.

Somos Amigos del Pueblo de los Estados Unidos de América:

La historia de nuestros pueblos ha estado conectada desde el inicio de nuestras luchas por conquistar la libertad. Francisco de Miranda, héroe venezolano, compartió con George Washington y Thomas Jefferson durante los primeros años de la naciente nación estadounidense los ideales de justicia y libertad, que fueron conceptos fundamentales en nuestras luchas independentistas. Nosotros compartimos la idea de que la libertad y la independencia son elementos fundamentales para el desarrollo de nuestras naciones.

Las relaciones entre nuestros pueblos siempre han sido de paz y respeto. Históricamente hemos compartido relaciones comerciales en áreas estratégicas. Venezuela ha sido un proveedor responsable y confiable de energía para el pueblo norteamericano. Desde 2005, Venezuela ha proporcionado “heating oil” subsidiado a comunidades de bajos ingresos en los Estados Unidos a través de nuestra empresa CITGO. Este aporte ha ayudado a decenas de miles de ciudadanos estadounidenses a sobrevivir en condiciones difíciles, dándoles un alivio muy necesario y el apoyo en tiempos de necesidad, y ha mostrado cómo la solidaridad puede construir alianzas poderosas tras fronteras.

Sin embargo, increíblemente, el gobierno de los EUA nos declara como una amenaza para la seguridad nacional y la política exterior de los EEUU

En un acto desproporcionado, el gobierno de Obama se ha declarado en emergencia porque considera a Venezuela una amenaza para su seguridad nacional. (Executive Order, 09-15-2015). Estas acciones unilaterales y agresivas realizadas por el Gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país no sólo son infundadas y en violación de los principios básicos de la soberanía y la libre determinación de los pueblos bajo el derecho internacional, sino que también han sido rechazadas por unanimidad por los 33 países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y los doce Estados miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). En una declaración hecha el 14 de marzo de 2015, UNASUR reiteró su firme rechazo a estas medidas coercitivas que no contribuyen a la paz, la estabilidad y la democracia en nuestra región y exigieron al presidente Obama derogar su orden ejecutiva contra Venezuela.

Rechazamos el unilateralismo y la extraterritorialidad

El Presidente de los EEUU, sin autoridad para intervenir en nuestros asuntos internos, de forma unilateral inició una serie de sanciones contra funcionarios venezolanos y ha abierto la compuerta para continuar con este tipo de sanciones, interfiriendo en nuestro orden constitucional y nuestro sistema de justicia.

Abogamos por un mundo pluripolar

Creemos que el mundo debe regirse por las normas del Derecho Internacional. Sin intervenciones de otros países en los asuntos internos de los demás. Con la convicción de que relaciones de respeto entre las naciones son el único camino para consolidar la paz y la convivencia, así como la consolidación de un mundo más justo.

Nosotros honramos nuestras libertades y mantendremos nuestros derechos.

Nunca antes en la historia de nuestras naciones un presidente estadounidense intentó gobernar por decreto a los venezolanos. Es una orden tiránica e imperial que nos empuja a los días más oscuros de las relaciones de los Estados Unidos con América Latina y el Caribe.

Por nuestra larga amistad, alertamos a nuestros hermanos estadounidenses, amantes de la justicia y la libertad, por la ilegal agresión que está cometiendo el gobierno en su nombre. No permitiremos que nuestra amistad con el pueblo de los Estados Unidos sea afectada por esta decisión absurda y sin fundamento del presidente Obama

Nosotros demandamos:

  1. Que cesen las acciones hostiles del gobierno de los EEUU contra el pueblo y la democracia en Venezuela.
  2. Que se derogue la orden ejecutiva que declara a Venezuela como una amenaza, tal como lo ha solicitado la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).
  3. Que se suspendan las injuriantes y pretendidas sanciones contra honorables funcionarios venezolanos quienes sólo obedecieron nuestra constitución y nuestras leyes.

Nuestra soberanía es sagrada

El lema de los padres fundadores de los EEUU es repetido hoy con la misma dignidad por el pueblo de Simón Bolívar. En nombre de nuestro común amor por la independencia nacional esperamos que el gobierno del presidente Obama reflexione y rectifique este paso en falso.

Estamos convencidos que la defensa de nuestra libertad es un derecho al que no renunciaremos jamás, porque allí también reposa el futuro de la humanidad. Como bien los decía Simón Bolívar: “La libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del universo”.

“Venezuela no es una amenaza, es una esperanza”.

“Independencia o nada¨

Simón Bolívar

Nicolás Maduro Moros
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela


Versión en inglés:

LETTER TO THE PEOPLE OF THE UNITED STATES: VENEZUELA IS NOT A THREAT

We are the people of Simon Bolívar, our people believe in peace and respect for all nations.

Freedom and Independence

More than two centuries ago, our fathers founded a Republic on the basis that all persons are free and equal under the law.

Our nation made the greatest sacrifices to guarantee South American people their right to choose their rulers and to enforce their own laws today. The historical legacy of our father, Simón Bolívar, is always remembered. Bolívar was a man who gave his life so we would inherit a nation of justice and equality.

We believe in Peace, National Sovereignty and International Law

We are a peaceful people. In two centuries of independence, we have never attacked another nation. Our people live in a region of peace, free of weapons of mass destruction, and in freedom to practice all religions. We uphold respect for international law and the sovereignty of all people of the world.

We are an Open Society

We are a working people, we care for our families, and we have freedom of religion. Immigrants from around the world, live among us, whose diversity is respected. We have freedom of press and we are enthusiastic users of social media.

We are friends of the American people:

The histories of our people have been connected since the beginning of our struggles for freedom. Francisco de Miranda, a Venezuelan hero, met George Washington and Thomas Jefferson during the first few years of the United States as an independent nation. They discussed about ideals such as liberty and justice, which where fundamental concepts in our struggle for Independence. We share the idea that freedom and independence are fundamental elements for the development of our nations.

The relations between our peoples have always been peaceful and respectful. Historically, we have shared business relations in strategic areas. Venezuela has always been a responsible and trustful energy provider for the American people. Since 2005, Venezuela has provided “heating oil” through subsidies for low-income communities in the United States, thanks to our company CITGO. This contribution has helped tens of thousands of American citizens survive in harsh conditions, giving them relief, and necessary support in times of need, evidencing how solidarity can create powerful alliances across borders.

Incredibly, the U.S government has declared our country a threat to its national security and foreign policy

In a disproportionate action, the government of Obama has issued a “National Emergency” declaring Venezuela as a threat to its national security (Executive Order, 09-15-2015). This unilateral and aggressive measure taken by the United States Government against our country is not only unfounded and in violation of basic principles of sovereignty and self-determination under international law, but also has been unanimously rejected by all 33 nations of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC) and the twelve member states of the Union of South American Nations (UNASUR). In a statement made on March 14, 2015, UNASUR reiterated its firm rejection of these coercive measures that do not contribute to the peace, stability and democracy in our region and called on President Obama to revoke his Executive Order against Venezuela.

We reject unilateralism and interventionism

President Obama, without any authority to interfere in our internal affairs, unilaterally issued a set of sanctions against Venezuelan officials with potentially far-reaching implications, interfering in our constitutional order and our justice system.

We advocate for a multipolar world

We believe that our world must be based on the rules of international law, without interference in the internal affairs of other countries. We are convinced that the relationship of respect between all the nations is the only path for strengthening peace and coexistence, as well as for assuring a more just world.

We honor our freedoms and uphold our rights

Never before in the history of our nations, has a president of the United States attempted to govern Venezuelans by decree. It is a tyrannical and imperial order and it pushes us back into the darkest days of the relationship between the United States and Latin America and the Caribbean.

In the name of our long-term friendship we alert our American brothers and sisters, lovers of justice and freedom, of the illegal aggression committed by your government on your behalf. We will not allow our friendship with the people of the United States to be affected by this senseless and groundless decision by President Obama.

We demand:

  1. The U.S. Government immediately cease hostile actions against Venezuelan people and democracy.
  2. President Obama abolish the Executive Order that declares Venezuela a threat to U.S. national security, as it has been requested by the Union of South American Nations (UNASUR).
  3. The U.S. Government retract its libelous and defamatory statements and actions against the honorable Venezuelan officials who have just obeyed our laws and our constitution.

Our sovereignty is sacred

The principles of the founding fathers of the United States of America are followed today with the same dignity by the people of Simón Bolívar. In the name of our mutual love for national independence we want the government of President Obama to think about and rectify this dangerous precedent.

We are convinced that the defense of our freedom is a right we shall never give up because the future of the humanity lies also in our country. As Simón Bolívar said: “The freedom of the New World is the hope of the universe”.

“Venezuela is not a threat, but a hope”

“Independence or nothing”

Simón Bolívar

Nicolás Maduro Moros
President of the Bolivarian Republic of Venezuela

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Presidente Maduro: Aquí hay una Venezuela que todos los días se construye
Ejecutivo aprobó Bs 250 mil millones para la compra del 50% de la cosecha a los productores
Javier Biardeau: La izquierda debe ver en una misma dirección para enfrentar la recolonización imper...
Venezuela rechaza declaraciones de estadounidense John Kirby en torno al referendo

Etiquetas: ,

Dejar un comentario

1 Comentario en "“Venezuela no es una amenaza”: La carta del Presidente Nicolás Maduro publicada en el New York Times"

Notificar en
avatar
600

trackback

[…] “@ReinaldoI: “Venezuela no es una amenaza”. La carta de @NicolasMaduro en The New York Times. Español e inglés. http://albaciudad.org/wp/index.php/2015/03/venezuela-no-es-una-amenaza-la-carta-del-presidente-nicol… […]

wpDiscuz