Reinaldo Iturriza, ministro venezolano: “Responder con carácter y movilización”

20 marzo, 2015

B82axvdIMAEXDCR.jpg:largeReinaldo Iturriza es Ministro del Poder Popular para la Cultura del gobierno de Venezuela. Pero además es un militante que supo tener a cargo el estratégico Ministerio para las Comunas, desde donde consolidó su relación con las organizaciones populares que hoy se aprestan a defender la Revolución Bolivariana acechada por la reacción interna y la injerencia de los Estados Unidos. El periodista Marco Teruggi dialogó con él y envió el siguiente artículo para Colombia Informa. “En los momentos de incertidumbre es cuando más importancia toman los liderazgos efectivos en el territorio”, explica Iturriza.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Por Marco Teruggi* desde Caracas para ColombiaInforma.

Existe una forma de hacer política revolucionaria, en la calle, hablando con la gente, escuchando, viendo cara a cara. Una manera que, cuando las circunstancias apremian, se torna vital. Y este es uno de esos casos, explica el Ministro del Poder Popular para la Cultura, Reinaldo Iturriza, el miércoles once de marzo, dos días después de la amenaza

“Hemos construido muchas certezas durante estos años de revolución”

“En los momentos de incertidumbre es cuando más importancia toman los liderazgos, liderazgos efectivos en el territorio, y no bajar la línea, como uno se acostumbró a decir o a recibirla, sino hablar, uno tiene que responder la incertidumbre con certezas, y esta es una revolución que tiene muchas certezas. Podemos tener dudas sobre qué decisión tomar en un caso u otro, como todo gobierno, toda revolución, pero hay momentos que son los de la certeza también, y hemos construido muchas durante todos estos años de revolución, y lo que no podemos poner en duda nunca es la certeza sobre la justeza de nuestra causa”.

Iturriza participa de una jornada de debate de la región occidental del consejo presidencial del gobierno popular de la cultura, una herramienta que, en el documento acordado por sus voceros y voceras es definido como: “Instancia de real articulación entre el poder público instituido y el poder popular constituyente, en proceso de transformación del Estado burgués al Estado comunal, para la construcción del socialismo bolivariano del siglo XXI”.

“Es un momento de calle, de orientar a los compañeros y compañeras que integran el consejo presidencial, es tiempo también para ellos de estar en la calle permanentemente, de convocar asambleas, ponernos de acuerdo así sea en cosas muy sencillas, prácticas, porque ahorita las cuestiones prácticas tienen un valor enorme, para desplegarnos territorialmente y hacerlo como un todo, un solo cuerpo, el de la patria que se moviliza”, asegura el Ministro.

Para ello han acordado conjuntamente un plan de agitación en la calle que comenzará el próximo 18 de marzo, un cronograma de acción para seguir con la iniciativa popular, la movilización permanente. De esta manera han dado, explica, otro paso necesario en el horizonte de la construcción del cogobierno:

Pedagogía política

“El comandante Chávez siempre defendió, y el presidente Nicolás Maduro le sigue los pasos, la frecuencia con la que hablaba como respuesta ante la necesidad de multiplicar los ejercicios de pedagogía política. Guardando las distancias, estos son espacios para hacer pedagogía política, solamente que no hay un maestro que enseña a todo el mundo sino que todos aprendemos juntos. Lo importante es que esté siempre en el horizonte la idea fuerza del cogobierno, porque si no está se convierte en un espacio la naturaleza que no tributa a la radicalización democrática del proceso bolivariano”.

“Está clarísimo que el chavismo valora muy positivamente estos espacios, forma parte de su cultura política”, afirma, así como realza un punto sobre el que se ha conversado en la jornada: la enorme capacidad del chavismo para aguantar las adversidades que le han sido impuestas en estos dos años de manera incesante.

“Lo que percibo ahora, y no en nuestros microclimas de funcionarios, o de militantes, o de gabinete, sino en la calle, es tensión, y respecto a la tensión hay que decir lo mismo que respecto a la incertidumbre, si frente a la incertidumbre hay que responder con las certezas que tenemos, que son muchas, frente a la tensión, absolutamente natural, porque no es de por sí algo negativo sino que nos obliga a estar alertas, hay que responderle con carácter, que es serenidad, mente clara, disposición para la movilización. En la reunión hablamos de una cierta racionalidad del chavismo, de una inteligencia en sus actos, hay gente para la que es inconcebible hablar en estos términos y es la que demoniza, menosprecia el fenómeno del chavismo como fenómeno político, pero sí hay una racionalidad del chavismo frente a estas circunstancias. El presidente ha hecho un esfuerzo enorme por preparar a la población para lo que él avizoraba que venía, de lo que hemos visto una parte, nosotros no tenemos que resignarnos sino trabajar para que no suceda”.

Y lo que avizoraba Nicolás Maduro, las denuncias recurrentes, como el reciente intento de Golpe de Estado que preveía bombardeos sobre Caracas, ha sido reconocido y anunciado por el propio jefe de Estado norteamericano, declarando la “emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos planteada por la situación en Venezuela”.

Injerencia sin mediaciones

“Es evidente que el conjunto muy grande de mediaciones a las que el gobierno estadounidense había venido recurriendo históricamente para tratar de subvertir el orden democrático no han funcionado, o han tenido un efecto muy limitado, en el sentido de que han logrado provocar bastantes daños, pero no tanto como para que lleguemos a estar en una situación de peligro irreversible. Incluso cuando hemos sufrido los golpes más duros hemos tenido la capacidad de levantarnos, resistir y de seguir construyendo, como también va a ser en esta ocasión. Siempre lo habían hecho por mampuesto, ahora lo que están es prescindiendo de esa mediación y asumiendo ellos directamente la dirección de la agresión contra el proceso bolivariano, eso es una novedad. Y siempre que fue muy visible la participación del gobierno estadounidense en los asuntos internos, eso produjo efectos muy negativos para la oposición venezolana. Está por verse cómo van a desarrollarse los acontecimientos ahora, yo intuyo que la mayoría de la base social del antichavismo está en contra de una injerencia de esta naturaleza, y tenemos una minoría muy facha, la menos de la minoría, la de las guarimbas, que la disfruta y que hay que mantener aislados, con quienes no hay nada que discutir”.

Y en este escenario, agrega, es necesario observar a la oposición: “Recuerdo después del 2013 cuando todos se preguntaban qué iba a pasar con el chavismo, yo decía que había que preguntarse qué iba a pasar con el antichavismo, porque nosotros vamos a seguir para adelante. Está visto que buena parte de la dinámica política, lo que hemos vivido en los últimos dos años ha estado determinado por los conflictos dentro de la oposición, nosotros hemos seguido intentando profundizar este proceso, y recuerdo que hace unos meses caracterizábamos el momento político y decíamos que estábamos pagando las consecuencias de la crisis del vacío de poder –como a ellos les gusta tanto decir- de la oposición”.

En cuanto al imperialismo norteamericano, su decreto ley para “hacer frente a la amenaza”, el análisis del Ministro vuelve a lo primero, al pueblo, al chavismo: “Creo que sigue quedando cada vez más claro que el Gobierno estadounidense está absolutamente convencido de que este es un proceso muy debilitado, siguen menospreciando de una manera verdaderamente sorprendente subestimando al presidente Nicolás Maduro, y subestimando la capacidad que tiene el propio chavismo de reaccionar y de contraatacar cuando toque la oportunidad, han sobrestimado enormemente el malestar popular como consecuencia de la guerra económica, y ese malestar, que es absolutamente real y legítimo, no se va a traducir en que la gente se va a levantar contra el gobierno”.

Por eso la importancia de la reunión de la región occidental del consejo presidencial del gobierno popular de la cultura, la primera de las que van a darse en todas las regiones del país, para continuar impulsando la política estratégica de debate, escucha y empoderamiento. Y para planificar y llevar adelante de conjunto la fuerza de la movilización popular, sin la cual “nada de este proceso se explicaría”, como afirma y concluye Iturriza.

* Marco Teruggi es periodista y poeta. https://comoelvientoenlanoche.wordpress.com/
+ Ver otras publicaciones de: Marco Teruggi

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Ñáñez: A pesar del asedio Venezuela garantiza el derecho a la educación con igualdad de condiciones
Pasajeros con destino a Panamá, por Freddy Ñáñez
Ministro Ñañez entregó computador escolar Canaimita número 90 mil en Yaracuy
Somari Noticiero Cultural se estrenará próximamente por VTV

Etiquetas:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz