Venezuela presentará muestra colectiva en duodécima edición de Bienal de La Habana

_mg_4426_rh1421954297 Una propuesta artística concebida en lo colectivo y basada en un ejercicio identificado como “acupuntura urbana”, que compromete la participación de arquitectos con la comunidad, será la propuesta que Venezuela llevará a la duodécima edición de la Bienal de la Habana 2015, que se celebrará en Cuba del 22 de mayo al 22 de junio. El anuncio fue hecho por el arquitecto participante del proyecto, Adolfo Otero, quien durante un encuentro con los medios de comunicación detalló que la propuesta venezolana plantea una segunda visión de la arquitectura, oficio que durante años ha sido considerado como elitesco y de lujo en el país.

Texto y fotos: AVN

“Nosotros hacemos algo llamado Acupuntura urbana, estrategia también llamada Urbanismo táctico: intervenciones en las comunidades a las cuales no llegamos queriendo construir algo preconcebido, al contrario, hacemos que la gente participe directamente y que sean ellos quienes planifiquen, diseñen y construyan para que se gestione su voluntad”, explicó el creador de 30 años de edad, desde los espacios del Museo Nacional de Arquitectura (Musarq), en Caracas.

_mg_4438_rh1421954299

Este proyecto, que contará con la participación de jóvenes arquitectos y el conocimiento del destacado artista Juvenal Ravelo, se realizará en tres etapas que motivarán la participación del ciudadano común y lograrán establecer con él un diálogo de saberes con el objetivo de repensar el oficio de la arquitectura, que no sólo se concentra en el área académica y empresarial.

“Nosotros como arquitectos no lo sabemos todo. Al final, somos quienes terminamos aportando (al pueblo) herramientas metodológicas de cómo desarrollar el proyecto arquitectónico. Pero son ellos los que saben construir, porque es lo que siempre han hecho”, explicó el creador en rueda de prensa.

_mg_4455_rh1421954299

Foto: AVN

Otero explicó que la primera etapa de esta propuesta —que aún no está pensada para terminar en un tipo de estructura, ni tampoco determina la aplicación de un artículo en específico— se centrará en la activación cultural de la comunidad. “Es importante para nosotros tener una comunidad activa que entienda el proyecto, que esté motivada al trabajo, porque la idea es que sean ellos mismos quienes construyan su espacio”, dijo.

La segunda etapa se refiere a la construcción del proyecto —ya idealizado y con materiales definidos— cuyo desarrollo podría extenderse durante un mes. “Luego vendrá el complemento de la parte gráfica. Esta etapa es fundamental y requerirá de mucho apoyo”, agregó Otero.

El resultado que Venezuela esperar lograr con su participación en la Bienal, es motivar el trabajo colectivo como un espacio para la paz, para la interacción y que de esta manera el ciudadano construya su propio espacio, que lo represente como identidad.

_mg_4448_rh1421954299

“No es sólo el proyecto de Venezuela, sino lo que se construirá en La Habana, Cuba, porque la lógica la estará haciendo también el pueblo cubano por sí mismo, que va a entender cómo estos procesos metodológicos si se pueden replicar para comenzar a transformar su propia realidad. Esa será la ganancia máxima de esta propuesta”, expresó.

Durante 12 años, la Bienal de La Habana ha congregado el trabajo creador de artistas procedentes de América Latina y el Caribe, así como Asia, África y el Medio Oriente. El objetivo de este evento es generar un intercambio cultural, un escenario que haga dialogar a creadores de todo el mundo, en relación con su visión de la arquitectura.

_mg_4433_rh1421954298

_mg_4428_rh1421954298

_mg_4402_rh1421954297

_mg_4409_rh1421954297

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz